MIÉRCOLES, 19 de junio 2024

MIÉ, 19/6/2024

MASCOTAS

Veterinarios desarrollan una herramienta para detectar problemas de movilidad en perros

Un cuestionario para propietarios puede detectar si un perro tiene problemas de movilidad y actuar antes de que el problema sea más grave

La herramienta puede ayudar a los veterinarios a diagnosticar y mitigar el desarrollo de problemas de movilidad en perros.
La herramienta puede ayudar a los veterinarios a diagnosticar y mitigar el desarrollo de problemas de movilidad en perros.

Veterinarios desarrollan una herramienta para detectar problemas de movilidad en perros

Un cuestionario para propietarios puede detectar si un perro tiene problemas de movilidad y actuar antes de que el problema sea más grave

Redacción - 08-01-2024 - 17:09 H - min.

Investigadores veterinarios de la Universidad de Liverpool han desarrollado un enfoque único para detectar y predecir los problemas de movilidad de los perros. Se trata del cuestionario 'GenPup-M' que, a través de una serie de preguntas que responde el propietario, puede establecer si un perro tiene problemas de movilidad.

El cuestionario pide a los propietarios que reflexionen sobre el bienestar y las capacidades físicas de su perro y tiene la capacidad de detectar problemas leves de movilidad. Y es que se ha estimado que hasta el 50% de los perros del Reino Unido son diagnosticados con algún grado de movilidad reducida entre las edades de ocho y trece años. Sin embargo, los cuestionarios de movilidad actuales sólo permiten controlar la movilidad del perro cuando el problema es más grave.

Un estudio sobre el cuestionario se publicó recientemente en la revista Public Library of Science (PLOS ONE) y confirma la validez del conjunto de preguntas a través de un estudio de 62 perros (31 con problemas de movilidad y 31 sin problemas de movilidad).

Los investigadores compararon las respuestas de GenPup-M con los resultados de otras pruebas especializadas, incluido el análisis de la marcha de última generación, para confirmar que los resultados del cuestionario podían identificar con precisión los problemas de movilidad.

Natasha Clark, cirujana veterinaria e investigadora del Departamento de Ciencias Musculoesqueléticas y del Envejecimiento de la Universidad de Liverpool, recuerda que la movilidad reducida puede afectar la capacidad de un perro para participar en actividades e interacciones diarias, moverse o hacer ejercicio libremente. “Si un animal no quiere o no puede jugar, hacer ejercicio o expresar un comportamiento normal, esto puede afectar su calidad de vida”, indica.

“Con el tiempo y si se realiza en cada chequeo, el cuestionario GenPup-M puede detectar cambios sutiles en la movilidad de un perro, sin la necesidad de realizar análisis de la marcha costosos y que consumen mucho tiempo. La herramienta también puede ayudar a los veterinarios a diagnosticar y, con suerte, mitigar el desarrollo de problemas de movilidad”, añade.

Pero Clark explica que la investigación no se detiene aquí y continuarán investigando y desarrollando GenPup-M para perfeccionarlo y convertirlo en una herramienta aún más eficaz para veterinarios y cuidadores de perros.

Las preguntas sobre movilidad se diseñaron conjuntamente con la ayuda de la profesora Eithne Comerford , profesora de cirugía de pequeños animales de la Universidad de Liverpool.

VOLVER ARRIBA