SÁBADO, 23 de marzo 2019, actualizado a las 11:31

SÁB, 23/3/2019 | 11:31

MASCOTAS

Unos dientes mal cuidados pueden afectar al corazón de las mascotas

Según los expertos, más del 85% de los perros y gatos muestran en algún momento de su vida síntomas de una enfermedad periodontal que, de no ser tratada, puede desembocar en cardiopatías o afectar al riñón y al hígado

GALERIA

Unos dientes mal cuidados pueden afectar al corazón de las mascotas

Según los expertos, más del 85% de los perros y gatos muestran en algún momento de su vida síntomas de una enfermedad periodontal que, de no ser tratada, puede desembocar en cardiopatías o afectar al riñón y al hígado

Javier López Villajos - 18-05-2018 - 14:00 H

Los profesionales señalan que, en el 85% de los casos, es habitual que los perros, en algún momento de su vida, desarrollen lesiones que puedan afectar a sus encías. Y cuando dichas lesiones se extienden a todo el tejido que rodea al diente, padecen la llamada “enfermedad periodontal”.

Esta afección comienza con la formación de placa bacteriana que deposita minerales, formando el sarro dental (también conocido como odontolitiasis) y posteriormente la inflamación e infección del tejido periodontal, pudiendo comprometer la movilidad de la pieza dental además de modificar la acidez normal de la boca. Llegando a producirse cálculos dentales, el tratamiento es quirúrgico, y de no atenderse como se debe, puede generar cardiopatías o afectar al riñón y al hígado.

Los expertos señalan que la enfermedad periodontal en perros se presenta habitualmente entre los 6 y 8 años de edad, dependiendo de las condiciones de vida del animal y de la predisposición racial e individual; mientras que en las razas pequeñas como el maltés o el yorkshire, la evolución puede ser prematura, pudiendo observarse periodontitis crónica entre los 2 y 3 años.

DIAGNÓSTICO

En el caso de los gatos, enfermedades virales como VIF, VILEF, Calicivirus o Panleucopenia favorecen el desarrollo de la gingivitis y estomatitis, predisponiéndolos también a la enfermedad periodontal. Los signos clínicos, tanto en perros como en gatos, son el cambio de coloración del esmalte, el mal aliento o halitosis, el sangrado gingival y la dificultad para masticar e ingerir alimentos.

De cara a prevenir esta dolencia, es aconsejable la masticación de productos consistentes ya que actúa como un barrido mecánico para sus dientes; una higiene bucal periódica mediante el cepillado junto con una solución antiséptica para uso animal; y también es importante revisar su historial clínico donde se registran hábitos alimenticios y revisiones ya que esta patología puede ser el reflejo de otras enfermedades como la insuficiencia renal crónica.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.