MIÉRCOLES, 15 de agosto 2018, actualizado a las 5:14

MIÉ, 15/8/2018 | 5:14

MADRID

MASCOTAS

Perros y lectura en ayuda de niños con necesidades especiales

Perros y Letras es un programa que ayuda con perros a niños a mejorar sus habilidades de lectura y sus relaciones sociales. Es un programa que se realiza en colegios y en bibliotecas aunque está enfocado para todo el mundo

GALERIA

Perros y lectura en ayuda de niños con necesidades especiales

Perros y Letras es un programa que ayuda con perros a niños a mejorar sus habilidades de lectura y sus relaciones sociales. Es un programa que se realiza en colegios y en bibliotecas aunque está enfocado para todo el mundo

Isabel Gómez - 06-04-2018 - 14:00 H

El proyecto Perros y Letras emplea a canes para que niños y adultos puedan mejorar sus capacidades de lectura. Este proyecto se lleva a cabo en 21 países del mundo y en España está implantado desde el año 2012.

Este proyecto se conoce como R.E.A.D (Reading Education Assistance Dogs) y nació en 1998 en Estados Unidos. Perros y Letras son los representantes en España de este programa. Según indica Elena Domínguez, directora de Perros y Letras, en declaraciones exlusivas para Animal's Health, los integrantes del proyecto no son adiestradores caninos, sino que son profesionales de las áreas de Educación, Psicología, Trabajo Social o Logopedia que casi siempre trabajan con sus propios perros para que no solo haya mejoras en el ámbito académico, sino también en el emocional o psicológico.

Actualmente, trabajan sobre todo en colegios y en bibliotecas, aunque también trabajan con un público adulto. El programa en los colegios suele estar dirigido para niños con alguna necesidad especial, pero en el caso de las bibliotecas o librerías está abierto para todo el mundo. “Lo importante es que disfruten con la lectura”, reconoce Elena Domínguez, directora de Perros y Letras.

En las lecturas, el perro es el principal centro de atención. Los niños se olvidan del terapeuta. “El can es el que escucha al niño leer y es el que interactúa en función de lo que el niño esté leyendo”, explica Elena Domínguez. El perro es el que pide al niño que le repita lo que está leyendo o que le explique lo que ha leído. “Jugamos con el cambio de rol, por lo que son los niños los que ejercen como profesor del perro”, enfatiza.

BENEFICIOS CON ESTE PROYECTO

Los beneficios que trasladan los colegios a Perros y Letras es que los niños mejoran la fluidez y la comprensión lectora. También tienen mayor concentración, tranquilidad y relajación. Otro aspecto muy importante es que mejoran tanto su autoestima como las relaciones sociales con sus compañeros. “Los niños no ven esto como algo negativo sino que se consideran los elegidos, son los que van a contar cuentos a los perros”, explica la directora del proyecto.

Los pequeños adquieren mayor vocabulario porque usan el diccionario para buscar lo que no entienden y también tienen mejor expresión oral porque le cuentan al perro lo que han leído.

Los padres trasladan que hay un aumento en el gusto por la lectura. “Un aspecto donde se incide bastante en este proyecto es la motivación, los niños leen en casa a sus mascotas, ya sean perros, hámster o peces, o incluso a sus hermanos pequeños”, revela Elena Domínguez. Además, también son los mismos niños los que piden después un libro para leer o ir a la biblioteca.

PERROS CON TEMPERAMENTO TRANQUILO

No todos los perros sirven para el programa R.E.A.D. Tienen que ser canes equilibrados, que les guste el contacto con los niños. Tienen que tener un temperamento tranquilo, porque en los colegios están en un ambiente ruidoso y con muchos estímulos, destaca la directora del proyecto. “No existe ninguna prohibición de razas, se acepta cualquier perro que cumpla con los requisitos para el examen”, indica.

Para formar parte del equipo R.E.A.D tanto el profesional como su perro ha de realizar un examen que se renueva cada dos años. Lo que explica la directora de Perros y Letras es que el adiestramiento de los canes es previo a este examen. Este proyecto no adiestra a los perros, es una tarea previa. Si son aceptados, únicamente se les entrena los aspectos específicos del programa. La parte humana del equipo también realiza un curso donde se realiza una parte teórica que se lleva a Estados Unidos para ser corregida.

Actualmente, hay 6.000 equipos repartidos por los 21 países donde se desarrolla este proyecto. En la prueba se evalúa al perro con su dueño. Entre los puntos que se examinan están el temperamento, habilidades como la obediencia y el vínculo entre el perro y el propietario. Los dos más importantes son el temperamento y el vínculo, ya que el resto de habilidades se pueden trabajar, específica Elena Domínguez.

  • GALERIA

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.