DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 5:52

DOM, 31/5/2020 | 5:52

MASCOTAS

Un nuevo tratamiento podría revertir la diabetes tipo 1 en perros

La nueva terapia ha conseguido revertir la diabetes tipo 1 en 24 horas evitando la necesidad de insulina durante 90 días. El tratamiento permitiría controlar la enfermedad de forma prolongada en perros y humanos

Un nuevo tratamiento podría revertir la diabetes tipo 1 en perros

Un nuevo tratamiento podría revertir la diabetes tipo 1 en perros

La nueva terapia ha conseguido revertir la diabetes tipo 1 en 24 horas evitando la necesidad de insulina durante 90 días. El tratamiento permitiría controlar la enfermedad de forma prolongada en perros y humanos

Redacción - 26-09-2018 - 14:00 H

Revertir la diabetes tipo 1 en perros y humanos  sin necesidad de las inyecciones de insulina o la bomba de insulina está cada vez más cerca de convertirse en una realidad, tras los resultados obtenidos en este primer estudio realizado en ratones.

Y es que un grupo de investigadores de la Purdue University en colaboración con la Indiana University School of Medicine (Estados Unidos) han logrado desarrollar una única inyección con una solución de colágeno mezclada con células pancreáticas que podría revertir eficazmente la diabetes tipo 1 en tan solo 24 horas y evitar la necesidad de insulina durante 90 días.

El próximo paso será probar esta terapia en perros diabéticos y finalmente en humanos. En este sentido, la principal autora del estudio, Clarissa Hernandez Stephens, explica que “nosotros queremos acortar las diferencias entre el ratón y el humano, ayudando primero a los perros, y de esta forma los perros podrían darnos información valiosa sobre el grado de éxito que el tratamiento podría tener en los humanos”.

Y es que, dado que la enfermedad se comporta de manera similar en perros y humanos, el ensayo con los perros también les ayudaría a conocer la potencial eficacia del tratamiento en los pacientes humanos.

TIPO DE TRATAMIENTO

Este tratamiento para la diabetes tipo 1 consiste en un conjunto de células pancreáticas que reemplazarían a los grupos de células denominados islotes pancreáticos que no funcionan correctamente y no liberan insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

El trasplante de islotes, lejos de ser una técnica moderna, supone numerosos retos, ya que  son necesarios múltiples donantes. Además, el método actual con el que se suministran es demasiado invasivo, y el sistema inmune tiende a destruir una gran parte de los islotes trasplantados.

Para superar todos estos problemas derivados del trasplante de islotes, los autores del estudio modificaron su forma de presentación y los colocaron en una solución que contenía colágeno, para inyectarlos posteriormente bajo la piel de los animales, en vez de utilizar el método tradicional que los implantaba en el hígado. La solución se consolidó bajo la piel y el organismo reconoció el colágeno y le suministró riego sanguíneo para intercambiar insulina y glucosa.

RESULTADOS DEL ENSAYO

En el ensayo, se analizaron los efectos de esta solución entre ratones gemelos y no gemelos para observar las posibles discrepancias, y se comprobó que cuando el roedor donante y el receptor eran gemelos, el diabético podía permanecer hasta 90 días sin necesidad de una nueva inyección, mientras que cuando los animales no eran gemelos los niveles de azúcar en sangre del receptor se mantenían estables durante al menos 40 días. Además, en ambos casos, la mayoría de los islotes trasplantados sobrevivieron, por lo que no fue necesario disponer de múltiples donantes para compensar los eliminados por el sistema inmune.

Para realizar el nuevo ensayo en perros con diabetes, los investigadores evaluarán la viabilidad de trasplantarles islotes de células madre programadas para producir insulina procedentes de cerdos, con la esperanza de aumentar la disponibilidad de donantes.

De esta forma, de confirmarse la seguridad y eficacia de esta nueva terapia, podría convertirse en la primera terapia mínimamente invasiva para revertir la diabetes tipo 1 en perros y humanos así como contribuir a mejorar el tratamiento de los casos graves de pancreatitis.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.