MARTES, 19 de octubre 2021, actualizado a las 20:16

MAR, 19/10/2021 | 20:16

MASCOTAS

La thelaziosis se extiende por Cataluña: “Nos estamos relajando a la hora de desparasitar”

Arnau Bernet, el veterinario que ha diagnosticado un nuevo caso de thelaziosis en un perro en Girona, advierte que ha observado un aumento de casos de todo tipo de parasitaciones en animales de compañía

Arnau Bernet trabajando en su clínica con un perro.
Arnau Bernet trabajando en su clínica con un perro.

La thelaziosis se extiende por Cataluña: “Nos estamos relajando a la hora de desparasitar”

Arnau Bernet, el veterinario que ha diagnosticado un nuevo caso de thelaziosis en un perro en Girona, advierte que ha observado un aumento de casos de todo tipo de parasitaciones en animales de compañía

Jorge Jiménez - 08-10-2021 - 14:15 H

El pasado mes de junio de 2021, se publicaba una investigación que contó con la participación del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, en la que se describía un caso de thelaziosis humana en una mujer en Madrid.

El caso sirvió para poner en valor la importancia de controlar las zoonosis como la thelaziosis, una enfermedad producida por la Thelazia callipaeda, un parásito que infesta los ojos de perros, gatos y, en ocasiones, humanos.

España cuenta con varias regiones endémicas, como la de La Vera, en la provincia de Cáceres, en Extremadura (prevalencia del 61,3%); y la de El Escorial, en Madrid (29,9%).

No obstante, la enfermedad se ha detectado también fuera de estas zonas endémicas. De hecho, recientemente era diagnosticado un caso de thelaziosis en un perro en Empuriabrava (Girona), en la clínica Vet Aquí Veterinaris.

Arnau Bernet, veterinario del centro, explica en declaraciones para Animal’s Health que, aunque este caso no es el primero de Cataluña —ya que se había detectado previamente thelaziosis en Lleida—, sí que es el primero de la zona del que tiene constancia. “Es una enfermedad emergente que siempre tengo en mente”, asegura Arnau.

Sobre el caso detectado, el veterinario explica que el perro había sido operado por una verruga en el borde de un párpado que le provocaba conjuntivitis y había tenido una buena recuperación después.

“En una llamada telefónica, los propietarios me dijeron que querían venir para una revisión rutinaria porque en el ojo operado volvía a tener conjuntivitis, algo que me sorprendió mucho”, apunta.

Ya en la consulta, Arnau pudo comprobar que la conjuntivitis que presentaba el perro era “mucho más evidente que la típica conjuntivitis irritativa”, con presencia de moco y el ojo muy enrojecido y con señales de herida en la córnea.

“Como aquí esta zona tiene mucha vegetación y a veces encontramos cuerpos extraños en el párpado de los animales, pusimos una gota de anestésico y exploramos con un escobillón el ojo del perro”, detalla.

Gracias a la exploración, Arnau encontró los gusanos causantes de la afección en el saco lagrimal del perro. “Tras ponerlos en el microscopio vimos que eran gusanos libres, que estaban incluso desovando”, recuerda.

Imagen de la thelazia en el microscopio

“HE VISTO UN AUMENTO DE CASOS DE TODO TIPO PARASITACIONES”

Tras el hallazgo, el veterinario limpió el ojo del perro y le proporcionó un antiparasitario al animal, que tuvo una respuesta “muy buena” al tratamiento.

Arnau, asegura que, aunque era la primera vez que veía thelazias, pudo identificarlas rápidamente gracias a que tenía en mente que un caso como este podría presentarse algún día en su clínica.

“Era un gusano visible a simple vista que rápidamente me trajo a la cabeza la imagen de la thelazia”, indica el veterinario, que explica que tras el caso se puso en contacto con un compañero de profesión de la zona, aunque este admitió que no había visto ningún caso similar.

Respecto al origen del caso, Arnau explica que, hasta donde sabe, el perro infectado no ha estado previamente en ningún área endémica de España. “Yo creo que el caso se ha originado aquí, el vector es la mosca de la fruta, y aquí tenemos cultivos de fruta”, señala.

“He visto un aumento de casos de todo tipo parasitaciones”, apunta el veterinario, que destaca que la thelazia se trata con antiparasitarios “normales” y subraya la importancia de realizar correctamente la desparasitación de los animales de compañía. “Nos estamos relajando a la hora de desparasitar a los animales”, advierte.

Y es que, según explica Arnau, el perro al que se diagnosticó thelaziosis llevaba 3 años sin desparasitarse internamente. En este sentido, el veterinario asegura que si se siguen correctamente buenas pautas de desparasitación en los animales de compañía, “es difícil” que se lleguen a ver casos como este.

En cuanto a la desparasitación, Arnau hace especial hincapié en su importancia, ya que la thelazia convive en reservorios como los gatos de las colonias felinas que viven en las ciudades y pueblos.

“Es de vital importancia que seamos conscientes de que la thelaziosis es una zoonosis, al igual que otros nematodos, y que puede acabar afectando a las personas. Por lo tanto, ya no estamos hablando de la salud del animal, sino que es un asunto de salud general”, subraya el veterinario.

Por otro lado, también cuenta que ha observado un rebrote de las enfermedades parasitarias desde que han empezado a aumentar las temperaturas a causa del cambio climático, que prolonga los ciclos de vida de los vectores.

Desde que ha tenido este caso en su clínica, Arnau se muestra aún más alerta ante signos clínicos que puedan conllevar una thelaziosis. “Desde que ha pasado esto, cada moco que veo que es una legaña extraña, lo saco y lo pongo al microscopio, aunque de momento no he visto ninguna más”, concluye.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.