MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:49

MIÉ, 20/3/2019 | 8:49

MASCOTAS

Salvan la vida de un gato con graves quemaduras por un desinfectante

Una veterinaria logra mediante la realización de cuidados intensivos que un gato se recupere de las graves quemaduras, tanto externas como internas, que sufrió debido a un accidente provocado por un desinfectante para la ropa

GALERIA

Salvan la vida de un gato con graves quemaduras por un desinfectante

Una veterinaria logra mediante la realización de cuidados intensivos que un gato se recupere de las graves quemaduras, tanto externas como internas, que sufrió debido a un accidente provocado por un desinfectante para la ropa

Javier López Villajos - 22-02-2019 - 11:02 H

Jenny Slight, veterinaria en la clínica Charter Vets de Congleton, Reino Unido, consiguió, a través de una serie de cuidados intensivos, salvar la vida de un gato después de que sufriera graves quemaduras en la boca, el aparato digestivo y la piel debido a un accidente causado por un desinfectante para la ropa.

El gato en cuestión, llamado Hamish, se encontraba tumbado y con espuma en la boca cuando sus dueños, Pete y Carolina Valentine, llegaron a casa. La pareja no tardó en llegar a la conclusión de que el otro gato de la casa, Mittens, debió haber tirado por accidente el bote de desinfectante de la encimera de la cocina, que finalmente cayó sobre el cuerpo de Hamish. Con todo, el gato también lamió el líquido del desinfectante que se esparció por el suelo tras la caída. Como resultado, Hamish sufrió graves quemaduras tanto en la piel como en la boca y el resto del aparato digestivo.

Los Valentine acudieron de urgencia a la clínica Charter Vets donde el animal pasó una semana recibiendo cuidados intensivos pese a que Slight no estaba segura de si Hamish lograría sobrevivir dado que era difícil calcular el alcance del daño que le había producido el desinfectante en sus entrañas.

  • GALERIA

    Comienzo del tratamiento

  • GALERIA

    Instante de la recuperación

Para ello, el equipo de Slight tuvo que insertar un drenaje en el estómago de Hamish a través del cual fue alimentado mientras se le remplazaban, de forma regular, los vendajes que cubrían las úlceras de su boca y su costado, que además requerían de limpieza y desinfección. Una vez que Hamish recuperó las suficientes fuerzas, se le retiró el goteo para que comenzara de nuevo a alimentarse solo y poco a poco el animal volvió a recuperar su pelaje y el resto de heridas se curaron de manera satisfactoria.

Tras atender este caso, Slight aprovechó para advertir a sus dueños y a otros propietarios de gatos del peligro que supone dejar productos de limpieza al alcance de las mascotas, aconsejando que, de no poder evitar un accidente de este tipo, se lave la piel del animal afectado con abundante agua para minimizar los efectos de la quemadura. 

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.