MIÉRCOLES, 6 de julio 2022, actualizado a las 6:12

MIÉ, 6/7/2022 | 6:12

MASCOTAS

Recomendaciones veterinarias para proteger a las mascotas de la primera ola de calor del año

Ante las altas temperaturas que dejará la ola de calor de esta semana de mayo en España, la salud de las mascotas puede verse afectada si no se siguen las pautas y recomendaciones veterinarias

La primera ola de calor del año puede poner en peligro a las mascotas.
La primera ola de calor del año puede poner en peligro a las mascotas.

Recomendaciones veterinarias para proteger a las mascotas de la primera ola de calor del año

Ante las altas temperaturas que dejará la ola de calor de esta semana de mayo en España, la salud de las mascotas puede verse afectada si no se siguen las pautas y recomendaciones veterinarias

Laura Castillo - 19-05-2022 - 09:43 H - min.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha lanzado un aviso por temperaturas excepcionalmente altas debido a la entrada progresiva de una masa de aire muy cálido y seco, de origen africano, sobre la Península y Baleares, que se intensificará a partir del viernes y, sobre todo, durante el fin de semana. Según los datos de la Aemet, durante la ola de calor, la primera del año, se podrían alcanzar temperaturas de hasta 38 o los 40 grados centígrados.

Estas altas temperaturas podrían comprometer la salud y estabilidad de las mascotas, que podrían verse gravemente afectadas. Los veterinarios tratan de concienciar a la población sobre los peligros de las olas de calor, como es el caso del Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema).

Colvema apunta que la mascota debe tener a su disposición agua fresca y limpia las 24 horas del día y comprobar periódicamente que quede agua en el bebedero y que no esté a pleno sol, pues con el calor es fácil que el agua evapore o simplemente se caliente y el perro deje de beber. Asimismo, señalan que el calor intenso puede reducir el apetito, por lo que se recomienda darle de comer en las horas menos cálidas del día.

Por otro lado, entre otras recomendaciones veterinarias, se incluye no pasear a los perros en las horas centrales del día, ya que las superficies como el asfalto o el suelo de las aceras puede llegar a alcanzar altas temperaturas, pudiendo causar quemaduras en las almohadillas de los animales.

Para este último problema, existen algunas compañías como Stangest, que ha diseñado un producto apto para proteger las almohadillas plantares de los perros llamado CurtiVet, y que viene en formato de loción curtiente para esa zona de las patas en espray.

La loción incorpora Urea y Dimetil sulfona (MSM), dos agentes queratolíticos claves para el mantenimiento de la piel, que ayudan a endurecer la queratina, prevenir las irritaciones y aumentar la resistencia al roce.

Asimismo, los veterinarios de Madrid sugieren al propietario que pregunte a su veterinario si la mascota se beneficiaría de un corte de pelo. “Lo importante es dejar unos 2-3 centímetros aproximados de longitud ya que el pelo en parte protege del calor y de las quemaduras solares”, indican.

Para proteger la piel y el pelo existen los protectores solares. En este caso, HelioVet, también de Stangest, es un protector solar específico para perros y gatos que ofrece una protección muy alta (SPF50+) frente a los efectos nocivos del sol y que, además, está disponible en formato crema y en espray y su innovadora textura en gel es de rápida absorción y resistente al agua.

GOLPES DE CALOR Y ESTRÉS TÉRMICO

Colvema ofrece también pautas para identificar un golpe de calor en mascotas. “Los perros no transpiran como los humanos, sino que lo hacen sólo a través de la boca dificultando mucho más su autorregulación de temperatura”, explican.

Los síntomas que hay que detectar son que el animal respire con dificultad y se niegue a andar. En este caso, lo primero es intentar bajar la temperatura lo antes posible. “Busca rápidamente una sombra, ofrécele agua si puede beber, y refréscale poco a poco (nunca de golpe en una bañera o con una manguera) hasta que se estabilice y retome una respiración normal”, señalan.

Si los síntomas o la situación son más graves, apuntan que se puede empapar una camiseta en agua y aplicársela a modo de paño húmedo en cuello y cabeza y llevarle urgentemente a un centro veterinario.

Además del golpe de calor, existe el denominado estrés térmico. Tal y como explicó el miembro del departamento de Ciencia Animal y Alimentaria de la Universidad Autónoma de Barcelona y experto en biodiversidad, Xavier Manteca, uno de los expertos que participan en la iniciativa #ProtectOurFutureToo de MSD Animal Health, “cuando un animal experimenta estrés térmico, no está bien, su rutina se altera y su comportamiento puede verse modificado”. 

Si el estrés térmico se alarga al igual que esta ola de calor va a prolongarse durante lo que queda de semana, “hay consecuencias negativas a nivel orgánico, puede producirse un estado de inmunodepresión que hace que el animal sea más susceptible a contraer enfermedades”, afirma Manteca.

PARÁSITOS Y PERROS BRAQUICÉFALOS

Por su parte, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA), llama a mantener a una mascota libre de parásitos que son más comunes durante el clima cálido, como pulgas, garrapatas y el gusano del corazón.

Adicionalmente, la AVMA recomienda consultar al veterinario antes de comenzar un programa de ejercicios para un animal, pues las mascotas con sobrepeso y las razas de perros braquicéfalos tienen un mayor riesgo de problemas con el ejercicio en climas cálidos. 

De esta forma, advierte que no se debe caminar o correr con un perro durante las horas más calurosas del día o en días particularmente cálidos, que hay que tomar descansos frecuentes, y llevar suficiente agua tanto para el propietario como para su mascota.

VOLVER ARRIBA