JUEVES, 28 de mayo 2020, actualizado a las 8:29

JUE, 28/5/2020 | 8:29

MASCOTAS

Recomendaciones para la salud de las mascotas ante el frío

Los perros y los gatos pueden tener problemas de salud cuando llega el frío del invierno. Tenerlos secos, cuidar su alimentación y proporcionales lugares calientes son algunas de las recomendaciones para mantenerles sanos

Recomendaciones para la salud de las mascotas ante el frío

Recomendaciones para la salud de las mascotas ante el frío

Los perros y los gatos pueden tener problemas de salud cuando llega el frío del invierno. Tenerlos secos, cuidar su alimentación y proporcionales lugares calientes son algunas de las recomendaciones para mantenerles sanos

Isabel Gómez - 01-03-2018 - 14:00 H

Las mascotas también pasan frío. Aunque los perros y gatos cuenten con un pelaje que les ayuda en las épocas más gélidas, este no les salva totalmente de las condiciones extremas del mal tiempo como temperaturas bajas o la lluvia. En ésta época del año hay que tener algunas consideraciones para que las mascotas no tengan problemas de salud.

En el caso de los perros los expertos enumeran ciertos síntomas que presentan cuando pasan frío como sequedad en la piel, respiración lenta, duermen más de lo normal y tienen temblores. Las medidas que se pueden adoptar es tapar al animal con una manta, permitir que el perro se resguarde del frío exterior dentro de casa o en algún lugar donde no haya corrientes.

Si el animal se deja, también es conveniente que en los días con temperaturas bajas o días de lluvia se proteja al can con algún abrigo o un impermeable durante sus paseos por la mañana o por la noche. Además, es conveniente reducir el tiempo de las salidas para que no pase tanto frío. Los expertos también aconsejan que tengan a su alcance alguna cama o manta para que no les dé de una forma directa el frío del suelo si quieren tumbarse.

Algunos perros también presentan pequeñas heridas en las almohadillas de sus patas, por lo que si se resecan o agrietan es conveniente tener hidratada esa zona. Además, hay que presentar atención a los oídos y que estén secos siempre. Muchos perros tienen la zona de las orejas muy sensible y el frío o la lluvia podrían provocarles una otitis.

Los gatos también pueden tener problemas con la llegada del invierno. Los felinos que incluso viven en el exterior pueden enfrentarse a la hipotermia felina. Los síntomas que enumeran los expertos son temblores, rigidez muscular, debilidad, pérdida de apetito, dificultad para respirar e incluso pueden tener un colapso.  

Si el gato se ha mojado, habrá que secarlo inmediatamente e intentar abrigarlo para dar calor a su cuerpo. Además, también habría que igualar sus niveles de glucosa, ya que cuando este animal pasa frío su cuerpo reacciona bajando los niveles de azúcar. También hay que revisar el cuerpo del animal, puesto que exposiciones prolongadas al frío puede provocarles algunas heridas o quemaduras que tienen que ser tratadas lo antes posible por un veterinario.

También, los expertos explican que hay que tener especial atención a los gatos que acaban de nacer o que tienen pocos meses de vida. El sistema inmunológico no está desarrollado por lo que habrá que habrá que taparle con una manta e incluso en su alimentación aportar un extra de calorías. En gatos adultos o mayores, en especial los de pelo corto o sin pelo, habrá que proporcionales una dieta con suficientes calorías y darles la posibilidad de que tengan una fuente de calor para protegerse del frío.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.