SÁBADO, 19 de septiembre 2020, actualizado a las 17:23

SÁB, 19/9/2020 | 17:23

MASCOTAS

Las razas de perro más proclives a sufrir dermatitis por malassezia

La literatura científica apunta que razas como el bóxer, el basset hound o el pastor alemán son más propensas a sufrir dermatitis por malassezia, un hongo que está en la piel sana de los perros, pero puede causar infecciones secundarias

El basset hound es una de las razas proclives a sufrir dermatitis por malassezia.
El basset hound es una de las razas proclives a sufrir dermatitis por malassezia.

Las razas de perro más proclives a sufrir dermatitis por malassezia

La literatura científica apunta que razas como el bóxer, el basset hound o el pastor alemán son más propensas a sufrir dermatitis por malassezia, un hongo que está en la piel sana de los perros, pero puede causar infecciones secundarias

Redacción - 27-08-2020 - 15:20 H

Malassezia pachydermatis es un hongo microscópico que normalmente está presente en cantidades reducidas en los conductos auditivos externos y en las zonas mucocutáneas superficiales de los perros. La malassezia vive en la piel sana de perros, junto a otras bacterias como  Staphylococcus pseudintermedius.

Sin embargo, la literatura científica señala que cuando se producen afecciones del sistema inmunológico o enfermedades cutáneas que rompen la barrera epidérmica, puede producirse un sobrecrecimiento microbiano.

Esto puede provocar infecciones cutáneas oportunistas, como la dermatitis por malassezia; la más común es M. pachydermatis, aunque rara vez se pueden observar otras especies de malassezia como causa de dermatitis, como M. sympodialis.

Por tanto, la dermatitis por malassezia en perros suele ser una infección secundaria debida a una enfermedad cutánea subyacente, como la alergia (que incluye dermatitis atópica canina y dermatitis alérgica por pulgas), pioderma bacteriano recurrente y enfermedades endocrinas (especialmente hipotiroidismo).

La dermatitis por malassezia es común en perros, y las partes del cuerpo más afectadas incluyen márgenes labiales, conductos auditivos, axilas, ingle, cuello ventral, piel interdigital, pliegues faciales o de la cola, piel perivulvar y piel perianal.

Las lesiones pueden ser localizadas o generalizadas. El prurito, un signo importante, suele ser intenso y se acompaña de un olor desagradable. Las lesiones cutáneas pueden presentarse en diversas formas, que pueden verse afectadas por la cronicidad de la enfermedad, la enfermedad subyacente primaria, la terapia previa y la infección bacteriana concurrente.

Existen varios factores predisponentes que pueden hacer que M. pachydermatis se convierta en un patógeno. Estos factores incluyen un aumento de la humedad, presencia de pliegues cutáneos, niveles de pH cutáneo alterados, tratamiento previo con antibióticos y tratamiento prolongado con corticosteroides.

Además, existen varias razas que están predispuestas a padecer esta enfermedad, como el west highland white terrier, el basset hound, el cocker spaniel americano, el shih tzu, el caniche, el boxer, el cavalier king charles spaniel, el pastor alemán y el dachshund.

TRATAMIENTO CONTRA LA MALASSEZIA EN PERROS

El principal tratamiento se centra en abordar la enfermedad subyacente que causa que la malassezia provoque problemas, aunque si esta enfermedad o los factores predisponentes no se controlan, o se tratan de manera inadecuada, es aconsejable llevar a cabo un tratamiento antifúngico.

Diversos estudios sobre el tratamiento antimicrobiano tópico de infecciones de la piel con bacterias o hongos señala que, en el caso de la Malassezia, están recomendados los champús que contienen 2% de miconazol y 2% de clorhexidina.

De hecho, estos son los dos principales principios activos de Malaseb de Dechra. El miconazol es un agente antifúngico efectivo contra Malassezia pachydermatis y Staphylococcus pseudintermedius, mientras que la clorhexidina es un agente antiséptico de amplio espectro bactericida con actividad frente a bacterias Gram-positivas y Gram-negativas, como Staphylococcus aureus.

La evidencia reciente ha demostrado que el uso de clorhexidina y miconazol en proporción 1:1 tienen un efecto potenciado contra los estafilococos caninos, incluyendo las cepas resistentes de Staphylococcus aureus y pseudointermedius resistentes a la meticilina.

La fórmula con registro veterinario de Malaseb está disponible en forma de champú y su formulación tópica permite que el tratamiento sea aplicado en el lugar de sobrecrecimiento. Además, la acción del champú elimina físicamente las escamas, costras, el exudado graso y el olor y contiene acondicionador que deja el pelo manejable.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.