JUEVES, 13 de junio 2024

JUE, 13/6/2024

MASCOTAS

La radioterapia consigue tratar con éxito el cáncer y la osteoartritis de un perro

Un Hospital Veterinario ha compartido el caso clínico de un perro que fue tratado con radioterapia tanto de un timoma como de su grave osteoartritis

Imágenes de las tomografías computarizadas del perro antes y después del tratamiento.
Imágenes de las tomografías computarizadas del perro antes y después del tratamiento.

La radioterapia consigue tratar con éxito el cáncer y la osteoartritis de un perro

Un Hospital Veterinario ha compartido el caso clínico de un perro que fue tratado con radioterapia tanto de un timoma como de su grave osteoartritis

Redacción - 11-06-2024 - 17:56 H - min.

El Hospital de la Escuela de Estudios Veterinarios de la Universidad de Edimburgo ha informado del éxito del tratamiento con radioterapia de Bailey, un labrador retriever de 11 años, que estaba haciendo frente a un tipo raro de cáncer y a los problemas de movilidad derivados de su severa ostoeartritis.

Para ello, veterinarios especialistas en oncología radioterápica utilizaron el acelerador lineal del Hospital, una máquina que se utiliza comúnmente para administrar tratamientos de radiación a pacientes con cáncer.

El perro fue ingresado después de que se le diagnosticara timoma, un tipo de raro de cáncer que se desarrolla en el timo, una glándula que se encuentra en el pecho de los perros y está rodeada por el corazón y los pulmones.

Una tomografía computarizada mostró que el timoma de Bailey medía más de 15 centímetros y presionaba su corazón, pulmones, tráquea y esófago. Debido a esto, Bailey estaba muy letárgico y débil, tenía mucha sed y ganas de orinar, y sufría arcadas al comer.

En el momento del diagnóstico, los análisis de sangre mostraron que Bailey también tenía niveles elevados de calcio que ponían en peligro su vida. Para tratar este raro trastorno, un síndrome paraneoplásico asociado con su timoma, para lo que recibió un tratamiento intravenoso, a base de zoledronato.

La cirugía para extirpar el tumor no era una opción, ya que había invadido las estructuras circundantes del cuerpo de Bailey. Por tanto, se consideró que la radioterapia era la mejor opción para él.

ÉXITO DE LA RADIOTERAPIA

La radioterapia utiliza una forma especial de fotones de alta energía, que penetran profundamente en los tejidos para llegar al tumor y destruir las células cancerosas que crecen rápidamente, sin afectar los tejidos normales circundantes.

Finalmente, Bailey recibió 20 sesiones de radioterapia de forma ambulatoria para reducir el tamaño del tumor y prolongar su vida durante un período de cuatro semanas. Durante todo el proceso se utilizaron las tomografías para verificar la situación del paciente, de modo que la radiación pudiera aplicarse con precisión milimétrica.

Superado el tratamiento, Bailey fue dado de alta nuevamente al cuidado de su propietaria después de su última sesión de radioterapia, con controles cada tres meses en el Hospital para controlar el tamaño del tumor.

Nueve meses después de la última sesión de radioterapia, el tumor de Bailey sigue haciéndose más pequeño. Desde la Universidad de Edimburgo destacan que la radioterapia ha logrado reducir el tumor en más del 50% y ya no compromete la función cardíaca, pulmonar o esofágica. Sus niveles de calcio también se han mantenido normales desde el tratamiento.

TRATANDO SU SEVERA OSTEOARTRITIS

Sin embargo, a pesar del éxito del tratamiento del timoma de Bailey, este volvió a ser remitido al hospital por segunda vez debido a su grave osteoartritis, que no respondía al tratamiento veterinario tradicional. Debido a esto, su movilidad era limitada y sentía mucho dolor.

En este caso, los veterinarios que lo trataron tuvieron en cuenta que se ha demostrado que la radioterapia dirigida reduce significativamente la inflamación de las articulaciones y el dolor asociado con la osteoartritis. Por lo tanto, Bailey recibió tres sesiones de radioterapia a dosis bajas en el transcurso de una semana en ambos codos.

Desde su tratamiento con radioterapia, la movilidad y la calidad de vida de Bailey han mejorado significativamente. Además, en un centro junto a su casa, también acude a hidroterapia y fisioterapia para ayudar a mantener la función articular en el futuro.

“El perro ahora está prosperando, con mayores niveles de energía y movilidad como resultado del tratamiento”, concluyen.

LA ONCOLOGÍA VETERINARIA Y LA INNOVACIÓN EN EL SECTOR

Como se puede comprobar en este caso clínico, la oncología veterinaria es un campo que, cada vez más, despierta el interés tanto de los propietarios como de los veterinarios. Es más, comienza a ser cada vez más común este tipo de tratamientos de última tecnología para tratar cánceres en animales de compañía.

Se trata de un auge general que genera avances terapéuticos, no solo tecnológicos, sino también farmacológicos, así como nuevos métodos diagnósticos. Todo ello impulsado por el compromiso de los propietarios por tratar a sus perros con cáncer.

El sector veterinario es muy consciente de esta realidad y está invirtiendo y trabajando por seguir haciendo avanzar este campo. Es el caso de compañías como Chemovet, la empresa veterinaria a nivel mundial con mayor cantidad de medicamentos oncológicos específicos para medicina veterinaria en el mercado, desarrollados con características farmacotecnicas precisas y específicas para perros y gatos con cáncer.

La intención de la compañía es también seguir innovando. De hecho, Chemovet estuvo presente en el congreso internacional de Oncología Clínica (ASCO), celebrado recientemente en Chicago, donde pudieron ver las últimas propuestas en el ámbito de la oncología humana.

VOLVER ARRIBA