MIÉRCOLES, 28 de septiembre 2022, actualizado a las 21:58

MIÉ, 28/9/2022 | 21:58

MASCOTAS

La radiofrecuencia disminuye el dolor y mejora la movilidad en perros con osteoartritis

Un grupo de investigadores de distintos centros especializados en rehabilitación y fisioterapia animal de Andalucía analiza la efectividad de la aplicación de radiofrecuencia en el tratamiento de perros con osteoartritis

Imagen de una de las sesiones de tratamiento con radiofrecuencia a uno de los perros con osteoartritis.
Imagen de una de las sesiones de tratamiento con radiofrecuencia a uno de los perros con osteoartritis.

La radiofrecuencia disminuye el dolor y mejora la movilidad en perros con osteoartritis

Un grupo de investigadores de distintos centros especializados en rehabilitación y fisioterapia animal de Andalucía analiza la efectividad de la aplicación de radiofrecuencia en el tratamiento de perros con osteoartritis

Francisco Ramón López - 23-09-2022 - 14:53 H - min.

La osteoartritis es una patología crónica degenerativa articular de presentación frecuente en el perro. De hecho, hasta un 20% de perros adultos la padecen y es la causa más común del dolor crónico en animales mayores. Aunque las causas pueden ser diversas, factores relacionados con el peso, la alimentación, la actividad física y la edad son de gran importancia en su presentación.

Debido al impacto de la enfermedad, cada vez son más comunes las investigaciones relacionadas con esta enfermedad. Es el caso de un estudio llevado a cabo por un grupo de veterinarios especializados en rehabilitación de Málaga, Córdoba y Sevilla.

“Hay que recordar que las alteraciones de las estructuras articulares, la inestabilidad articular y el dolor que acompañan a la osteoartritis provocan pérdida de masa y fuerza muscular, y disminución de la movilidad articular, que termina conduciendo a un progresivo deterioro del animal y una clara disminución del estado de bienestar”, manifiestan.

Los autores señalan que en la actualidad la osteoartritis en el perro se aborda mediante un tratamiento multimodal. Este incluye la administración de fármacos antinflamatorios esteroideos y no esteroideos, la incorporación a la dieta de productos nutracéuticos, tratamiento adicional con células madre, y la ayuda cada vez más frecuente de la fisioterapia y rehabilitación.

“En la osteoartritis canina, además de las técnicas clásicas de fisioterapia y rehabilitación (termoterapia, masoterapia, estiramientos, kinesioterapia y otras), se utilizan terapias instrumentales (electroterapia, magnetoterapia, ultrasonido terapéutico, radiofrecuencia, laserterapia, etc)”, apuntan.

En este sentido, los veterinarios afirman que en los últimos años se ha demostrado el efecto del tratamiento mediante radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva a 448kHz de Indiba® Animal Health en diversas patologías del hombre y del caballo, pero apenas existen estudios que analicen su efecto en la osteoartritis canina.

El objetivo del presente trabajo, por tanto, fue valorar el efecto de este tratamiento en la disminución del dolor, en el aumento del rango de movilidad articular y de la actividad funcional y en el estado de bienestar del perro con osteoartritis.

Tabla con los perros participantes del estudio (*ratonero bodeguero andaluz)

EL ESTUDIO

En el estudio participaron 5 perros, un ratonero bodeguero andaluz (15 años), un labrador (4,5), un pastor alemán (8), un caniche toy (15) y un perro mestizo (9). Todos tenían alguna articulación dañada, siendo el perro más afectado el caniche, que sufría osteoartritis en ambas caderas y hombros, así como en la rodilla derecha.

Los criterios de inclusión en el estudio fueron presentar dolor crónico y alteraciones funcionales debido a osteoartritis convenientemente diagnosticada, no estar siendo tratado ni en un periodo anterior ni durante el estudio, presentar test negativo a Leishmania y no presentar contraindicaciones al tratamiento mediante radiofrecuencia.

A los animales se le aplicó un protocolo de tratamiento personalizado, variando el número de sesiones entre animales, entre 6 y 12. En cada sesión y en cada perro, el tiempo de aplicación y la potencia utilizados variaron en función de parámetros como extensión y tipo de región corporal, cantidad de grasa corporal y masa muscular, grado de hidratación, cantidad y densidad de pelo, tamaño del electrodo utilizado, y otros.

A los tutores de los animales y a los veterinarios se les proporcionaron cuestionarios, que se rellenaron antes y después del tratamiento. Una vez superada la rehabilitación, se compararon las respuestas.

En ambos la puntuación obtenida para cada perro fue menor tras el tratamiento. “Por tanto, las diferencias porcentuales fueron siempre positivas, lo que indica una mejoría sintomática evidente observada por tutores y veterinarios”, subrayan.

En general, estas diferencias fueron mayores en los cuestionarios de los tutores (5% – 18,33%) que en los de veterinarios (5% – 11,66%). “El aumento del rango de movilidad pasiva de las articulaciones tratadas detectado mediante goniometría y la disminución de la cojera observados por tutores y veterinarios estarían relacionados a nuestro entender con la disminución del dolor conseguida gracias al tratamiento”, aseguran.

Por otro lado, defienden que la disminución del dolor provocaría igualmente un aumento de la movilidad general y de la actividad diaria, así como una mejoría en el estado de ánimo del animal, aspectos detectados por los tutores.

“Del presente estudio podemos concluir que el tratamiento de la osteoartritis canina mediante radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva a 448kHz (Indiba®) provoca una disminución del dolor y una mejoría funcional general y del miembro afectado, que conducen a un aumento de la actividad diaria, a una mejoría del estado de ánimo y, por tanto, del estado de bienestar del perro osteoartrítico”, concluyen.

ACCEDE AL ESTUDIO

Tabla con la mejoría de la puntuación de los cuestionarios de veterinarios y tutores

VOLVER ARRIBA