SÁBADO, 1 de octubre 2022, actualizado a las 10:25

SÁB, 1/10/2022 | 10:25

MASCOTAS

¿Puedo contagiar la viruela del mono a mi mascota?

Veterinarios dan algunas pautas para evitar contagiar a los animales de compañía con viruela del mono, aunque el riesgo de transmisión de propietarios a mascotas sea “extremadamente bajo”

El primer caso de viruela del mono en mascotas se ha producido en un galgo italiano.
El primer caso de viruela del mono en mascotas se ha producido en un galgo italiano.

¿Puedo contagiar la viruela del mono a mi mascota?

Veterinarios dan algunas pautas para evitar contagiar a los animales de compañía con viruela del mono, aunque el riesgo de transmisión de propietarios a mascotas sea “extremadamente bajo”

Redacción - 17-08-2022 - 08:35 H - min.

Mientras las autoridades sanitarias de todo el mundo luchan por contener los casos de viruela del mono en humanos, algunos propietarios de mascotas se preguntan si sus animales podrían estar en riesgo.

Recientemente, y como publicó Animal’s Health, los investigadores descubrieron que es posible después de identificar un caso de viruela símica en un perro en París (Francia) según un estudio publicado en The Lancet.

El perro pudo haber contraído la infección de sus propietarios, que dieron positivo. Doce días después de que comenzaran a presentar síntomas, aparecieron lesiones en su galgo italiano.

Los autores del estudio sugieren que el perro puede haberse infectado mientras compartía la cama con sus tutores. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recuerdan que la viruela del simio se puede propagar al tocar telas como la ropa de cama.

Aunque el estudio de The Lancet muestra que es posible que las mascotas contraigan viruela del mono, los expertos en salud afirman que es poco probable. “El riesgo es extremadamente bajo”, asegura Lori Teller, presidenta de la Asociación Médica Veterinaria Estadounidense. “La forma en que nuestras mascotas probablemente lo contraigan es a través de un contacto extremadamente cercano”, explica.

Hasta el momento, no se han reportado casos en gatos, conejillos de indias o hámsteres, pero Teller traslada que las investigaciones muestran que los conejos y los ratones pueden contraer el virus. De hecho, un brote de viruela del mono en los Estados Unidos en 2003 también mostró que los perros de las praderas pueden contraer el virus.

SÍNTOMAS DE LA VIRUELA DEL MONO EN MASCOTAS

Los CDC señalan que los posibles signos de enfermedad entre las mascotas incluyen fatiga, falta de apetito, tos, secreciones nasales o costras, hinchazón y fiebre.

Sin embargo, “es importante tener en cuenta que esos son síntomas comunes de muchas enfermedades respiratorias o infecciones virales”, apunta Teller. Incluso las lesiones distintivas de la viruela del mono, que pueden aparecer como una erupción similar a un grano o una ampolla, “pueden parecerse a muchas cosas”, afirma.

Si aparece una erupción u otros dos síntomas clínicos en una mascota dentro de los 21 días posteriores a la exposición, los CDC instan a las personas a notificar a su veterinario para obtener una evaluación profesional.

Si una mascota tiene viruela del mono, ya sea probable o se haya confirmado, los expertos en salud recomiendan separarla de otros animales y minimizar el contacto directo con las personas durante al menos 21 días, si los síntomas desaparecen.

Los propietarios deben lavarse las manos con frecuencia y usar equipo de protección personal como guantes, protección para los ojos, una máscara bien ajustada y una bata desechable cuando cuidan o limpian animales enfermos, de acuerdo con la guía de los CDC.

Si no hay una bata desechable disponible, la agencia recomienda usar ropa que cubra completamente la piel. Después de manipular a la mascota y sus pertenencias, hay que quitarse y lavar inmediatamente la ropa contaminada. Otras precauciones incluyen utilizar un cubo de basura forrado para desechar los desechos contaminados y desinfectar la ropa de cama, los recintos y los platos de comida después del contacto directo.

Teller añade que los propietarios deben evitar el contacto físico directo tanto como sea posible, pero sigue recomendando pasear a las mascotas para hacer ejercicio.

“Sabemos que la propagación de la viruela del mono viene con un contacto muy cercano”, apunta. “Si estás paseando a tu perro... no es probable que tenga contacto cercano con otros animales o personas”, insiste.

Por otro lado, los expertos en salud recuerdan que los estadounidenses no deben entregar, sacrificar o abandonar a las mascotas con una posible exposición o viruela del mono confirmada.

“Vimos a personas que entregaban a sus mascotas durante la Covid-19 a pesar de que el riesgo era extremadamente bajo”, lamenta Teller. “Entonces, no queremos que eso vuelva a suceder con la viruela del mono”, defiende.

Los CDC también advierten que no es recomendable limpiar o bañar a una mascota con desinfectantes químicos, alcohol, peróxido de hidrógeno, desinfectante para manos, toallitas limpiadoras u otros limpiadores.

TENGO VIRUELA DEL MONO: ¿CÓMO PUEDO PROTEGER A MI MASCOTA?

Si la mascota no estuvo expuesta, Teller recomienda pedirle a un amigo o familiar que cuide a la mascota en un hogar separado mientras la persona con viruela del simio permanece aislada durante la duración de su enfermedad.

El CDC no recomienda dejar una mascota con otro cuidador si la persona con viruela del mono ya tuvo contacto cercano con el animal, incluyendo caricias, abrazos, besos, lamidas, compartir áreas para dormir y compartir comida.

Las mascotas que hayan tenido contacto cercano deben permanecer en casa y alejadas de otros animales y personas durante 21 días. Si es posible, los CDC recomiendan que otro miembro del hogar cuide a la mascota.

Igualmente, si los titulares de una mascota infectada se ven obligados a cuidar a sus mascotas sanas durante el aislamiento, Teller recuerda que la persona debe lavarse las manos antes y después de cuidarla. Además, apunta que es importante usar ropa que cubra el sarpullido, guantes y una máscara que se ajuste bien.

Los propietarios también deben asegurarse de que sus mascotas no entren en contacto accidentalmente con tejidos contaminados como sábanas, toallas y ropa. También es importante asegurarse de que la comida, los juguetes, la ropa de cama u otros artículos de la mascota no hayan estado en contacto directo con la piel del dueño o con una erupción.

 

VOLVER ARRIBA