MIÉRCOLES, 19 de junio 2024

MIÉ, 19/6/2024

MASCOTAS

Publican las directrices mundiales sobre control de la reproducción y esterilización de perros y gatos de la WSAVA

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) ha publicado las Directrices de Control de Reproducción en perros y gatos

Ellen van Nierop, presidenta de la WSAVA.
Ellen van Nierop, presidenta de la WSAVA.

Publican las directrices mundiales sobre control de la reproducción y esterilización de perros y gatos de la WSAVA

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) ha publicado las Directrices de Control de Reproducción en perros y gatos

Redacción - 28-05-2024 - 16:00 H - min.

Este martes 28 de mayo, el Comité de Control de la Reproducción de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA), que cuenta con el apoyo de Virbac, ha publicado sus directrices en perros y gatos, que tienen el objetivo de ayudar a los veterinarios a aplicar mejor los conocimientos actuales sobre métodos médicos y quirúrgicos de control de la reproducción, teniendo el bienestar animal como primera y principal prioridad.

En este sentido, recuerdan que la mayor presencia de pequeños animales en los hogares ha ido acompañada de un aumento de las poblaciones de perros y gatos en áreas suburbanas donde los animales callejeros o sin supervisión se reproducen sin control. Esto ha llevado, a su vez, a una saturación de los refugios de animales y a que el enfoque histórico para controlar la reproducción de perros y gatos haya sido, en muchos países, mediante gonadectomía quirúrgica.

Sin embargo, indican que existe un riesgo de problemas de salud a largo plazo asociados con la gonadectomía de rutina y puede que esto “ya no sea aceptable para todas las mascotas”. Entre los problemas de salud asociados a la gonadectomía quirúrgica, mencionan afecciones ortopédicas, conductuales, endocrinas y neoplásicas. A consecuencia de esto se ha generado un desarrollo de métodos alternativos de control de la reproducción para animales en riesgo.

Teniendo en cuenta todo esto, consideran que deben valorarse las circunstancias de cada caso antes de optar por la gonadectomía de rutina, como ocurre en los refugios de animales. “Aunque son menos ideales para una mascota individual, los métodos de control de la reproducción en el entorno del refugio pueden diferir de los de los animales con propietario”, admiten.

Así, consideran que en gatos y perros de razas pequeñas se puede optar por la gonadectomía tradicional a edades tradicionales. En el caso de perros de razas grandes y gigantes, apuntan que la vasectomía y la cirugía conservadora de ovarios deben ofrecerse como una opción alternativa a la gonadectomía después de una consulta adecuada con los futuros propietarios.

No existe una única técnica que sea ideal en todas las situaciones o que nunca deba utilizarse. Cada enfoque de control de la reproducción tiene ventajas y desventajas dependiendo de la situación práctica/financiera del propietario, la genética del animal, la edad, la salud, el estilo de vida y el propósito para el cual se mantiene el animal”, destacan.

LA CASTRACIÓN SISTEMÁTICA YA NO PUEDE APOYARSE PARA TODOS LOS ANIMALES

“El bienestar animal es un concepto elaborado que requiere conocimientos científicos sólidos, así como la aplicación del sentido común en los diversos entornos de la clínica de pequeños animales”, señalan.  “El conjunto de pruebas sobre los perjuicios y beneficios de la gonadectomía es complejo, a veces contradictorio y difiere según el sexo, la especie, la edad de la gonadectomía y la raza. Llegar a la mejor decisión posible para cada mascota requiere una consulta amplia e intensiva con el titular de la mascota”, añaden.

Así, teniendo en cuenta la naturaleza compleja de este proceso de toma de decisiones y la multitud de factores a considerar, las directrices de control de la reproducción pretenden proporcionar una herramienta para que los profesionales dedicados a los pequeños animales y los responsables de la formulación de políticas alcancen decisiones informadas y consensuadas, al tiempo que se satisface el interés del bienestar de los animales y las expectativas de los propietarios, evitando así posibles litigios.

“Si bien existe la expectativa general de que las directrices sean concisas y coherentes, esto no se puede lograr con las directrices de control de la reproducción. Esto se debe a que existe una red compleja de variables y circunstancias que impactan en las decisiones sobre si se debe o no castrar y, de ser así, a qué edad y qué método se debe utilizar”, remarcan.

Por lo tanto, insisten en que no se pueden hacer recomendaciones rutinarias estándar adecuadas como ‘mejores prácticas’ para todos los animales. “Lo que ha quedado claro es que la decisión de castrar sistemáticamente a todos los animales no destinados a la reproducción ya no puede apoyarse para todas las categorías de animales”, apuntan.

A este respecto, indican que armonizar la evaluación de riesgos/beneficios con las preferencias del cliente, los requisitos de los refugios y, lo que es más importante, el bienestar final a largo plazo del animal individual, requiere una comprensión profunda de los elementos involucrados. Estos elementos incluyen la edad en el momento de la gonadectomía, la especie, el sexo, la raza, el estilo de vida del animal, el propósito del animal y si el animal tiene propietario y si existe una tenencia responsable de la mascota.

“En los casos en que existe una tenencia responsable de mascotas, la mejor práctica puede ser dejar a los animales inalterados a menos que exista una necesidad médica de intervenir”, aseguran desde la WSAVA en las directrices. Esto, apuntan, “se había defendido durante décadas en algunas partes del mundo”.

Por otro lado, en los casos en los que la esterilidad permanente no es negociable, sugieren la histerectomía como opción. “La ovariectomía y la ovariohisterectomía de rutina deben reservarse para aquellos animales con menor riesgo o para aquellos animales en los que es necesaria la eliminación tanto de la reproducción como del comportamiento reproductivo”, defienden.

“Los veterinarios están en una posición clave para educar a los formuladores de políticas y al público que adopta mascotas sobre enfoques alternativos con menos problemas de salud a largo plazo. Su acción puede conducir con el tiempo a la aceptación de opciones de control de la reproducción que se alineen mejor con los problemas de salud de cada mascota”, concluyen.

ACCDEDE A LAS DIRECTRICES DE CONTROL DE REPRODUCCIÓN DE PERROS Y GATOS DE LA WSAVA

VOLVER ARRIBA