MARTES, 19 de noviembre 2019, actualizado a las 9:27

MAR, 19/11/2019 | 9:27

MASCOTAS

¿Animales de compañía más pequeños para mejorar el medio ambiente?

Un grupo de expertos veterinarios da una serie de recomendaciones para disminuir la huella de carbono de los animales de compañía y mejorar el medio ambiente.

GALERIA
Los expertos señalan que la huella de carbono de los gatos es menor que la de los perros y advierten de que son carnívoros cerrados, por lo que no se les puede proporcionar una dieta vegetariana.

¿Animales de compañía más pequeños para mejorar el medio ambiente?

Un grupo de expertos veterinarios da una serie de recomendaciones para disminuir la huella de carbono de los animales de compañía y mejorar el medio ambiente.

Alfonso Neira de Urbina - 10-09-2019 - 14:59 H

Escoger una raza de perro pequeña o adoptar son algunas de las recomendaciones para disminuir la huella de carbono de los animales de compañía que han compartido una serie de expertos participantes en el noveno Simposio Anual sobre Bienestar animal Robert Dixon, celebrado en la Facultad de Ciencias Veterinaria de la Universidad de Sídney, en el que se estudió la alimentación animal bajo el prisma del One Welfare (un solo bienestar).

Las investigaciones habían desvelado que los perros y los gatos son los responsables de más del 30% del impacto medioambiental provocado por el consumo de carne roja, al menos en los Estados Unidos de América, y, por ello, los expertos veterinarios, bajo el concepto One Health, señalan la alimentación como una fuente para reducir la huella de carbono de las mascotas.

“El bienestar animal, el humano y la sostenibilidad ambiental están inextricablemente vinculados”, ha explicado Anne Fawcett, veterinaria especializada en animales de compañía y profesora de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la mencionada universidad australiana, quien ha afirmado que "los animales de compañía son importantes", pero se pueden dar pasos para reducir su huella de carbono.

En cuanto a la alimentación, los expertos aconsejan no sobrealimentar a los animales de compañía, ya que, además de los problemas de sobrepeso y obesidad que puede acarrear a las mascotas, también ayuda a mejorar el impacto sobre el medio ambiente.

De hecho, dejar de sobrealimentar “es una victoria para el medio ambiente, la salud de los animales y el presupuesto familiar”, según ha señalado David Raubenheimer, profesor de nutrición ecológica de la Universidad de Sídney, quien ha explicado que “la producción de alimentos es el principal contribuyente a la degradación ambiental en el planeta”.

Por ello, el experto recomienda escoger alimentos que sean subproductos de la industria alimentaria humana, en vez de ingredientes premium que aumentan el número de cabezas de ganado sacrificadas.

LAS DIETAS VEGANAS NO SON UNA SOLUCIÓN

Los expertos apuntan también que algunas personas tratan de reducir su consumo de carne, por lo que se pueden ver tentadas a ofrecer a su perro o gato una dieta exclusivamente vegetariana, y alertan de que esto puede atentar contra la salud y el bienestar animal.

A este respecto, subrayan que los gatos son carnívoros y necesitan comer carne y que, aunque los perros sean omnívoros y pueden comer verduras, no pueden ser exclusivamente vegetarianos.

“Necesitamos satisfacer sus necesidades nutricionales y una dieta vegana simplemente no es apropiada para un gato o un perro”, ha explicado la veterinaria especializada en medicina felina Andrea Harvey, quien ha apuntado que cree que es "un problema potencial de bienestar animal y un problema ético. "¿Es correcto eliminar la carne de dieta de un carnívoro natural?”, se ha preguntado.

En cuanto a la alimentación de los animales de compañía, los expertos afirman que es imposible realizar unas recomendaciones genéricas, por lo que piden a los propietarios que acudan a un veterinario, preferiblemente un veterinario nutricionista, para que este les diseñe una dieta completa y equilibrada para cada caso particular, y les dé algunas recomendaciones de alimentación.

“Somos los que decidimos y tenemos el poder. ¿Necesitamos cambiar sus dietas? ¿o necesitamos cambiar las nuestras”, ha reflexionado Fawcett.

ESCOGER UN ANIMAL PEQUEÑO PARA DISMINUIR LA HUELLA DE CARBONO

Los expertos aconsejan que, si se quiere evitar la huella de carbono, se puede escoger un animal que consuma menos. Estos serían los perros de razas pequeñas o los animales de pocas proporciones como el conejo, los roedores o los lagartos.

“Alimentar a un conejo, ave o reptil tendrá mucho menor impacto en el medio ambiente que a un perro”, ha especificado Harvey, quien ha explicado que “el tamaño es importante,  pues un perro de 5 kilos tendrá mucho menos impacto que uno que pesa 60". "Eso sí, no podemos cambiar de carnívoros a herbívoros sin aprender a cuidarlos y manejarlos correctamente", ha añadido.

Por último, los investigadores señalan que la adopción también puede tener un impacto positivo en el medio ambiente, sobre todo si se escoge una raza que esté acostumbrada al clima de la zona donde se resida, así como esterilizar a los gatos que salen fuera de casa, para reducir las poblaciones en las calles.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.