LUNES, 26 de septiembre 2022, actualizado a las 11:19

LUN, 26/9/2022 | 11:19

MASCOTAS

Los propietarios que optan por la carne cruda hacen más caso a las redes que al veterinario

Una investigación ha desvelado que los propietarios de perros que los alimentan con carne cruda buscan consejo dietético en las redes sociales y no tienen tanto en cuenta la opinión de los veterinarios

Los propietarios que eligen carne cruda tienden a buscar información dietética en fuentes distintas a su veterinario.
Los propietarios que eligen carne cruda tienden a buscar información dietética en fuentes distintas a su veterinario.

Los propietarios que optan por la carne cruda hacen más caso a las redes que al veterinario

Una investigación ha desvelado que los propietarios de perros que los alimentan con carne cruda buscan consejo dietético en las redes sociales y no tienen tanto en cuenta la opinión de los veterinarios

Redacción - 29-08-2022 - 17:00 H - min.

La selección de alimentos es un área en la que los propietarios de perros tienen un control directo sobre el bienestar de su mascota. Aunque los alimentos completos cocinados comerciales siguen siendo el componente mayoritario de muchas dietas para perros, cada vez hay más interés por opciones alternativas, incluidos los ingredientes naturales y crudos.

Por ello, un reciente estudio realizado por la Universidad de Liverpool ha investigado las prácticas de alimentación y la elección de la dieta de los propietarios de perros, centrándose en las dietas de carne cruda.

Para llevar a cabo la investigación, entre febrero y marzo de 2020 se realizó una encuesta en línea disponible para todos los propietarios de perros del Reino Unido. Gracias a ella, los investigadores evaluaron las prácticas de alimentación.

En este sentido, clasificaron la elección de la dieta y a los propietarios en dos grupos, los que alimentaban a su perro con una dieta de carne cruda y los que lo hacían con una dieta no cruda. Asimismo, determinaron los factores inherentes a la elección de la carne cruda.

Un total de 1.831 propietarios completaron la encuesta detallando la información de 3.212 perros. En cuanto a los resultados, el pastor alemán, el border collie y los perros mestizos fueron los que más posibilidades tenían de ser alimentados con carne cruda, a diferencia de los labradores, que fueron los que más fueron alimentados con alimento convencional.

En este sentido, y en referencia a por ejemplo el border collie, los perros destinados a la cría y los perros de trabajo, incluidos los animales de granja, tenían más posibilidades de ser alimentados con carne cruda.

Asimismo, los perros más jóvenes y aquellos que están esterilizados completamente estaban asociados con una alimentación de carne cruda, y sus propietarios tendían a tener más de un can.

CONSEJO DIETÉTICO PARA PERROS EN REDES SOCIALES Y ENTRE AMIGOS

En cuanto al motivo de alimentar a sus perros con carne cruda, los propietarios que proporcionaban este tipo de alimento eran más propensos a argumentar que lo hacían por ser una dieta “más natural”, y menos propensos a señalar que se había tomado esta decisión por “consejo de un profesional veterinario”, en comparación con los que alimentan a sus perros con dietas no basadas en carne cruda.  

A este respecto, los propietarios que proporcionaban carne cruda a sus perros también tenían más probabilidades de buscar consejo dietético en las redes sociales, entre los amigos y familiares o entre criadores antes que en un veterinario o auxiliar de veterinaria.

“Hemos observado que los propietarios que eligen carne cruda buscan información dietética de fuentes distintas a su veterinario, siendo cruciales recursos como las redes sociales. Las razones para la elección de la dieta parecen ser multifactoriales, sin embargo, la falta de confianza en ciertos alimentos y el deseo de una elección de dieta aparentemente más natural fueron importantes, con un énfasis en la ‘buena calidad’ y los ingredientes ‘naturales’”, apuntan los investigadores.

Por otro lado, los propietarios que alimentaban con carne percibían que esa dieta proporcionaba una amplia gama de beneficios para la salud, incluyendo la salud del pelaje, la higiene oral, la salud general del sistema digestivo, la movilidad, el rendimiento y el comportamiento, y percibían el alimento no basado en carne cruda como un riesgo para la salud.

Asimismo, los propietarios que optaban por otro tipo de alimentación percibían la dieta basada en carne cruda como un riesgo por las astillas óseas y los cuerpos extraños que pueden generar.

NECESIDAD DE FOMENTAR EL CONOCIMIENTO SOBRE EL RIESGO PARA LA SALUD PÚBLICA

Además, los propietarios que alimentan con carne cruda no percibían esta dieta como un riesgo para su perro, para ellos mismos o para los perros o personas en contacto. Es decir, no consideraban el peligro que puede suponer para la salud pública. En cambio, los propietarios que alimentaban con alimento para perros convencional percibían lo contrario.

Los investigadores concluyen que los factores que afectan a la selección de alimentos para perros son multifactoriales y complejos, y los propietarios que alimentan con carne cruda y los que alimentan con otro tipo de dieta tienen opiniones diferentes.

“Es necesario seguir investigando sobre los beneficios y los riesgos de las diferentes dietas, aunque sigue siendo vital que la comunicación sobre los riesgos para la salud pública de la dieta basada en la carne cruda se considere creíble para los propietarios y se difunda de forma que llegue al público deseado”, defiende el estudio.

EL VETERINARIO DEBE FORMAR PARTE DE LA ELECCIÓN Y DE LA FORMULACIÓN DE LA DIETA

Precisamente, sobre este problema alertó el Comité Global de Nutrición de la Asociación Mundial de Pequeños Animales (WSAVA) que realizó recientemente una revisión sobre como seleccionar la dieta para los animales de compañía y publicó una infografía sobre las dietas crudas.

“Los propietarios quieren lo mejor para sus mascotas, pero hay tanta información confusa o simplemente errónea que puede ser difícil orientarse”, advirtió el grupo de expertos en nutrición de animales de compañía. En este sentido, defendió que “los equipos de salud veterinaria deben, por supuesto, ser la primera opción de llamada para el asesoramiento sobre nutrición”.

Además de tener un papel en el asesoramiento al propietario, el veterinario debe estar también presente en la formulación de la dieta que recibirá el perro. Un particular que cumplen marcas de alimentación para animales de compañía como Orijen y Acana, fabricadas por Champion Petfoods y distribuidas en España por Masale, que han estado trabajando desde 1985 con un equipo de expertos en nutrición y veterinarios para que su alimento sea lo más adecuado posible para las mascotas.

Para conseguir esto, también colaboran en la investigación, apoyando a centros como la Universidad de Guelp, uno de los líderes mundiales en el campo de la medicina veterinaria y la ciencia animal, para promover el estudio y la investigación de la ciencia de la nutrición de las mascotas.

VOLVER ARRIBA