MIÉRCOLES, 18 de mayo 2022, actualizado a las 11:29

MIÉ, 18/5/2022 | 11:29

MASCOTAS

Los propietarios que dan dietas crudas o caseras a sus perros buscan las recetas en internet

El 65% de los propietarios que utilizan dietas no convencionales adquieren la información para formular las recetas en Internet o en libros no veterinarios

El 38% de los encuestados declaró que sus perros se alimentaban exclusivamente con dietas no convencionales.
El 38% de los encuestados declaró que sus perros se alimentaban exclusivamente con dietas no convencionales.

Los propietarios que dan dietas crudas o caseras a sus perros buscan las recetas en internet

El 65% de los propietarios que utilizan dietas no convencionales adquieren la información para formular las recetas en Internet o en libros no veterinarios

Redacción - 05-05-2022 - 09:19 H - min.

Entre los propietarios de animales de compañía hay cada vez más interés por las dietas no convencionales, como la alimentación cruda biológicamente apropiada/con huesos y alimentos crudos (BARF) o la casera.  

Sin embargo, en diversos estudios, los propietarios que alimentan a su perro con dietas no convencionales informaron de niveles más bajos de confianza en el asesoramiento veterinario.

Por ello, un estudio, en el que ha participado la Escuela Nacional de Veterinaria de Alfort (Francia), se ha marcado el objetivo de identificar las diferencias en el estilo de vida entre los propietarios que alimentan a sus perros con dietas no convencionales y los que lo hacen con dietas convencionales (es decir, comida seca/húmeda para mascotas) con la finalidad de aportar más información para mejorar la comunicación entre veterinarios y propietarios.

El estudio analizó un total de 426 encuestas. El 15% de los participantes vivía en la metrópoli de París y tenía más de un perro (media de 1,72 perros). El 38% de los encuestados declaró que sus perros se alimentaban exclusivamente con dietas no convencionales, mientras que el 55% declaró utilizar únicamente dietas convencionales (sin tener en cuenta las golosinas).

La población canina del estudio estaba mayoritariamente castrada (63%) y era de raza pura (68%). Entre los propietarios que alimentaban exclusivamente con dietas convencionales, el 47% determinaba la cantidad de comida consultando las pautas de alimentación del envase, y sólo el 28% declaró que la cantidad de comida se la prescribía su veterinario o enfermera veterinaria.

Además, de los participantes que alimentaban con dietas no convencionales, el 65% declaró que la información para formular las recetas se recogía en Internet o en libros no veterinarios.

En comparación con los propietarios que alimentaban exclusivamente con dietas convencionales, los que alimentaban con dietas no convencionales vivían con más frecuencia fuera de la metrópoli de París, tenían menos hijos (0,23 ± 0,57 frente a 0,37 ± 0,78; p= 0,03) y tenían con más frecuencia otros animales. También desparasitaban menos a sus mascotas, sacaban a pasear a su perro más veces al día (91 vs 78%; p < 0,001) y sin correa durante más de 6 h a la semana (46 vs 31%; p= 0,003).

En definitiva, el estudio describe las diferencias en los hábitos de los propietarios que alimentan a los perros con dietas no convencionales en comparación con los que lo hacen con dietas convencionales.

“Los datos sugieren que los propietarios que utilizan dietas no convencionales pueden estar más atentos a las necesidades etológicas de su perro, lo que podría ser un punto de partida para los profesionales para lograr una mejor comunicación entre cliente y veterinario”, concluyen los investigadores.

VOLVER ARRIBA