MIÉRCOLES, 26 de junio 2019, actualizado a las 3:53

MIÉ, 26/6/2019 | 3:53

MASCOTAS

Prohibida la venta de mascotas no procedentes de refugios

La ley sobre la venta de mascotas que acaba de entrar en vigor en el Estado de California prohíbe a las tiendas de animales vender mascotas no procedentes de refugios o protectoras

GALERIA

Prohibida la venta de mascotas no procedentes de refugios

La ley sobre la venta de mascotas que acaba de entrar en vigor en el Estado de California prohíbe a las tiendas de animales vender mascotas no procedentes de refugios o protectoras

Jorge Jiménez Rodríguez - 03-01-2019 - 12:00 H

California se ha convertido en el primer Estado de EEUU en prohibir a las tiendas de animales la venta de mascotas (perros, gatos y conejos) según especifica el texto legal, que no procedan de refugios o sociedades protectoras. Según han afirmado los principales defensores de esta ley, el objeto de la misma es combatir las malas condiciones que, en ocasiones, sufren los animales destinados a la cría en las que han denominado como “granjas de cachorros”. Además, han apuntado que dichos negocios son “industrias de alto volumen”, donde se puede incurrir en tratamientos inhumanos y a malas condiciones tanto físicas como psíquicas a los animales.

Para luchar contra esta situación, la ley especifica en su Sección 2ª que un minorista no puede, por lo tanto, vender perros, gatos o conejos que no hayan sido obtenidos de una protectora o centro de recogida. Además, la norma especifica que cada tienda de mascotas debe conservar los registros de cada perro, gato o conejo que se venda en el establecimiento durante el periodo de un año. Por otro lado, los comercios deberán especificar en las jaulas o compartimentos donde se encuentren los animales, de qué sociedad protectora provienen dichas mascotas. Dichas sociedades protectoras, según especifica la ley, podrán solicitar de forma periódica a las tiendas los registros de ventas de estos animales.

La sanción que se establece para el incumplimiento de esta nueva norma que acaba de entrar en vigor en el Estado de California, asciende a 500 dólares. De forma que cada animal que sea vendido no conforme con esta ley constituirá un delito, siendo penalizada la venta individual de cada animal con la cifra anteriormente señalada.

Sin embargo, la venta entre criadores particulares no se prohíbe, de acuerdo con el texto legal, por lo tanto, este tipo de compra-venta se mantiene, afectando solo la nueva legislación a los criaderos de perros, gatos y conejos. Precisamente, este hecho ha suscitado polémica, puesto que los propietarios de tiendas de animales de California han presentado quejas a raíz de la entrada en vigor de la ley, argumentando que muchos de ellos se verán avocados al cierre de los negocios.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.