SÁBADO, 3 de diciembre 2022, actualizado a las 9:19

SÁB, 3/12/2022 | 9:19

MASCOTAS

Primer estudio genómico sobre presión arterial y enfermedad renal en gatos

Un estudio de asociación del genoma completo ha analizado la influencia de la genética sobre el desarrollo de afecciones comunes, como la enfermedad renal crónica y la hipertensión

El primer estudio del genoma completo que investiga la presión arterial y la enfermedad renal en gatos domésticos.
El primer estudio del genoma completo que investiga la presión arterial y la enfermedad renal en gatos domésticos.

Primer estudio genómico sobre presión arterial y enfermedad renal en gatos

Un estudio de asociación del genoma completo ha analizado la influencia de la genética sobre el desarrollo de afecciones comunes, como la enfermedad renal crónica y la hipertensión

Redacción - 28-02-2022 - 18:20 H - min.

El Royal Veterinary College (RVC) ha realizado el primer estudio de asociación del genoma completo (GWAS) del mundo que evalúa específicamente la función renal y los rasgos de presión arterial en gatos domésticos.

Al estudiar una gran población de gatos, los hallazgos allanan el camino para generar información nueva y relevante sobre el desarrollo de afecciones complejas, la enfermedad renal crónica (ERC) y la hipertensión (HTA) en los gatos.

La ERC es extremadamente común en los gatos que envejecen, con alrededor del 30% de gatos de 10 años o más que tienen la afección. Los signos clínicos incluyen pérdida de peso, falta de apetito, letargo y aumento de la sed y la micción.

Según el número estimado de gatos domésticos y su longevidad, sospechan que aproximadamente 600.000 gatos en el Reino Unido tienen ERC. Alrededor del 40% de estos gatos también tendrán presión arterial alta (hipertensión), lo que puede tener implicaciones adicionales en la vista, el sistema nervioso y el corazón.

El equipo de investigación estuvo dirigido por la investigadora principal del RVC, Rosanne Jepson, junto con la primera autora conjunta de la Universidad Queen Mary de LondresHelen Warren, y Patricia Munroe

El equipo examinó los archivos de 1.022 gatos domésticos vistos tanto en el Hospital de animales Beaumont Sainsbury del RVC como en el Hospital de mascotas Bow PDSA desde 1992, buscando específicamente asociaciones genéticas con la ERC y la HTA utilizando un enfoque de estudio de asociación del genoma completo (GWAS).

EL ENFOQUE DEL ESTUDIO SERVIRÍA PARA INVESTIGAR ENFERMEDADES COMPLEJAS EN EL FUTURO

El enfoque GWAS utilizó una matriz felina especial para caracterizar más de 63.000 diferencias genéticas en todo el genoma felino. El equipo examinó la influencia de diferentes genes en estos rasgos de enfermedades complejas que pueden apuntar a nuevas formas de tratamiento, ya que las vías y proteínas controladas por estos genes pueden indicar nuevos mecanismos para el desarrollo de enfermedades.

Además, el estudio destacó el potencial de usar este enfoque para investigar enfermedades complejas en el futuro. Históricamente, este método de estudio se ha utilizado para condiciones más raras y específicas de las razas en las que podrían estar ocurriendo mutaciones genéticas únicas.

Sin embargo, los hallazgos muestran que ahora podría usarse para generar información nueva sobre enfermedades comunes y complejas que probablemente sean el resultado de riesgos genéticos, de estilo de vida y ambientales.

En relación a la investigación, Rosanne Jepson, autora principal y profesora asociada de medicina interna de pequeños animales en el RVC, confiesa que ha sido “una oportunidad emocionante para explorar las posibles influencias genéticas en el desarrollo de la enfermedad renal crónica y la hipertensión sistémica en gatos, colaborando con referentes clave que trabajan y han publicado extensamente en este campo de la medicina humana”.

“Estas condiciones son complejas, lo que significa que hay muchos factores relacionados con la genética, el estilo de vida y el entorno que, de forma acumulativa, determinan si un paciente puede desarrollar ERC o hipertensión durante su vida”, explica la veterinaria.

“Este estudio nos ha demostrado, como prueba de concepto, que los estudios genómicos a gran escala serán importantes para comprender la patogenia de enfermedades tan complejas y pueden ayudar a identificar vías novedosas, como objetivos para el diagnóstico y el tratamiento en el futuro”, concluye.

LOS ESFUERZOS DEL SECTOR DE LA SALUD ANIMAL CONTRA ESTAS ENFERMEDADES

Como destacan los autores del estudio, la enfermedad renal crónica y la hipertensión son dos problemas muy comunes que afectan a los gatos, por lo que desde la industria de la sanidad animal se dedican muchos esfuerzos a combatirlos.

En cuanto a la hipertensión, Ceva Salud Animal lanzó el reto Mercury Challenge, un estudio europeo que midió la tensión a 9.594 gatos — 1.381 de ellos en España— y concluyó que el 40% padecían hipertensión. Por ello, desde la compañía insisten en la importancia de medir la tensión a estos animales al menos una vez al año.

Por su parte, Boehringer Ingelheim dedicó recientemente una de las ponencias de su Mastercat a la hipertensión desde una perspectiva ‘One Health’, con un médico que explicó cómo se trata esta dolencia en humanos, y así hacer una comparativa.

La enfermedad renal es también un problema común en los gatos. La industria de la alimentación animal también está produciendo importantes innovaciones en los últimos años. Un ejemplo es Hematuria Detection de Royal Canin, un producto que se esparce sobre la caja de arena del gato y permite detectar microhematuria en la orina del gato ya que los gránulos cambian de color.

Y es que la alimentación también es clave en la salud renal de los gatos, por lo que desde Purina han desarrollado Hydra Care, un suplemento de gelatina de agua enriquecida con nutrientes, que favorece la hidratación, pues la falta de esta es una de las causas del daño renal en gatos.

En la misma línea, Ownat ha lanzado su gama Ownat Care, que cuenta con una variedad renal para gatos sanos, pero sensibles a afectaciones del sistema renal, que incorpora un contenido controlado en minerales, así como plantas aromáticas que favorecen la diuresis, contribuyendo a una función renal saludable.

VOLVER ARRIBA