JUEVES, 9 de febrero 2023, actualizado a las 0:47

JUE, 9/2/2023 | 0:47

MASCOTAS

La pirámide de la fisioterapia para el tratamiento de perros con osteoartritis

Un grupo de veterinarios expertos en fisioterapia del comité científico del Programa Xpertise in OA de Vetoquinol ha creado una guía en la que organizan las opciones de tratamiento en perros con osteoartritis

Existen tantas opciones de fisioterapia que algunos veterinarios pueden sentirse abrumados a la hora de recomendar un plan de tratamiento.
Existen tantas opciones de fisioterapia que algunos veterinarios pueden sentirse abrumados a la hora de recomendar un plan de tratamiento.

La pirámide de la fisioterapia para el tratamiento de perros con osteoartritis

Un grupo de veterinarios expertos en fisioterapia del comité científico del Programa Xpertise in OA de Vetoquinol ha creado una guía en la que organizan las opciones de tratamiento en perros con osteoartritis

Francisco Ramón López - 16-01-2023 - 11:00 H - min.

La osteoartritis (OA) es una enfermedad crónica progresiva, que con frecuencia requiere terapia de por vida en perros. Además del manejo del dolor con medicamentos, la modificación del ejercicio y la fisioterapia son medidas importantes para aliviar el dolor y mejorar la movilidad del paciente y la calidad de vida en perros con osteoartritis.

Los objetivos principales de la fisioterapia para perros con osteoartritis son la reducción del dolor, la mejora de la fuerza muscular y la preservación de la función articular. Para ello, el estilo de vida y el entorno del paciente se adaptan de forma óptima para facilitar la vida diaria de los perros artrósicos. Los propietarios aprenden a optimizar el ejercicio diario y a realizar ejercicios sencillos en casa.

Además, los fisioterapeutas adaptan regularmente el programa de fisioterapia de acuerdo con el progreso del paciente y complementan el programa en el hogar con ejercicios y modalidades fisioterapéuticas (como la radiofrecuencia) para mejorar aún más la calidad de vida y la función general del paciente.

Al existir tantas opciones, a lo que se añade la relativa escasez de literatura científica, a menudo estos veterinarios pueden sentirse abrumados a la hora diseñar planes de tratamiento, siendo incapaces de dar un consejo claro sobre la prioridad relativa de las diferentes modalidades teniendo en cuenta el coste y la eficacia.

Conscientes de ello, un grupo de veterinarios de Alemania y Reino Unido han llevado a cabo una revisión y diseñado una guía para facilitar este proceso. Se trata del primer artículo en una revista especializada del comité científico del Programa Xpertise in OA de la compañía veterinaria Vetoquinol, comité que tiene como objetivo mejorar el abordaje de la osteoartritis gracias al trabajo conjunto de expertos de distintos ámbitos de la veterinaria.

LA PIRÁMIDE DE LA FISIOTERAPIA

En esta guía, los autores proponen un enfoque de fisioterapia sistemático y simple para la OA canina, priorizando las medidas de acuerdo con la simplicidad o la rentabilidad, para lo que han diseñado una ‘Pirámide de la Fisioterapia’.

Los niveles de la pirámide están en orden ascendente. “Las modalidades disponibles se han agrupado en niveles de la pirámide. Las que se consideran más prácticas, rentables y beneficiosas se deben considerar e implementar antes que las de los niveles superiores, es decir, la planificación debe comenzar en la base de la pirámide y luego avanzar hacia la parte superior”, explican.

Asimismo, añaden que la comodidad del paciente debe tenerse en cuenta en cada paso. “Luego, los veterinarios pueden usar esta estructura como una guía para recomendar modalidades que requieran mayor implicación al propietario del paciente de manera clara y ordenada”, señalan.

De esta manera, la pirámide tiene en su base la modificación ambiental y va incrementando la implicación y herramientas necesarias por parte del propietario, con la actividad física en el siguiente nivel, seguía de los ejercicios en el hogar específicos para la OA y el tratamiento por parte de un fisioterapeuta veterinario en último lugar.

MODIFICACIÓN AMBIENTAL Y ACTIVIDAD FÍSICA

En el caso de la modificación ambiental dan algunas pautas, aunque admiten que la evidencia es limitada. Por ejemplo, recomiendan algunas medidas, como asegurarse de que el suelo no resbale para que los animales caminen con facilidad, elevar la altura de sus comederos y evitar que use escalones.

Por otro lado, en lo referente a la actividad física, recuerdan que debe ser un factor importante en el manejo de la OA y aplicarse con una intensidad orientada al paciente, frecuencia regular y bajo impacto. Teniendo en cuenta la escasez actual en la literatura científica, abogan por caminar sobre el suelo como un ejercicio adecuado en perros con osteoartritis.

El siguiente nivel de la pirámide es el de los ejercicios en el hogar centrados en la osteoartritis. Y es que recuerdan que los ejercicios y tratamientos proporcionados por fisioterapeutas e hidroterapeutas forman una parte importante del tratamiento, pero tienen la limitación de que solo se realizan esporádicamente cuando el paciente acude al centro.

Por ello, recomiendan algunas actividades como ejercicios de fortalecimiento, técnicas de rango de movimiento pasivo, ejercicios propioceptivos y de equilibrio, masajes o ejercicios acuáticos, que se podrían aplicar en casa.

Por último, en el último nivel está el tratamiento de fisioterapia. “Como la OA es una enfermedad crónica y progresiva, el paciente necesita apoyo de por vida (p. ej., mediante un programa de ejercicios). Por lo tanto, en un enfoque holístico, el fisioterapeuta juega un papel importante en la reevaluación periódica del estado del paciente que cambia con el tiempo. Así, aseguran la adecuación del tratamiento multimodal de la OA, cuando sea necesario”, señalan.

Dentro de este tratamiento multimodal de la OA incluyen algunas modalidades terapéuticas como medidas complementarias a los ejercicios terapéuticos la terapia manual; algunas de estas son el láser, la crioterapia, termoterapia, ondas de choque extracorpóreas, campos magnéticos, radiofrecuencia y electroterapia.

VOLVER ARRIBA