SÁBADO, 23 de febrero 2019, actualizado a las 11:43

SÁB, 23/2/2019 | 11:43

MASCOTAS

Piden que Andalucía adelante los trabajos contra la procesionaria

Debido al cambio de temperaturas fruto del cambio climático, la procesionaria aparece cada vez antes, por lo que han pedido al Ayuntamiento de Alhaurín y a la Junta de Andalucía que adelanten la campaña contra la oruga

GALERIA
Fumigación de la procesionaria del pino

Piden que Andalucía adelante los trabajos contra la procesionaria

Debido al cambio de temperaturas fruto del cambio climático, la procesionaria aparece cada vez antes, por lo que han pedido al Ayuntamiento de Alhaurín y a la Junta de Andalucía que adelanten la campaña contra la oruga

Alfonso Neira de Urbina - 22-01-2019 - 12:00 H

La concejal Ana Ortega (PSOE) ha propuesto al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre que adelante la campaña contra la procesionaria en el municipio andaluz. Además ha invitado a la Junta de Andalucía a que inicie los trabajos en las zonas de la localidad que sean de su competencia.

Según un comunicado de prensa del PSOE de Alhaurín, la edil ha realizado esta petición tras hablar con los vecinos de la urbanización Casasblanca, que, según las propias palabras de Ortega, observan “cómo ya los pinares que los rodean están llenos de procesionaria, causando un peligro a las personas que residen o pasea por allí y también para sus mascotas”.

La última campaña contra la procesionaria en parques y jardines públicos por parte del Ayuntamiento se realizó en octubre del año pasado. Pero, según señala Ortega, es necesario realizar otras campañas.

Esto se debe a un efecto del cambio climático, el aumento de las plagas de procesionarias. Normalmente se propagaba a final del invierno y al principio de la primavera, pero como los inviernos son más suaves y cálidos, las larvas de los insectos aparecen cada vez más tempranamente.

La procesionaria entraña un peligro para las mascotas, especialmente los perros que pueden olisquear los pelos del insecto, lo cual les provoca una reacción alérgica que puede acabar con la vida del animal.

Ortega, que es experta en este tema debido a su formación (licenciada en biología por la Universidad de Málaga), ha recordado que “la procesionaria del pino es una oruga que hacia finales de invierno o principio de primavera sale de los pinos, formando una procesión serpenteante hasta encontrar un suelo donde enterrarse”.

El problema aparece cuando los animales, y también los humanos, tocan estos insectos. “Cuando los humanos y las mascotas entran en contacto con estos pelos de estas orugas pueden provocar reacciones, que van desde una leve inflamación e irritación a un shock anafiláctico severo,” según ha señalado la edil socialista.

LA PROCESIONARIA, UN PELIGRO PARA LOS PERROS

El mayor problema se encuentra en los cánidos, sobre todo debido a su curiosidad que les lleva a olisquear e incluso palpar con la boca lo que encuentran, ya que como ha señalado Ortega, “los peores problemas se producen si se produce contacto directo con la oruga o si se ingieren los pelos urticantes”. Así mismo, la edil ha especificado que “simplemente caminando entre ellas, se puede producir el contacto, que al principio produce un sarpullido en la piel y un fuerte picor”.

Cabe destacar que los servicios veterinarios de emergencia reciben muchas llamadas durante la época de las procesionarias, debido a que la curiosidad provoca que los perros se acerquen demasiado y pueden recoger los pelos con las patas, lo que les provoca irritaciones que acaban lamiendo. Una vez que los pelos están en la cavidad bucal producen picazón, hinchazón e incluso vómitos.

Desde Animal’s Health recordamos que si el propietario se percata de estos síntomas, al igual que ante un caso de enfermedad animal, lo más conveniente es acudir a un veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.