SÁBADO, 28 de noviembre 2020, actualizado a las 15:11

SÁB, 28/11/2020 | 15:11

MASCOTAS

Piden fortalecer los controles a la importación de perros rescatados

Un nuevo estudio científico ha determinado que existe confusión respecto al procedimiento para importar al Reino Unido perros rescatados. Una práctica que puede tener consecuencias negativas sobre la salud y el bienestar animal

Al llevar a un perro de una región a otra, se pueden estar transportando enfermedades que previamente no existían en un área geográfica.
Al llevar a un perro de una región a otra, se pueden estar transportando enfermedades que previamente no existían en un área geográfica.

Piden fortalecer los controles a la importación de perros rescatados

Un nuevo estudio científico ha determinado que existe confusión respecto al procedimiento para importar al Reino Unido perros rescatados. Una práctica que puede tener consecuencias negativas sobre la salud y el bienestar animal

Alfonso Neira de Urbina - 14-01-2020 - 16:29 H

A finales de 2018, la buena voluntad de unos activistas provocó que se registrase el primer perro en América del Norte con la cepa del moquillo Asia-1. El caso enfatizó el peligro que supone el movimiento de animales de compañía entre diferentes regiones del mundo y los investigadores alertaron de que, si el virus daba el salto a la fauna silvestre, se quedaría para siempre en el territorio norteamericano.

El perro provenía de un mercado de carne coreano y, para salvarlo, una organización caritativa de bienestar animal lo rescató y le buscó un hogar en Canadá, sin saber que estaban trasportando un virus mortal para los cánidos a un lugar donde previamente no existía.

Ahora, un nuevo estudio vuelve a incidir sobre el peligro que supone la importación de perros y, advierte, se necesitan controles más estrictos en el movimiento internacional de perros rescatados.

La investigación, llevada a cabo en el Reino Unido y publicada en Vet Record, ha desvelado que existe confusión sobre el procedimiento para importar perros rescatados, lo que puede suponer que muchos de los ejemplares no estén pasando por “importantes controles adicionales”.

En este sentido, la mayoría de los propietarios, participantes en la encuesta del estudio, cree que los perros rescatados en el extranjero llegaron a con el pasaporte para animales de compañía de la Unión Europea. Sin embargo éste está destinado solo a animales de compañía de los que se conoce el historial veterinario.

De hecho, los perros importados que han sido rescatados deben pasar por unos controles más estrictos en los que se certifica la salud del animal.

En este sentido, en los últimos años, el número de perros importados que entran, tanto de forma legal como ilegal, en el Reino Unido se ha multiplicado, aumentando sobre todo los rescatados en Europa meridional y oriental.

La investigación ha determinado que, de las 3.080 respuestas a la encuesta que incluyeron a 81 razas diversas de perros provenientes de 44 países, el mayor número de perros fueron importados de Rumania (34%) y en la mayor parte de los casos provenían de una organización de protección animal (92%).

En segundo y tercer lugar se encuentran, respectivamente, Chipre (22%) y España (19%). A este respecto, los veterinarios británicos recomendaron tomar medidas contra la leishmaniosis al viajar a la Península Ibérica, ya que en la cuenca mediterránea la enfermedad es endémica.

LA LEISHMANIOSIS CANINA EN REINO UNIDO Y LA 'IMPORTACIÓN' DE LA RABIA DE MARRUECOS A ESPAÑA

En cuanto a la leishmaniosis, la detección de Leishmania en un perro británico que no había viajado nunca ha hecho pensar a los veterinarios que la enfermedad podría estar asentándose en el país. Además, recientemente, un miembro del Consejo Científico Europeo sobre Parásitos en Animales de Compañía, Ian Wright, apuntó que la leishmaniosis canina ya podría ser una enfermedad endémica en el Reino Unido y que, de continuar la importación de animales infectados, sería “solo cuestión de tiempo” que se produzca “con más frecuencia la transmisión de la enfermedad entre perros”.

Además, con respecto a los viajes, si se va acompañado por un can, un estudio determinó que, aunque el tiempo de exposición a un vector sea limitado, los perros están en riesgo al viajar a zonas endémicas, por lo que los expertos recomiendan prestarle especial atención a la prevención de la leishmaniosis, ya sea mediante el uso de repelentes como los collares que evitan durante 12 meses la picadura del flebotomo vector, o de vacunas como LETIFend® de LETIPharma que reduce el riesgo de desarrollar leishmaniosis en los canes.

Por otro lado, el último caso de un perro con la peligrosa zoonosis de la rabia en España fue importado a Ceuta de Marruecos, país en el que la enfermedad es endémica. En este sentido, los investigadores han advertido de que hay una falta de comprensión —o de aplicación— de las leyes relacionadas con la importación de perros rescatados en terceros países.

“Claramente, estos animales necesitan nuestra ayuda y, en muchas circunstancias, pueden ser excelentes animales de compañía. Sin embargo, algunos propietarios también han experimentado serios problemas de salud y comportamiento por parte de este tipo de animales. Además, el riesgo de importar accidentalmente enfermedades exóticas en el Reino Unido debe gestionarse mejor”, ha precisado Carri Westgarth, investigadora principal del estudio, quien aconseja adoptar “a través de una organización acreditada” que “utilice los procedimientos de importación correctos”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.