MARTES, 20 de agosto 2019, actualizado a las 6:08

MAR, 20/8/2019 | 6:08

MASCOTAS

Picaduras e intoxicaciones, motivos de urgencias veterinarias en verano

Los expertos destacan que entre las dolencias que provocan más urgencias veterinarias durante el verano están las picaduras de insectos, los golpes de calor, las quemaduras solares o las intoxicaciones

GALERIA

Picaduras e intoxicaciones, motivos de urgencias veterinarias en verano

Los expertos destacan que entre las dolencias que provocan más urgencias veterinarias durante el verano están las picaduras de insectos, los golpes de calor, las quemaduras solares o las intoxicaciones

Fernando Núñez Benítez - 17-07-2018 - 14:00 H

La llegada del verano significa más tiempo al aire libre para las mascotas, ya que las familias disponen de más tiempo libre y el buen clima también anima a salir más frecuentemente a la calle, campo o playas.

De esta manera, se aumentan los problemas de nuestras mascotas y muchas veces tenemos que acudir de urgencias al veterinario por alguna dolencia o percance. En este sentido, entre las dolencias estivales más comunes que conducen a visitas inesperadas al veterinario se encuentran las picaduras de insectos.

Así, debemos estar pendientes de las picaduras de mosquitos e insectos que pueda sufrir nuestro perro. Esta causa se encuentra entre las más comunes que detectan los veterinarios en esta época. No se debe pensar que las picaduras de insectos no afectarán al animal, ya que pueden causar a su mascota un gran dolor, indican.

Por otra parte, otra causa frecuente de acudir de urgencias al veterinario son los golpes de calor o la deshidratación. Los veterinarios aconsejan mantener a las mascotas dentro de casa durante las horas más fuertes de calor, llevar a los perros a caminar durante las primeras horas de la mañana y por la noche, cuando hace más frío, para prevenir estos golpes de calor, según explica el Hospital Veterinario Northside

Por otro lado, como ocurre con los humanos cuando vamos a la playa, los perros también pueden sufrir quemaduras solares. Comúnmente estos animales se queman con el sol en la nariz, en las puntas de las orejas y en la parte inferior del cuerpo. 

PISCINA Y BARBACOA, UNA COMBINACIÓN PELIGROSA

La unión de pisicina y barbacoa también se suele dar frecuentemente en verano, y ambas son situaciones con las que tenemos que tener mil ojos sobre nuestro perro.

De este modo, los expertos alertan del ahogamiento como una causa frecuente de acudir al veterinario. No todos los perros son buenos nadadores y es posible que su perro caiga en una piscina y se asuste, se revuelva bajo una ola o inhale agua, y se ahogue.

Por último, cuando realizamos una barbacoa tenemos que vigilar que no se le dé ningún alimento prohibido a nuestra mascota. Así, debemos saber que los alimentos como cebollas y ajos son tóxicos para los perros, por lo que se debe tener cuidado en darle algún alimento que esté condimentado con estos ingredientes. Además, la carne con salsa de barbacoa puede causar diarrea, según indican los veterinarios del Hospital Friendship.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.