MARTES, 26 de mayo 2020, actualizado a las 20:22

MAR, 26/5/2020 | 20:22

MASCOTAS

¿Pasa factura el confinamiento a los animales de compañía?

Una veterinaria experta en etología analiza las complicaciones que puede acarrear el confinamiento por el coronavirus Covid-19 en perros y gatos, y comparte consejos para fomentar comportamientos saludables en las mascotas

¿Pasa factura el confinamiento a los animales de compañía?

¿Pasa factura el confinamiento a los animales de compañía?

Una veterinaria experta en etología analiza las complicaciones que puede acarrear el confinamiento por el coronavirus Covid-19 en perros y gatos, y comparte consejos para fomentar comportamientos saludables en las mascotas

Redacción - 28-04-2020 - 18:05 H

Con la expansión del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia Covid-19, y la declaración del estado de alarma que ha obligado al confinamiento, la población ha cambiado sus hábitos y ya empiezan a aparecer voces expertas que alertan del potencial impacto psicológico producto de la nueva situación.

Esta coyuntura también afecta a los animales de compañía, que han visto cambiadas sus rutinas, y aunque los veterinarios en una reciente encuesta declararon que no están recibiendo más consultas relacionadas con el comportamiento de las mascotas, la codirectora del grupo de intervenciones asistidas con animales Dogtor Animal, Icíar Hernández, explicó que a los perros también les afecta el confinamiento, y algunos pueden estar más nerviosos por falta de ejercicio.

Ahora, la veterinaria experta en etología y jefa del servicio de comportamiento en el Centro Médico Veterinario Cummings Stephanie Borns-Weil ha analizado las complicaciones que puede acarrear el confinamiento a los animales de compañía, y da claves para fomentar comportamientos saludables en las mascotas.

En primer lugar, y a diferencia de lo que ocurre con los humanos, señala que los perros y los gatos no pueden procesar lo que ha sucedido, ni adivinar como adaptarse. Asimismo, señala que “aunque los perros y gatos individuales pueden variar en sus reacciones, el cambio en general es muy difícil para la mayoría de los animales".

Asimismo, aunque las mascotas pueden disfrutar pasar más tiempo con sus propietarios, el cambio dramático en sus rutinas estresa a muchas de ellas. Además muchos animales de compañía, señala la experta, están actuando como “más necesitados de lo habitual”. Esto puede incluir estar constantemente debajo de los pies, sin cesar de molestar para que los acaricien o ladrar sin parar para salir.

"Mucho de esto se debe a que las rutinas están invertidas y las mascotas no tienen idea de cómo funcionar en el nuevo orden mundial", explica Borns-Weil. Además apunta que esto se debe en parte a la oportunidad ya que tienen a sus propietarios más tiempo cerca.

Otro de los problemas que puede afectar a las mascotas durante la pandemia, aunque admite que también se podía dar antes, son los ladridos a transeúntes. Esto puede deberse, según señala la experta en comportamiento, a que ahora hay más paseos por parte del resto de propietarios, ya que no se permiten otro tipo de ejercicio físico, lo que puede aumentar los “ladridos territoriales

DIFERENCIAS ENTRE GATOS Y PERROS EN EL ABORDAJE DEL CONFINAMIENTO

Borns-Weil indica que los felinos en general experimentan estrés de manera diferente a los perros.  "Los gatos pueden sentirse abrumados al tener gente cerca cuando no los esperaban, especialmente los niños pequeños, que tienden a agregar más ruido y caos", explica.

Además, los gatos pueden expresar el estrés, al igual que un número mucho menor de perros, a través de cambios no deseados en el comportamiento higiénico, como orinar fuera de la caja de arena.

Asimismo, otra diferencia entre las dos especies por excelencia como animales de compañía, es que mientras que los perros son más propensos a buscar a sus propietarios cuando están estresados, los gatos prefieren evitarlos. Un punto a tener en cuenta, según la experta en etología.

Aunque ninguno de estos problemas de comportamiento de las mascotas es insuperable. "Cuando todos estamos atrapados juntos en la casa las 24 horas del día, los 7 días de la semana y tenemos que hacer las cosas, cualquiera de estas situaciones puede poner mucha tensión en el vínculo humano-animal", remarca Borns-Weil, quien da una serie de consejos para mejorar la situación.

ESTRATEGIAS PARA VOLVER A LA NORMALIDAD CON LAS MASCOTAS

En primer lugar, Borns-Weil recomienda ser pacientes con los animales de compañía. "Si sientes que te enojas con tu mascota, recuerda que no están tratando de ser traviesos. Los animales no saben ser vengativos”, aconseja la experta en etología.

Crear y seguir una rutina también es importante. Cuanto más consistentes podamos ser con una rutina diaria, como horarios de comida, de paseos o juegos, más claros seremos acerca de lo que las mascotas pueden esperar durante este tiempo de cambio.

Está recomendación está en consonancia con los consejos del Grupo de Especialidad de Etología Clínica (Gretca) de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (Avepa), cuando explicó qué hacer con las mascotas durante el confinamiento.

Otro punto que aconseja, es dar algo de espacio a los perros y los gatos. Las mascotas necesitan tiempo de silencio y límites. "Estar rodeado de personas todo el día, todos los días, puede ser demasiado para los animales", explica Borns-Weil, quien aconseja facilitar un sitio a los perros y los gatos donde puedan estar solos.

Asimismo, recomienda garantizar un entorno seguro sin niños. "Los padres pueden estar acostumbrados a vigilar a los niños cerca de las mascotas por períodos limitados de tiempo, pero con los niños en la casa todo el día, todos los días, los padres deben volver a pensar si el hogar es realmente un ambiente seguro para los niños con respecto a las mascotas", indica.

En este sentido, hay que asegurase de que haya muchas superficies elevadas donde el gato pueda salir rápidamente del alcance de un niño antes de que pierda la paciencia, y se puede instalar una puerta si es necesario para mantener a los niños alejados del área de alimentación y el lugar de descanso del perro.

Por último, también recomienda planificar un eventual retorno a la normalidad. "Si a tu gato le encanta tenerte en casa todo el día, puede comenzar a sentir cierta ansiedad por separación cuando volvamos a la vida real", apunta Borns-Weil, quien aconseja realizar alguna actividad lejos de las mascotas para poder acostumbrarlas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.