JUEVES, 18 de julio 2024

JUE, 18/7/2024

MASCOTAS

Nuevos hallazgos de bacterias resistentes a los antibióticos en dietas crudas para perros y gatos

Un nuevo estudio ha analizado 24 dietas crudas para mascotas congeladas y ha hallado bacterias multirresistentes a los antimicrobianos

La mayoría de los aislados obtenidos de las dietas crudas eran multirresistentes.
La mayoría de los aislados obtenidos de las dietas crudas eran multirresistentes.

Nuevos hallazgos de bacterias resistentes a los antibióticos en dietas crudas para perros y gatos

Un nuevo estudio ha analizado 24 dietas crudas para mascotas congeladas y ha hallado bacterias multirresistentes a los antimicrobianos

Redacción - 12-06-2024 - 08:50 H - min.

Las dietas crudas se han vuelto populares en la nutrición de animales de compañía, pero estas dietas pueden estar contaminadas con bacterias dañinas porque no se utiliza procesamiento térmico para mitigar los patógenos durante el proceso de producción.

Ahora, un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Washington ha analizado 24 dietas crudas congeladas para perros y gatos, disponibles comercialmente, en busca de enterobacterias productoras de betalactamasa de amplio espectro (ESBL-E).

Las muestras se incubaron en caldo de soja tríptica aumentado con 50 μg/mL de ampicilina para enriquecerlas en busca de ESBL-E. Los ESBL-E se aislaron con placas CHROMagar ESBL y la identificación de los aislados y las pruebas de sensibilidad a los antibióticos se confirmaron con una herramienta.

Los investigadores destacan que se aislaron ESBL-E en el 42% (10/24) de las dietas crudas, con predominio de E. coli, Enterobacter cloacae complex y Klebsiella pneumoniae. La mayoría de los ESBL-E aislados (71%, 32/45) eran multirresistentes. El cultivo de las muestras arrojó recuentos bacterianos >6 log10 en 2 muestras de dos fabricantes diferentes.

“Este estudio avanza nuestro conocimiento sobre las bacterias ESBL-E que los humanos y los animales pueden encontrar a través de las dietas crudas. Esto puede guiar el desarrollo de estrategias de intervención, educar a los veterinarios y asesorar a los propietarios de mascotas sobre los riesgos que implica la alimentación con este tipo de alimento”, concluyen los investigadores.

VOLVER ARRIBA