JUEVES, 24 de junio 2021, actualizado a las 2:26

JUE, 24/6/2021 | 2:26

MASCOTAS

Mejoran el diagnóstico del síndrome de Cushing en perros con inteligencia artificial

Una investigación que ha contado con el respaldo de Dechra ha descubierto el potencial de los algoritmos de aprendizaje automático a la hora de mejorar el diagnóstico del síndrome de Cushing en perros

Ejemplar de Jack Russell Terrier con síndrome de Cushing, una de las razas más afectadas por la enfermedad.
Ejemplar de Jack Russell Terrier con síndrome de Cushing, una de las razas más afectadas por la enfermedad.

Mejoran el diagnóstico del síndrome de Cushing en perros con inteligencia artificial

Una investigación que ha contado con el respaldo de Dechra ha descubierto el potencial de los algoritmos de aprendizaje automático a la hora de mejorar el diagnóstico del síndrome de Cushing en perros

Redacción - 13-05-2021 - 08:54 H

El síndrome de Cushing es una de las enfermedades endocrinas más comunes que afectan a los perros, y los canes de más de nueve años, ciertas razas (a saber, bichón frise, Yorkshire terrier y jack russell terrier) y las hembras tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad. También se cree que los perros con síndrome de Cushing tienen un mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades, como diabetes mellitus, hipertensión y pancreatitis, lo que hace que un diagnóstico rápido y preciso sea aún más importante.

Obtener un diagnóstico correcto y oportuno del síndrome de Cushing es fundamental para proporcionar el mejor tratamiento posible. Sin embargo, puede ser difícil de diagnosticar dado que los síntomas clínicos, como aumento del consumo de agua y de la micción, aumento del apetito, vientre hinchado, debilidad muscular, caída del pelo, jadeo y letargo, no son específicos de la enfermedad.

Históricamente, el diagnóstico se ha logrado mediante múltiples análisis de sangre, pero este proceso puede llevar mucho tiempo, tener un gran costo para los propietarios y, en algunos casos, no proporciona resultados precisos. Con el fin de abordar estos desafíos de diagnóstico, los investigadores, apoyados por Dechra, analizaron datos anónimos de 939 perros que fueron evaluados para el síndrome de Cushing de una población de 905.554 perros y 886 clínicas veterinarias en todo el Reino Unido.

Utilizando datos clínicos estructurados para observar la demografía de los perros, los signos clínicos en la presentación y los resultados de laboratorio, se aplicaron algoritmos de aprendizaje automático, una rama de la inteligencia artificial, para predecir un diagnóstico futuro del síndrome de Cushing. Los perros sospechosos de tener síndrome de Cushing se incluyeron en el análisis y se clasificaron en función de su diagnóstico final informado en sus registros clínicos.

Los hallazgos indican que el diagnóstico asistido por aprendizaje automático podría predecir el diagnóstico de un veterinario y que la utilización de métodos de aprendizaje automático en la clínica podría contribuir a mejorar el diagnóstico del síndrome de Cushing en perros.

DIAGNÓSTICO VETERINARIO TEMPRANO DEL SÍNDROME DE CUSHING

Además, un mayor desarrollo de estos algoritmos podría conducir a diagnósticos más tempranos, más confiables y rentables y, por lo tanto, a una mejor atención clínica para los perros con síndrome de Cushing. Esto también podría crear oportunidades para que esta tecnología se aplique a otros problemas clínicos.

Imogen Schofield, autora principal y estudiante de doctorado en RVC, ha explicado que "los algoritmos de aprendizaje automático, como los que se utilizan en este estudio, ya están ampliamente integrados en la vida diaria para ayudar a tomar ciertas decisiones, como las recomendaciones de Google o Netflix. Ahora esta tecnología se puede aprovechar para ayudar a mejorar los diagnósticos en la práctica veterinaria".

"Al adoptar el uso de métodos de aprendizaje automático, estamos un paso más cerca de proporcionar a los veterinarios en la práctica de atención primaria una prueba fácil de usar, de bajo costo y precisa que puede respaldar el proceso, a menudo frustrante, de diagnosticar el síndrome de Cushing en perros", apunta.

Por su parte, Greg Williams, director comercial senior de Dechra, señaló que, "como expertos en endocrinología, nuestro esfuerzo constante es luchar por un mejor y más temprano diagnóstico y tratamiento de las mascotas con enfermedades endocrinas. Al apoyar al doctorado de Imogen y trabajar con el RVC, hemos podido desarrollar puntuaciones clínicas validadas y evaluaciones de la calidad de vida para ayudar a los veterinarios a brindar un control y manejo efectivos del síndrome de Cushing en perros".

“Además, este desarrollo innovador de la predicción del síndrome de Cushing basada en el aprendizaje automático implica que tenemos el potencial de brindar más apoyo y mejorar la capacidad de los veterinarios para diagnosticar el síndrome de Cushing y, por lo tanto, mejorar la calidad de vida de un perro, y como resultado la calidad de vida de su propietario", indica.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.