MIÉRCOLES, 17 de agosto 2022, actualizado a las 23:57

MIÉ, 17/8/2022 | 23:57

MASCOTAS

Los veterinarios explican cómo salvar a las mascotas de un incendio

Con motivo del incendio que está asolando el Estado de California, los veterinarios recomiendan una serie de medidas para garantizar la protección de las mascotas y del ganado ante el avance del fuego

El capitán de bomberos Steve Millosovich rescatando una jaula llena de gatos. Imagen: Noah Berger/Ap.
El capitán de bomberos Steve Millosovich rescatando una jaula llena de gatos. Imagen: Noah Berger/Ap.

Los veterinarios explican cómo salvar a las mascotas de un incendio

Con motivo del incendio que está asolando el Estado de California, los veterinarios recomiendan una serie de medidas para garantizar la protección de las mascotas y del ganado ante el avance del fuego

Javier López Villajos - 13-11-2018 - 12:03 H - min.

La Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria (AVMA por sus siglas en inglés) ha emitido un comunicado en el que detalla los riesgos que pueden sufrir las mascotas y el ganado en caso de llegar a enfrentarse a un incendio, además de las precauciones que se deben tomar para garantizar su bienestar. Esta información surge a raíz del llamado “Camp Fire”, el incendio que está arrasando desde el pasado viernes el norte y ahora el sur, con el "Woolsey Fire", de California, en Estados Unidos.

En el caso de las mascotas, los veterinarios de AVMA recomiendan mantenerlas dentro del hogar, con las ventanas cerradas, tanto como sea posible mientras dure el incendio además de tener preparado un kit de evacuación que incluya comida seca y enlatada, suministro de agua, un botiquín de primeros auxilios con medicamentos, documentos de identificación y otros suministros necesarios para el viaje. Por último, de reducirse la alerta sobre la presencia de humo y polvo en el aire, los expertos sugieren aprovechar breves descansos para que los perros y los gatos hagan sus necesidades en el exterior.

MEDIDAS PARA GARANTIZAR LA SALUD DE OTRAS ESPECIES ANIMALES

Y con respecto al ganado, los expertos aconsejan un buen mantenimiento de los graneros y los campos para reducir el riesgo de incendio. De esta manera, hay que asegurarse de que estructuras como los estables son estables y de que no hay arbustos u otras vegetaciones que favorezcan la propagación del fuego.

Si a pesar de ello, el incendio se aproxima a los alrededores de la explotación ganadera, los veterinarios instan a limitar la exposición de los animales al polvo, proporcionarles abundante agua fresca y tener preparado un kit de evacuación similar al de las mascotas pero adaptado a las necesidades que requiere cada especie animal como el uso de un remolque para su rápida evacuación.

Tras pasar la alarma, los expertos recuerdan que los animales necesitan un descanso de entre cuatro y seis semanas, tiempo que tarda la calidad del aire en volver a niveles normales, para que su rendimiento en la explotación sea óptimo.

CASOS DE URGENCIA

Los veterinarios advierten que los animales con enfermedades cardiovasculares o respiratorias corren más peligro ante la presencia del humo y por tanto, deben ser vigilados con mayor detenimiento mientras la calidad del aire sea mala.

Entre los síntomas más habituales de un animal perjudicado por el humo se encuentran la tos o las arcadas, irritación ocular, secreción nasal, inflamación de la garganta, signos parecidos al asma, fatiga, falta de apetito y desorientación.

OTRAS FORMAS DE AYUDAR

La Fundación Estadounidense de Medicina Veterinaria (AVMF por sus siglas en inglés), colaboradora de AVMA, ofrece un programa continuo de ayuda en casos de desastre, como el incendio de California, en el que se proporcionan subvenciones de hasta  5.000$ para ayudar a los veterinarios a atender a los animales. 

Considerado el peor incendio de la historia del Estado de California, el “Camp Fire” iniciado al norte de California y el “Woolsey Fire”, surgido al sur del mismo Estado y condicionado por los vientos de Santa Ana, ya han dejado, por el momento, 44 muertos y 200 desaparecidos tras arrasar, en conjunto,  70.000 hectáreas y destruir más de 7.000 viviendas, provocando la evacuación de decenas de miles de personas, tal y como informan medios como El País y El Periódico.

Son muchas las historias que involucran a los animales durante estos incendios. Según recoge Univision, la veterinaria Dawn Alves atendió los ojos y el hocico de un perro alcanzado por el “Camp Fire” mientras que la veterinaria Jesse Jellison recogía un ganso, entre otros animales que vagaban por la zona, para evacuarlos a todos fuera de la ciudad de Paradise. Por otro lado, algunos de los residentes de Malibú, afectados por el “Woolsey Fire”, llevaron a sus caballos a la playa de Zuma, en un intento por escapar de las llamas. Sin embargo, animales salvajes como aves y ciervos no corrieron la misma suerte, quedando calcinados.

  • GALERIA

    La cabeza de un perro, llamado Shiloh, severamente quemada. Imagen: John Locher/Ap.

  • GALERIA

    Caballos y ponis huyendo hacia la playa de Zuma, en la costa del Pacífico. Imagen: Reed Saxon/Ap.

 

VOLVER ARRIBA