VIERNES, 14 de diciembre 2018, actualizado a las 7:02

VIE, 14/12/2018 | 7:02

MADRID

MASCOTAS

Los perros son conscientes de lo que no saben y buscan respuestas

Un estudio ha señalado que los perros poseen habilidades metacognitivas, es decir, que saben cuando no tienen suficiente información para resolver un problema y buscan activamente más datos, al igual que los humanos y los primates

GALERIA
Momento de la prueba con perros durante la investigación.

Los perros son conscientes de lo que no saben y buscan respuestas

Un estudio ha señalado que los perros poseen habilidades metacognitivas, es decir, que saben cuando no tienen suficiente información para resolver un problema y buscan activamente más datos, al igual que los humanos y los primates

Alfonso Neira de Urbina - 26-11-2018 - 14:26 H

Los perros buscan información adicional cuando son conscientes de que no saben lo suficiente para tomar una decisión. Esta habilidad metacognitiva, que comparten con los humanos y los chimpancés, ha sido demostrada por el laboratorio DogStudies del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en un reciente estudio, publicado en la revista Learning & Behaviour.

Para demostrar las habilidades metacognitivas de los perros, los investigadores diseñaron una prueba en la que los perros tenían que encontrar una recompensa, un juguete o comida, que colocaban detrás de dos vallas. El estudio ha demostrado que los cánidos buscan más información adicional cuando no han visto donde está escondida la recompensa.

Durante el experimento, que ahonda en el conocimiento de la psicología comparada, un investigador colocaba la recompensa detrás de una de las dos vallas, mientras que otro científico sujetaba al animal. En algunas ocasiones el perro podía ver donde se colocaba el juguete o la porción de comida que se escondía, mientras que en otros casos el perro no lo veía. Los investigadores analizaron la frecuencia con la que los perros miraban a través de un hueco entre las vallas antes de elegir una de las dos opciones.

Este era uno de los puntos en los que se basaba la investigación puesto que los científicos quería saber si, al igual que los chimpancés y los humanos, el perro comprobaría a través del hueco que había entre las dos vallas donde se encontraba la recompensa, cuando ni siquiera había visto donde se había colocado. Este rasgo indica que el perro era consciente de que no sabía la ubicación de la recompensa, es decir, que de darse esta situación, los perros tendrían esta habilidad metacognitiva, e intentarían encontrar más información antes de tomar una decisión, como en este caso, sobre a qué valla dirigirse.

BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN

Los investigadores descubrieron que los perros comprobaban con mayor frecuencia a través del agujero de las vallas cuando no habían visto donde se encontraba la recompensa. Lo cual señala la habilidad metacognitiva conocida como “saber lo que uno sabe”. Según ha explicado Julia Belger, autora del estudio, “estos resultados muestran que los perros tienden a buscar activamente información adicional cuando no han visto dónde se oculta una recompensa. El hecho de que los perros verificaran más cuando no tenían conocimiento de la ubicación de la recompensa podría sugerir que los perros muestran habilidades metacognitivas, ya que cumplen con uno de los supuestos de saber sobre el conocimiento”.

Algunos investigadores mantienen que ciertos animales, entre ellos los perros, solo pueden buscar información adicional cuando la búsqueda responde a un comportamiento rutinario e instintivo, negando la existencia de un proceso metacognitivo. Para comprobar la veracidad de esta afirmación, Juliane Bräuer y Julia Belger, coautores del estudio, evaluaron si los perros presentan el llamado “efecto pasaporte”, descrito por Joseph Call. Al igual que los primates, los humanos presentan este comportamiento cuando buscan algo muy importante, como puede ser el pasaporte, de ahí el nombre del efecto. Y es que las personas también realizan una busqueda más activa y comprueban con más frecuencia, que si buscan algo menos importante. Por ello, los investigadores variaron la prueba para comprobar si los perros también tenían la flexibilidad en la búsqueda de información mostrada en el efecto pasaporte que experimentan los humanos.

APROXIMÁNDOSE A UNA CONCLUSIÓN

Los investigadores concluyeron que los perros, si bien muestran cierto grado de flexibilidad en la búsqueda de información, no son tan flexibles como los primates. Además, cabe destacar que los resultados no permitieron a los investigadores afirmar definitivamente que los perros poseen metacognición, aunque mostraron evidencias de ello.

“Para los humanos, la visión es un importante sentido de recopilación de información. En este caso, nuestro experimento se basó en una acción de control que se basa en la vista, pero los perros probablemente también usaron su sentido del olfato cuando revisaron el espacio que había entre las vallas propuestas en el experimento. Sabemos que el olfato es muy importante para los perros y pudimos comprobar que lo estaban usando. Por tanto, en el futuro nos gustaría desarrollar un experimento que investigue en qué circunstancias los perros deciden usar su sentido del olfato frente al de la vista. Esto puede darnos información adicional sobre sus capacidades de búsqueda de información”, detalla Bräuer. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.