DOMINGO, 22 de septiembre 2019, actualizado a las 10:29

DOM, 22/9/2019 | 10:29

MASCOTAS

Los exóticos más populares, los que son más abandonados

Un estudio revela que los reptiles más económicos, pequeños y populares son los que tiene más probabilidades de ser liberados por sus dueños o de escaparse, convirtiéndose en especies invasoras y alterando el ecosistema

GALERIA
La Iguana Verde es uno de los exóticos con más posibilidades de ser liberado en la naturaleza. Foto: Matthew Sileo.

Los exóticos más populares, los que son más abandonados

Un estudio revela que los reptiles más económicos, pequeños y populares son los que tiene más probabilidades de ser liberados por sus dueños o de escaparse, convirtiéndose en especies invasoras y alterando el ecosistema

Alfonso Neira de Urbina - 17-04-2019 - 00:16 H

Las especies exóticas más vendidas como animales de compañía son las que más posibilidades tienen de ser liberadas en la naturaleza por sus dueños y, por ende, convertirse en especies invasoras, según un estudio publicado en el Journal of Applied Ecology y realizado por la Universidad Rutgers (Universidad Estatal de Nueva Jersey).

La investigación proporciona el cómo y el por qué el comercio de animales de compañía exóticos es el canal principal por el cual los reptiles y los anfibios abandonan su tierra nativa y empiezan a habitar en áreas geográficas donde previamente no había habido presencia de la especie, el primer paso para convertirse en invasoras.

Los investigadores de la Universidad Rutgers documentaron 1.722 especies, tanto de reptiles como de anfibios, vendidos en el comercio de mascotas exóticas de los Estados Unidos de América entre 1999 y 2006. Los científicos compararon estas especies con investigaciones anteriores y con los datos de un proyecto de ciencia ciudadana que registra avistamientos de animales no autóctonos en EEUU.

De la investigación ha emergido la conclusión de que los animales de compañía más populares, aquellos importados en grandes cantidades y a precios bajos, que coinciden en la venta cuando son pequeños y “adorables”, son los que tienen más posibilidades de ser abandonados a su suerte en la naturaleza.

“Los propietarios pueden subestimar el espacio y los costes necesarios para mantener a los animales a medida que se convierten en adultos. Las boas constrictoras y las pitones reticuladas crecen más de 8 pies de largo. Las ranas de garras africanas y las tortugas rusas viven 30 años o más”, ha explicado el doctorando y director del estudio Oliver Stringham, quien ha señalado que “al no querer la eutanasia, los propietarios pueden recurrir a liberarlos”.

Las especies invasoras, que suelen llegar por que alguien las abandona en el campo, pueden dañar la vida silvestre nativa, mediante la depredación, la competencia por la comida o por la transmisión de enfermedades animales.

El estudio sugiere la necesidad de proveer a los potenciales dueños de exóticos con información sobre el previsible crecimiento del animal, la esperanza de vida y el daño que puede provocar su liberación, así como una lista de lugares seguros para devolverlo (refugios, recompra…), con el objetivo de evitar que sean devueltos a la vida silvestre.

“Mientras puede que no sea posible prevenir completamente la liberación de mascotas exóticas, reducir el número puede ser una forma efectiva de evitar que las nuevas especies se establezcan y se conviertan en invasoras”, ha remarcado Julie Lockwood, co-autora del estudio y profesora del Departamento de Ecología, Evolución y Recursos Naturales de la universidad estadounidense.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.