MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:10

MIÉ, 20/3/2019 | 8:10

MASCOTAS

Los cachorros ingleses, bajo la letal amenaza del parvovirus

En los últimos meses se han registrado una multitud de casos de parvovirosis en cachorros. El brote, del que alertan los veterinarios, ha provocado la muerte de una camada entera y, más recientemente, de tres cachorros en tres días

GALERIA

Los cachorros ingleses, bajo la letal amenaza del parvovirus

En los últimos meses se han registrado una multitud de casos de parvovirosis en cachorros. El brote, del que alertan los veterinarios, ha provocado la muerte de una camada entera y, más recientemente, de tres cachorros en tres días

Alfonso Neira de Urbina - 18-02-2019 - 13:00 H

En enero, saltó la alarma en Italia por un brote de parvovirus que estaba matando a los cachorros de perros. Los veterinarios alertaban de la enfermedad y aconsejaban que los propietarios vacunasen a sus mascotas. Pero este no es el único caso de un país europeo que ha sufrido recientemente un brote del virus. En Reino Unido ha estallado también un brote de esta enfermedad mortal para los cánidos, sobre todo cuando todavía son jóvenes.

La alerta se ha concretado en el área de Darlington (condado de Durham, nordeste de Inglaterra). Un brote que ha llevado a los veterinarios a alertar sobre su peligro, debido a la alta mortalidad que puede provocar en la población canina que no está vacunada. De hecho, en tan solo tres días la enfermedad se ha cobrado la vida de tres cachorros.

La clínica Westway Vets de Darlington (sita en Yarm Road), centro que ha alertado sobre el brote, ha tenido que lidiar con multitud de casos de parvovirus en los últimos meses. Es más, justo antes de Navidad, una camada entera murió en la clínica a consecuencia del letal virus.

Los veterinarios están alertando a los propietarios de la vital importancia que tiene la vacunación y del peligro existente en el área de Darlington, por la cantidad de casos registrados. Concretamente, los profesionales no han parado de recibir casos. Posteriormente a la mencionada camada, en la última semana de enero, tres cachorros, un cocker spaniel y dos mestizos, tuvieron que ser eutanasiados.

Estos tres cachorros tuvieron que ser dormidos en el espacio de 3 días, a pesar de los esfuerzos de los veterinarios. 

La clínica veterinaria ha avisado sobre la enfermedad vírica que está poniendo en peligro la vida de los cachorros en el nordeste de Inglaterra y, además, ha publicado en las redes sociales los resultados del análisis que dan positivo en parvovirus.

Ante esta amenaza, que puede ser paliada gracias a la vacunación, Caroline Scobie, directora clínica de Westway Vets, ha explicado que “ver a un cachorro morir por parvovirosis es una de las cosas más desgarradoras que te pueden suceder, cuando se sabe que se pudo haber prevenido muy fácilmente mediante la vacunación”.

Y es que en el caso británico no se sospecha que el virus haya mutado y traspasado la frontera impuesta por las vacunas. De hecho, los tres últimos cachorros no estaban vacunados.

“Si los propietarios sospechan que su cachorro o perro podría tener parvovirosis, deben comunicarlo a su veterinario inmediatamente, ya que la intervención temprana es esencial porque la tasa de mortalidad sin tratamiento es muy alta. Sin embargo, la prevención es mucho mejor y la vacunación ofrece la mejor protección”, ha concluido Scobie.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.