MIÉRCOLES, 27 de mayo 2020, actualizado a las 2:47

MIÉ, 27/5/2020 | 2:47

MASCOTAS

Los animales de compañía también sufren las consecuencias del tabaco

Gatos y perros pueden sufrir intoxicaciones o padecer distintos tipos de cáncer al entrar en contacto con colillas o el humo del tabaco. El día 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco

Los animales de compañía también sufren las consecuencias del tabaco

Los animales de compañía también sufren las consecuencias del tabaco

Gatos y perros pueden sufrir intoxicaciones o padecer distintos tipos de cáncer al entrar en contacto con colillas o el humo del tabaco. El día 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco

Francisco Ramón López - 31-05-2019 - 15:10 H

Este viernes 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco, un hábito que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como una de las principales causas de enfermedad, defunción y empobrecimiento. De hecho, este organismo calcula que el tabaco mata cada año a más de 8 millones de personas.

El comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha aprovechado esta fecha para animar a los estados miembros de la Unión Europea (UE) a combatir el consumo de tabaco y a aplicar la legislación vigente.

En Europa mueren 700.000 personas al año por el consumo de tabaco y el 29% de los jóvenes europeos de entre 15 y 24 años fuma. Los jóvenes son el foco principal de esta campaña, pues según las estadísticas el 93% de los consumidores empieza a fumar antes de cumplir los 26 años.

Pero las personas no son solo los afectados por el tabaco, pues los animales de compañía también pueden sufrir sus efectos. La principal fuente de contaminación por tabaco en las mascotas es la inhalación de humo y, de hecho, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos, los perros que sufren una exposición prolongada al humo de los cigarrillos pueden padecer cáncer nasal y de pulmón.

Además, señalan que el cáncer nasal es más propenso en aquellos perros que tienen el hocico más largo, ya que las sustancias cancerígenas del tabaco penetran y se acumulan en la mucosa nasal más fácilmente.

Otro estudio de la Universidad Estatal de Colorado publicado en la revista ‘American Journal of Epidemiology’ demostró también la correlación entre cáncer y exposición al tabaco en perros, ya que observó a 51 ejemplares con cáncer de pulmón y 83 con otros tipos de cáncer y descubrió que los perros en hogares con fumadores tenían un riesgo 60% mayor de padecer cáncer de pulmón.

El aumento del riesgo de cáncer en los perros que viven con fumadores se terminó de confirmar más tarde por el mismo grupo de investigación en un estudio más amplio en el que participaron 481 perros.

En cuanto a los gatos, la FDA asegura que los ejemplares expuestos al humo del tabaco son más propensos a padecer tumores, especialmente en la boca. Esto se produce debido a que las sustancias cancerígenas del tabaco que flotan en el ambiente se adhieren a su pelo y, como los gatos pasan gran parte de su tiempo acicalándose, lamen estas sustancias y contaminan su mucosa oral.

INTOXICACIÓN POR NICOTINA

Aparte de la inhalación del humo, hay otros peligros adicionales del tabaco, y es la intoxicación por nicotina. Esto puede pasar cuando se comen un cigarro o alguna porción, o cuando beben agua contaminada por colillas o ingieren algún producto para dejar de fumar que contenga nicotina como chicles o parches.

De hecho, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA) cuenta con una guía de los principales peligros de los animales en el hogar disponible en español en la que enumera las sustancias y los elementos del hogar que son perjudiciales para los animales de compañía entre las que incluye el tabaco.

Expertos señalan que no fumar delante de las mascotas no es suficiente para evitar que sufran los efectos del tabaco, y es que la American Kennel Club explica que las partículas tóxicas del humo del tabaco entran en el cabello y la ropa, de modo que cuando un propietario entra en contacto con su perro o gato, el animal queda expuesto a estas toxinas.

Además, el humo eventualmente se asentará y contaminará las superficies como los cojines, las alfombras y el suelo por lo que las mascotas pueden tumbarse sobre estos y terminar ingiriendo algunas de estas toxinas durante su aseo personal.

Para evitar que las mascotas sufran las consecuencias de los fumadores la organización benéfica veterinaria de Reino Unido ‘People's Dispensary for Sick Animals’ (PDSA) aconseja no fumar en aquellos lugares de la casa por donde se mueva el animal para que las partículas del tabaco no se acumulen, así como no dejar las colillas o los ceniceros accesibles.

También instan a lavarse las manos después de fumar y limpiar con regularidad aquellas superficies que sean de tela como las alfombras.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.