DOMINGO, 25 de agosto 2019, actualizado a las 13:08

DOM, 25/8/2019 | 13:08

MASCOTAS

Las leyes autonómicas de protección animal son “un obstáculo”

El Colegio de Veterinarios de Cádiz ha señalado el hecho de que existan diferentes leyes de protección animal en todas las autonomías como un obstáculo, ya que no todas son igual de garantistas

GALERIA
Cristina Velasco, presidenta del Colegio Oficial de Veterinarios de Cádiz.

Las leyes autonómicas de protección animal son “un obstáculo”

El Colegio de Veterinarios de Cádiz ha señalado el hecho de que existan diferentes leyes de protección animal en todas las autonomías como un obstáculo, ya que no todas son igual de garantistas

Redacción - 17-07-2019 - 12:14 H

El Colegio Oficial de Veterinarios de Cádiz (Colvet Cádiz) hace un llamamiento en contra del abandono de animales de compañía lanzando una nueva campaña de concienciación que pone especial hincapié en las consecuencias legales, que puede acarrear dicha práctica, y recalcando que “siempre hay una alternativa” al abandono de los animales de compañía.

El acto de abandono de un animal de compañía acarrea consecuencias legales para sus dueños, principalmente, económicas. Por este motivo y, en primer lugar, Colvet Cádiz quiere informar de la legislación española en esta materia, que sanciona tanto el maltrato como el abandono de animales.

El Código Penal español tipifica el delito de maltrato animal y el abandono animal. El Derecho Penal sanciona el maltrato con penas pecuniarias, pena privativa de libertad de hasta un año y la pena accesoria de inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales.

En el caso del abandono, así lo recoge el Código Penal: “El que abandone a un animal […] en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de 1 a 6 meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de 3 meses a 1 año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales”.

En lo que a sanciones administrativas se refiere, el abandono de mascotas está regulado en todas las Comunidades Autónomas por protección y derechos de los animales y todas aquellas conductas que tengan que ver con el respeto y la tenencia responsable de los mismos. Este hecho ha sido calificado de “obstáculo” por el Colegio gaditano, ya que cada territorio de España tiene su propia legislación al respecto y ello se traduce en diferentes grados de protección “no siendo todas igual de garantistas”, apuntan.

Las leyes autonómicas, como es el caso de la andaluza, ofrecen en su articulado el catálogo de infracciones con sus respectivas sanciones administrativas. En todo caso son una herramienta muy útil para perseguir a los maltratadores y a quienes abandonan animales, ya que las sanciones económicas que llevan aparejadas son muy cuantiosas, muchísimo más que si el hecho se persigue por la vía penal.

Algunos ejemplos de este tipo de leyes son, la Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de protección y defensa de los animales de compañía de la Región de Murcia; Ley 4/2016, de 22 de julio, en la Comunidad de Madrid; o la ley andaluza que prevé sanciones que van desde los 75 hasta los 30.000 euros.

MODUS OPERANDI

El modus operandi con el que proceder cuando se encuentran un animal abandonado es que, ya sea el ayuntamiento o la consejería en cuestión, tratan de localizar al dueño mediante el chip que deben tener obligatoriamente los animales

Posteriormente, se da traslado y se le da un plazo para que proceda a recoger al animal. Si una vez transcurrido el plazo no acuden a recogerlo, se le considera como abandonado y se envía a los centros oficiales. A partir de ese momento, se procederá a abrir un expediente sancionador contra el propietario imponiéndole la sanción que según cada comunidad autónoma o la propia entidad local considere oportuno.

ALTERNATIVAS

Actualmente y por desgracia, el abandono animal tiene muchas causas: problemas económicos; alergias; embarazos y llegada de un bebé; modificaciones familiares; mudanza; adopción por capricho por una fecha concreta; sentimiento de desborde ante el animal; o vejez del mismo.

“Ante esta serie de circunstancias, lo mejor que se puede hacer es realizar un trabajo de concienciación. Primero de todo, que la adopción o adquisición de una mascota supone un compromiso de por vida en tanto y en cuanto se trata de un ser vivo que ya no puede valerse por sí mismo. Necesitan a su familia”, subrayan desde Colvet Cádiz.

Por ello, indican que, si se ha tomado “la dolorosa decisión de prescindir de nuestra mascota”, lo correcto es acudir a una institución tipo refugio. Con todo, desde Colvet Cádiz se insiste, el abandono animal está penado y puede traer consecuencias.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.