MIÉRCOLES, 26 de septiembre 2018, actualizado a las 5:24

MIÉ, 26/9/2018 | 5:24

MADRID

MASCOTAS

La obesidad predispone a la pancreatitis en los perros

Los expertos advierten de que factores como la obesidad y la ingesta de alimentos tóxicos hacen más probable que los perros sufran una pancreatitis, una enfermedad considerada de pronóstico “muy grave” dadas las complicaciones que puede originar en el resto del organismo del animal

GALERIA

La obesidad predispone a la pancreatitis en los perros

Los expertos advierten de que factores como la obesidad y la ingesta de alimentos tóxicos hacen más probable que los perros sufran una pancreatitis, una enfermedad considerada de pronóstico “muy grave” dadas las complicaciones que puede originar en el resto del organismo del animal

Javier López Villajos - 14-09-2018 - 14:00 H

Numerosos profesionales remarcan la sensibilidad que presenta el tracto digestivo de los animales, bien frente a la ingesta de ciertos alimentos o por la simple influencia de las condiciones climatológicas. De cualquier manera, tendencias como la obesidad canina o el riesgo de que se alimenten con productos tóxicos suponen una amenaza para la salud del perro, ya que puede desarrollar una pancreatitis, considerada por los veterinarios como una enfermedad con graves consecuencias.

Los profesionales del Hospital Veterinario Cruz Cubierta de Valencia explican que el páncreas es “una glándula abdominal, situada cerca del hígado, que tiene entre sus funciones principales la exocrina, que participa en la digestión de los alimentos”.

De producirse algún fallo en dicha función, el animal puede sufrir una pancreatitis o insuficiencia pancreática, una enfermedad considerada de pronóstico “muy grave o reservado” para los veterinarios, ya que puede causar la muerte del perro.

Aunque se desconocen las causas exactas que producen esta enfermedad, los expertos señalan que hay una serie de factores que predisponen a los perros a sufrirla como la obesidad, la ingesta a largo plazo de dietas ricas en grasas, ciertos venenos, infecciones, obstrucciones del conducto pancreático o la formación de tumores, entre otros.

SÍNTOMAS

El perro que padece una pancreatitis suele experimentar vómitos y deshidratación además de un dolor abdominal intenso que manifiesta con inquietud, jadeo, fiebre, temblores y diarrea, entre otros. Los profesionales también indican que, de complicarse, la enfermedad puede derivar en hipotermia, peritonitis, septicemia e ictericia.

TRATAMIENTO

Dependiendo de la gravedad del caso, los expertos pueden tratar los síntomas más leves con inyecciones, pero si el riesgo es mayor, el tratamiento ha de ser intensivo con el objetivo de que el páncreas recupere su funcionalidad. Para ello hay que ingresar al perro en un centro veterinario donde pasará entre 3 y 4 días de ayuno absoluto mientras recibe sueroterapia intravenosa.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.