MIÉRCOLES, 12 de agosto 2020, actualizado a las 0:40

MIÉ, 12/8/2020 | 0:40

MASCOTAS

La ingesta de algunas plantas puede mejorar la salud de los perros

Los expertos señalan que plantas como las aromáticas o los helechos ofrecen diferentes beneficios a la salud de los perros, que pueden comerse estas plantas sin el riesgo de intoxicarse

La ingesta de algunas plantas puede mejorar la salud de los perros

La ingesta de algunas plantas puede mejorar la salud de los perros

Los expertos señalan que plantas como las aromáticas o los helechos ofrecen diferentes beneficios a la salud de los perros, que pueden comerse estas plantas sin el riesgo de intoxicarse

Javier López Villajos - 12-09-2018 - 11:00 H

Es común que tanto perros como gatos, especialmente los más jovenes y curiosos, laman, mordisqueen y lleguen a comerse algunas plantas cultivadas tanto dentro como fuera del hogar. Si bien esto puede suponer un riesgo para su bienestar dada la toxicidad que pueden contener, los expertos señalan que algunas plantas tienen propiedades beneficiosas para la salud de los animales domésticos. 

Los profesionales de la clínica veterinaria Colores detallan qué tipos de plantas pueden comer los perros sin riesgo de intoxicarse.

Una de las plantas que no supone un peligro para el bienestar del perro es el bambú, una planta leñosa que además les aporta un extra de fibra de ser ingerida. Según los expertos, "puede usarse para combatir la osteoporosis y mejorar el aspecto de la piel y el pelo. Su ingesta también ayuda al tránsito del animal y es útil para sofocar las náuseas".

Los helechos son considerados por los profesionales como antidarréicos, además de tener propiedades hipotensoras, y la palmera cola de caballo resulta ser una planta digestiva y diurética ya que posee altas concentraciones de ácido silícico.

Con todo, "la ingesta de rosas puede ayudar a eliminar toxinas y a fortalecer el sistema inmune, además de aliviar los problemas gástricos y los dolores de garganta", según los expertos.

Finalmente los profesionales señalan que la mayoría de las plantas aromáticas que se utilizan habitualmente en la cocina también son seguras para los perros. De esta forma, la albahaca tiene propiedades analgésicas que se pueden utilizar en procesos osteoarticulares crónicos y el tomillo posee componentes relajantes. Y por otro lado, los expertos indican que el romero es antiséptico y antiespasmódico mientras que la salvia mejora la digestión.

UNA CUESTIÓN DE INSTINTO NATURAL

Aunque no hay muchos estudios que den explicación a una cuestión tan simple como que los perros coman hierba, el etólogo canino Standley Coren investigó el tema basándose en dos estudios. Uno publicado en 2007 llamado “Patrones de ingesta de hierba en el perro doméstico” (S.J. Bjone, W.Y. Brown y I.R. Price de la Universidad de Nueva Inglaterra en Australia) y otro escrito por Karen Lynn Chieko Sueda de la Universidad de California

El primero de los artículos concluye que los perros comen hierba con más frecuencia si están hambrientos. Sin embargo, la segunda investigación fue más allá, realizando una encuesta a más de 1.500 propietarios de perros, incluidos veterinarios. El estudio demostró que sólo el 8% de los animales mostró signos de enfermedad antes de comerse la hierba y que un 22% la vomitaron después. Por tanto, la investigadora concluyó que si los perros comen hierba es porque forma parte de su comportamiento natural y no porque estén enfermos o necesiten suplir una deficiencia nutricional.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.