MIÉRCOLES, 26 de junio 2019, actualizado a las 4:35

MIÉ, 26/6/2019 | 4:35

MASCOTAS

La humedad propicia la transmisión de infecciones por garrapatas

Los expertos advierten que la picadura de las garrapatas puede inocular una infección en el torrente sanguíneo de los perros como es el caso de la babesiosis, una enfermedad que destruye sus glóbulos rojos, causándoles anemia

GALERIA

La humedad propicia la transmisión de infecciones por garrapatas

Los expertos advierten que la picadura de las garrapatas puede inocular una infección en el torrente sanguíneo de los perros como es el caso de la babesiosis, una enfermedad que destruye sus glóbulos rojos, causándoles anemia

Javier López Villajos - 17-12-2018 - 12:00 H

La presencia de garrapatas puede seguir dándose durante el invierno debido a la humedad, ya que estos parásitos externos buscan diferentes tipos de hospedadores, incluidas las personas, para alimentarse de su sangre. Con todo, la picadura de una garrapata es capaz de inocular una infección en el torrente sanguíneo de los perros como es el caso de la babesiosis.

Los profesionales del Hospital Veterinario Nacho Menes explican que la babesiosis o también conocida como la “enfermedad de la garrapata” se transmite a través de la saliva de estos parásitos, provocando una infección que destruye los glóbulos rojos de los perros, causándoles anemia. A su vez, esta infección también puede producirse mediante la transfusión de sangre, en el caso de que ésta ya esté infectada, y por la vía transplacentaria entre madre y cría.

PROCESO DE CONTAGIO

Según los expertos, las garrapatas deben alimentarse del hospedador durante un mínimo de dos días para que esta infección pase a la circulación sanguínea del animal. El periodo de incubación promedio es de dos semanas, aunque en ciertos casos la enfermedad no se diagnostica hasta meses o incluso años después.

Las babesias que transmiten las garrapatas infectan los glóbulos rojos del perro, destruyéndolos y provocando una consecuente anemia, indican los veterinarios, quienes señalan que la gravedad de los signos clínicos no depende del número de garrapatas que se alimenten del perro, que independientemente de su edad y raza, puede verse igualmente afectado.

SIGNOS CLÍNICOS

Además de la anemia, la babesiosis se manifiesta con el aletargamiento del perro, la disminución de su actividad física, la pérdida de apetito y de peso, la fiebre, la palidez de sus mucosas, la presencia de vómitos y una orina de color más oscuro.

Sin embargo, y como se mencionó anteriormente, algunos animales portadores de esta infección no presentan signos clínicos detectables. Es por ello que los veterinarios deben realizar una analítica sanguínea completa, ya que a través del examen microscópico de una muestra de sangre, el profesional puede observar estructuras anómalas en el interior de los glóbulos rojos del animal.

TRATAMIENTO

En cualquiera de los casos, ante la mínima sospecha, los expertos instan a acudir al veterinario, donde se le ofrecerá al animal el soporte necesario para combatir la anemia. Y es que, dependiendo de la gravedad de cada caso, puede que el perro necesite una transfusión sanguínea.

Pese a todo, los veterinarios advierten de la importancia que tiene el control y la prevención de las picaduras de las garrapatas. Es por ello que recomiendan el uso de productos antiparasitarios tales como pipetas, collares o pulverizadores.

Con todo, aconsejan evitar zonas de hierba alta, arbustos y terrenos abandonados, además de mantener limpias y desinfectadas las zonas comunes del hogar, prestando especial atención a las alfombras, las camas y las mantas.

Si, pese a tener en cuenta estas medidas, se encuentran garrapatas en el pelo del perro, los expertos sugieren que hay que eliminarlas de inmediato para evitar el riesgo de que el parásito infecte la sangre del animal. Por ello, también es importante revisar diferentes zonas del cuerpo del animal donde la piel es fina y hay menos pelo como la cabeza, el hocico, las orejas, las axilas y las ingles.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.