LUNES, 25 de mayo 2020, actualizado a las 0:23

LUN, 25/5/2020 | 0:23

MASCOTAS

La dermatosis, posible causante de las costras en la piel de los gatos

Los expertos advierten que la producción de costras en la piel de los gatos puede ser indicativo de una enfermedad más grave como una reacción alérgica u otro tipo de inmunodeficiencias

La dermatosis, posible causante de las costras en la piel de los gatos

La dermatosis, posible causante de las costras en la piel de los gatos

Los expertos advierten que la producción de costras en la piel de los gatos puede ser indicativo de una enfermedad más grave como una reacción alérgica u otro tipo de inmunodeficiencias

Javier López Villajos - 04-09-2018 - 12:30 H

Los profesionales de la Clínica Veterinària Gran Via en Barcelona explican que la “dermatosis costrosa felina” es uno de los casos más habituales atendidos en la consulta veterinaria de dermatología, señalando que dichas costras son producto de una lesión causada por la mezcla de sangre y pus que al secarse se adhieren al pelo del animal.

Los expertos detallan que si las costras están localizadas en la superficie de la piel, suelen adquirir un color amarillento, advirtiendo de la posibilidad de que su origen sea interno donde puede causar hemorragias.

FACTORES CONDICIONANTES

Para diagnosticar esta patología, los veterinarios deben tener en cuenta numerosos factores como la edad ya que, mientras los ejemplares más jóvenes están predispuestos a la parasitosis, los adultos tienden a sufrir enfermedades autoinmunes además de neoplasias. Por otro lado, la raza persa tiene más probabilidad de padecer una dermatofitosis. Y su estilo de vida es otro punto a valorar, ya que cuanto más tiempo pase en el exterior, más probabilidades tiene el animal de contraer la afección.

Los expertos añaden que es importante averiguar cómo se produjo el contagio mediante la aparición del prurito y si el animal recibió tratamientos previos como glucocorticoides o antiparasitarios, además de si reaccionaron de forma negativa a estos medicamentos.

DIAGNÓSTICO

Seguidamente, los profesionales tienen que realizar un examen clínico al gato puesto que la aparición de la dermatosis costrosa puede deberse a la presencia de un herpes virus, alergias alimentarias, inmunodeficiencias, diabetes o hipertiroidismo, entre otros.

Finalmente, los veterinarios deben examinar las características de la costra, como si apareció de forma espontánea, si se localiza en algunas zonas como en la cabeza o si produce escamación.

Con toda esta información, los expertos pueden valorar el tratamiento específico que aplicar al gato, señalando que ante la muestra de cualquier tipo de los síntomas mencionados, se acuda de inmediato a la clínica veterinaria.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.