DOMINGO, 18 de noviembre 2018, actualizado a las 3:09

DOM, 18/11/2018 | 3:09

MADRID

MASCOTAS

La contaminación y la obesidad pueden favorecer el asma felino

Los expertos advierten que factores como la contaminación ambiental y la obesidad agravan el proceso asmático de los gatos. Por ello recomiendan vigilar los síntomas que el animal experimenta durante las crisis, recordando que necesitan tratamiento de por vida.

GALERIA

La contaminación y la obesidad pueden favorecer el asma felino

Los expertos advierten que factores como la contaminación ambiental y la obesidad agravan el proceso asmático de los gatos. Por ello recomiendan vigilar los síntomas que el animal experimenta durante las crisis, recordando que necesitan tratamiento de por vida.

Javier López Villajos - 08-11-2018 - 13:00 H

Los altos niveles de contaminación a los que estamos expuestos a diario también pueden afectar a los gatos, sumado a la tendencia que sufren cada vez más mascotas: la obesidad. La combinación de estos y otros factores favorecen el desarrollo del asma felino, un caso valorado de urgencia por los veterinarios dadas las graves crisis respiratorias que puede sufrir el animal junto al hecho de que su tratamiento es de por vida.

Los profesionales de la clínica veterinaria La asunción explican que el asma felino o la bronquitis crónica felina es una enfermedad respiratoria que puede llegar a afectar a más del 10% de los gatos.                                    

Los expertos detallan que las vías respiratorias de los gatos son parecidas a las del ser humano ya que comienzan en la tráquea, que conduce el aire desde la garganta hasta los pulmones, y acaba en el tórax con los bronquios. El asma, indican, se produce cuando los bronquios se estrechan e inflaman, generando un exceso de moco, que termina dificultando la respiración del animal.

POSIBLES CAUSAS

Con respecto a la causa que afecta a los bronquios, los veterinarios relacionan este síntoma con la predisposición genética, alergias como el polen, reacciones de hipersensibilidad y agentes infecciosos debido a la presencia de bacterias, parásitos o virus.

Con todo, los expertos hacen hincapié en la influencia de la contaminación ambiental, señalando que los gatos están más expuestos a sufrir asma en algunas zonas de las ciudades, lo que puede irritar sus vías respiratorias de forma crónica, sin olvidar lo perjudicial que resulta el humo del tabaco para su salud.

CUADRO CLÍNICO

Los profesionales señalan que el primer síntoma que produce el asma felino es la tos, junto a la ya mencionada disnea o dificultad para respirar. Y es que, al contrario de lo normal que es el hecho de que un perro jadee ya que forma parte de su naturaleza, que un gato respire con la boca abierta es un signo que ha de tratarse con urgencia, advierten los veterinarios.

El problema, apuntan, se da cuando estas crisis respiratorias se dan de forma reiterada en el tiempo, volviéndose cada vez más graves, puesto que se corre el riesgo de que los episodios de asma produzcan lesiones irreversibles en el pulmón del gato como un enfisema o la fibrosis pulmonar.

TRATAMIENTO

Una vez diagnosticado el asma mediante la realización de una radiografía del tórax del animal, el tratamiento para su recuperación, en los casos más graves, pasa por su ingreso en la clínica veterinaria con el objetivo de estabilizarlo para, seguidamente, administrarle oxígeno, broncodilatadores, antiinflamatorios y otros fármacos que pueda necesitar.

Tras su alta, el animal deberá seguir un tratamiento de por vida basado en el uso de inhaladores que abran sus vías respiratorios y otros para aliviar la inflamación.

PREVENCIÓN DE CRISIS ASMÁTICAS

Finalmente, los expertos recomiendan que, de tener un gato asmático, se deben evitar los alérgenos y los contaminantes en el hogar. Es decir, evitar que haya acumulación de polvo, aspirar los utensilios del animal, que no esté expuesto al humo de los cigarrillos y que el sustrato del arenero no esté hecho con arena que desprenda polvo.

Además de llevar un buen control de las desparasitaciones, los veterinarios también aconsejan una correcta alimentación para el animal ya que el sobrepeso agrava el proceso asmático, llegando a dificultar el control de la enfermedad.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.