MIÉRCOLES, 23 de octubre 2019, actualizado a la 1:56

MIÉ, 23/10/2019 | 1:56

MASCOTAS

La conjuntivitis en gatos, uno de los molestos efectos de la alergia

Durante el verano, algunas de las reacciones alérgicas más comunes se manifiestan en los ojos de las mascotas, órgano que, dada su sensibilidad, hay que vigilar de cerca

GALERIA

La conjuntivitis en gatos, uno de los molestos efectos de la alergia

Durante el verano, algunas de las reacciones alérgicas más comunes se manifiestan en los ojos de las mascotas, órgano que, dada su sensibilidad, hay que vigilar de cerca

Javier López Villajos - 28-06-2018 - 14:00 H

Los alérgenos propios de la época estival causan numerosas reacciones, siendo los ojos de las mascotas una de las zonas más afectadas. A pesar de su estacionalidad y que no suelen producir contagio, los efectos de la alergia pueden causar graves molestias en un órgano tan sensible como es el ojo.

Los profesionales del Hospital Veterinario Constitución de Valencia recomiendan ante todo hacer una revisión periódica de los ojos de los gatos y especialmente durante esta época del año cuando la exposición a los alérgenos sensibilizan más el cuerpo del animal.

La conjuntivitis, señalan, se manifiesta con el enrojecimiento de la parte blanca del ojo. Es entonces cuando los párpados del gato se inflaman y pegan, produciendo picor.

OTRAS CAUSAS Y SÍNTOMAS

Los expertos también mencionan la epífora como una de los efectos de la alergia durante este tiempo. Esta afección se caracteriza por el exceso de lágrimas y es visible gracias al rastro de color marrón que deja tras de sí la lágrima. 

Con todo, apuntan que la conjuntivitis también puede aparecer debido a una infección de tipo bacteriana o vírica, que a su vez puede agravarse con una úlcera corneal. Ésta se produce cuando la parte más brillante de la córnea sufre un daño que afecta tanto a las capas superficiales como a las internas del ojo del animal. Los profesionales señalan que una de las causas más habituales es la introducción de un cuerpo extraño, como puede ser una semilla, mientras el gato pasa tiempo en el exterior del hogar. Sin embargo, advierten de que este tipo de lesiones son especialmente dolorosas, pudiendo ser detectadas si se observa que el animal mantiene cerrado el ojo o si éste produce una extraña secreción ocular.

De igual forma, recomiendan la visita a un veterinario si se detectan otros síntomas igualmente alarmantes como la aparición de una especie de nube en el interior del globo ocular o que la superficie del ojo del animal se encuentre apagada y sin brillo.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.