JUEVES, 30 de mayo 2024

JUE, 30/5/2024

MASCOTAS

Instan a mejorar la higiene bucal de los perros tras encontrar bacterias orales humanas en la placa dental de las mascotas

Un nuevo estudio destaca que las bacterias orales humanas pueden transmitirse a los perros y recomienda mejorar la salud dental de las mascotas

Muchos estudios han informado sobre la transmisión bacteriana oral de humano a perro.
Muchos estudios han informado sobre la transmisión bacteriana oral de humano a perro.

Instan a mejorar la higiene bucal de los perros tras encontrar bacterias orales humanas en la placa dental de las mascotas

Un nuevo estudio destaca que las bacterias orales humanas pueden transmitirse a los perros y recomienda mejorar la salud dental de las mascotas

Jorge Jiménez - 19-02-2024 - 10:40 H - min.

Con el aumento en el número de hogares que tienen perros y los informes de transmisión de bacterias orales de persona a perro, aumentan las preocupaciones sobre la salud bucal de los perros y la necesidad de controlar la higiene bucal. Y es que, muchos estudios han informado sobre la transmisión bacteriana oral de humano a perro.

Por ello, un estudio recientemente publicado ha tratado de determinar las percepciones de los propietarios sobre la salud bucal de sus perros y la frecuencia de la higiene bucal junto con el análisis de las bacterias de la placa dental del perro mediante secuenciación metagenómica de amplicones para respaldar la necesidad de manejo de la higiene bucal de los perros.

“Aunque la percepción del 63,2% de los titulares sobre la salud bucal de sus perros fue consistente con el diagnóstico del veterinario, las prácticas de higiene bucal de los responsables respecto a sus perros fueron muy deficientes”, destacan los investigadores en el estudio.

Así, indican que el índice de cálculos (IC) y el índice de encía (IG) fueron menores en los perros que se cepillaron los dientes más de una vez por semana (57,89%) que en los perros cepillados menos de una vez al mes (42,10%); sin embargo, la diferencia no fue significativa.

Durante el estudio, de los 19 perros participantes, 15 propietarios (78,95%) respondieron que sus perros lamían frecuentemente la cara y la boca de las personas, mientras que 4 propietarios de perros (21,05%) respondieron que los suyos no.

Por otro lado, se extrajo ADN genómico de las bacterias de la placa dental eliminadas durante el raspado de los dientes de los perros y se secuenciaron los amplicones metagenómicos. Así, se identificaron amplicones 16S de 73 especies entre las bacterias de la placa de los perros. Estos amplicones eran de bacterias que causan enfermedades orales en humanos y perros.

El amplicón 16S de Streptococcus mutans coincidía con el del S. mutans humano, identificándose el tipo c como el serotipo principal.

“Este resultado sugiere que las bacterias orales humanas pueden transmitirse a los perros. Por lo tanto, considerando la alta frecuencia de contacto entre perros y humanos debido a la convivencia y la mala salud bucal actual de los perros, los propietarios deben mejorar el manejo de la higiene bucal de sus perros”, explican los investigadores.

NUEVAS HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LA SALUD DENTAL DE LAS MASCOTAS EN VETERINARIA

La preocupación por la higiene dental de las mascotas no se queda únicamente en el plano científico, sino que en las clínicas veterinarias cada vez se hace más hincapié en ello. Por ello, desde la industria de la salud animal se están desarrollando nuevas herramientas para ayudar a los veterinarios en su día a día.

De esta manera, desde Ecuphar, junto al veterinario especialista en odontología Ignacio Velázquez, han desarrollado un algoritmo de árbol de decisión para ayudar al clínico veterinario a diagnosticar e identificar el tratamiento necesario tras la revisión rutinaria bucodental de perros y gatos en consulta.

Así, el algoritmo de árbol de decisión indica qué medidas tomar en consulta, teniendo en cuenta los resultados del uso de la tira de diagnóstico OraStripdx, una herramienta sencilla que detecta la enfermedad periodontal en sus primeras etapas sin necesidad de anestesiar al paciente.

Además, el algoritmo recomienda en qué momento programar la siguiente visita si no se ha detectado ninguna afección bucal o qué tratamientos elegir si se encuentra sarro o signos de gingivitis o enfermedad periodontal, como la limpieza y pulido de dientes o tratamientos más avanzados

VOLVER ARRIBA