SÁBADO, 7 de diciembre 2019, actualizado a las 7:55

SÁB, 7/12/2019 | 7:55

MASCOTAS

La importancia de una dieta carnívora en la salud de los gatos

Expertos y asociaciones están de acuerdo en que los dueños tienen que tener en cuenta que sus gatos son carnívoros a la hora de organizar su dieta. El 28 de mayo es el Día nacional de la nutrición

GALERIA
Los veterinarios advierten de que los gatos no cuentan con un sistema digestivo adecuado a los vegetales.

La importancia de una dieta carnívora en la salud de los gatos

Expertos y asociaciones están de acuerdo en que los dueños tienen que tener en cuenta que sus gatos son carnívoros a la hora de organizar su dieta. El 28 de mayo es el Día nacional de la nutrición

Francisco Ramón López - 28-05-2019 - 14:01 H

Este martes 28 de mayo es el Día nacional de la nutrición, un tema de vital importancia para la salud tanto de animales como de personas. En los últimos tiempos es cada vez más común conocer casos de dueños que deciden dar una alimentación libre de carne a sus mascotas, algo que los expertos consideran poco recomendable, teniendo en cuenta que tanto perros como gatos son carnívoros.

Además, en el caso de los gatos, su necesidad de carne es incluso mayor, pues son carnívoros estrictos, a diferencia de los perros que son omnívoros adaptativos. Es por esto por lo que asociaciones de salud y bienestar animal como la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), desaconsejan alimentar a los gatos con una dieta vegetariana.

En la misma línea se muestra la asociación benéfica International Cat Care, que señala que, si bien los seres humanos pueden decidir qué alimentación seguir, no deberían hacer lo mismo en el caso de sus gatos ya que estos animales han evolucionado hasta desarrollar un metabolismo que requiere de un suministro de nutrientes que solo se encuentran en una dieta basada en carne o en ingredientes de origen animal.

En primer lugar, los felinos requieren de una mayor proporción de proteínas ya que son una de sus principales fuentes de energía, y por ello, su alimentación debe contener un alto porcentaje de estas y que sean de calidad. Además, su alimentación debe contener una cantidad de aminoácidos específicos como la taurina, la arginina, la metionina y la cisteína que no se encuentran en los vegetales y que el metabolismo de los gatos no puede sintetizar de no consumirlos a través de la carne.

Por otro lado están las grasas, que aportan vitaminas A, D y E, además de mejorar el gusto de los alimentos. Estos ácidos grasos esenciales son fundamentales en el desarrollo de numerosas funciones metabólicas.

Finalmente, los expertos aconsejan que las dietas para gatos no solo deben estar hechas a base de carne ya que, de alimentarse exclusivamente de ésta, podrían sufrir déficit de minerales como el calcio, que permite que los huesos crezcan adecuadamente.

En ese sentido, es también importante recordar los peligros que puede conllevar el manipular inadecuadamente carne cruda para mascotas, como ocurrió recientemente en el caso de 50 gatos y dos dueños en Reino Unido, que han sufrido infecciones por tuberculosis procedentes de un lote de comida cruda para gatos que tuvo que ser retirado.

LAS DIETAS CASERAS NO SON LA SOLUCIÓN

Otra tendencia en alza es la de la comida casera para mascotas. Es el caso de dueños que deciden que la mejor forma de alimentar a sus gatos es preparando ellos mismos su alimento, pero un reciente estudio de la universidad californiana UC Davis también desaconseja esta práctica.

Los investigadores de la facultad de veterinaria de este centro han estudiado 114 recetas caseras de libros o compartidas en internet  —escrito tanto por veterinarios  como no veterinarios— y han concluido que la mayoría no contenían todos los nutrientes necesarios y algunas incluso contenían ingredientes potencialmente tóxicos para los gatos.

Este estudio, publicado en el ‘Journal of American Veterinary Medical Association’, es el primero en examinar esta nueva moda de alimentar con comida casera a los gatos y concluye que el 40% de las recetas no proporcionó instrucciones de alimentación, y el resto de ellas carecía de detalles o no eran claras.

"Solo 94 recetas proporcionaron suficiente información para poder llevar a cabo el análisis nutricional y ninguna de ellas proporcionó todos los nutrientes esenciales para cumplir con las cantidades recomendadas por el Consejo Nacional de Investigación para gatos adultos", explica Jennifer Larsen, nutricionista veterinaria de la UC Davis y autora principal del estudio.

Además, el estudio pone de manifiesto que la falta de nutrientes se producía independientemente de la fuente de la dieta, es decir, ocurría tanto en recetas de veterinarios como de aficionados, aunque en el caso de los profesionales las dietas tenían menos deficiencias de nutrientes esenciales.

Pero lo que más preocupó a los investigadores es que el 7% de las recetas contenía ingredientes potencialmente tóxicos para los gatos, como el ajo, la cebolla o el puerro. Los investigadores también consideraron peligroso que algunas recetas contuvieran alimentos crudos y los riesgos de contaminación bacteriana que conllevan.

"Las dietas caseras no son necesariamente mejores", afirma Larsen, que aconseja que si los dueños se decantan por una se aseguren de hacerlo de manera segura y de que sean equilibradas y apropiadas para su gato, para lo que lo más adecuado es consultar con un veterinario especializado en nutrición.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.