DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 18:12

DOM, 31/5/2020 | 18:12

MASCOTAS

Identifican 4 comportamientos que dan forma a la ansiedad por separación

Un equipo de expertos ha identificado cuatro causas comunes en perros que sufren ansiedad por separación, y recomiendan ir más allá a la hora de buscar soluciones y no considerarla un diagnóstico en sí mismo

Sugieren que los especialistas en etología no vean la ansiedad por separación como un diagnóstico.
Sugieren que los especialistas en etología no vean la ansiedad por separación como un diagnóstico.

Identifican 4 comportamientos que dan forma a la ansiedad por separación

Un equipo de expertos ha identificado cuatro causas comunes en perros que sufren ansiedad por separación, y recomiendan ir más allá a la hora de buscar soluciones y no considerarla un diagnóstico en sí mismo

Francisco Ramón López - 30-06-2020 - 23:00 H

Muchos propietarios de mascotas experimentan problemas de comportamiento en sus perros cuando los dejan solos en casa. Estos comportamientos pueden incluir la destrucción de mobiliario y objetos del hogar, así como otros actos, entre ellos orinar o defecar o ladridos excesivos, y a menudo se etiquetan como 'ansiedad por separación'.

Actualmente, debido a los confinamientos obligatorios por el coronavirus, los perros están más acompañados, por ello los expertos de Grupo de Especialidad de Etología Clínica de Avepa (Gretca) recuerdan que en el futuro pueden tolerar mal la separación cuando se regrese a la vida normal.

Normalmente, los planes de tratamiento tienden a centrarse en ayudar al perro a superar el "dolor de la separación", pero un trabajo, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Lincoln y publicado en la revista ‘Frontiers in Veterinary Science’, indica que lidiar con diversas formas de frustración es un elemento mucho más importante del problema.

De hecho, el grupo de investigadores de comportamiento animal ha identificado cuatro causas clave que dan forma a la ansiedad por separación. Estas son, querer alejarse de algo en la casa, querer llegar a algo afuera, reaccionar a ruidos o eventos externos, y manifestar una forma de aburrimiento.

2.700 PERROS DE 100 RAZAS

Las causas fueron identificadas por los expertos en un total de más de 2.700 perros que representan más de 100 razas, y para ellos sugieren que los especialistas en etología deberían considerar estas razones subyacentes como el problema que necesita tratamiento, y no ver la ansiedad por separación como un diagnóstico.

Para el profesor de medicina conductual veterinaria en la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Lincoln, Daniel Mills, hasta ahora ha habido una tendencia a pensar en esto como una condición única, y luego enfocarse en la dependencia del propietario y cómo hacerlos más independientes.

Sin embargo, el experto señala que este nuevo trabajo indica que tener ansiedad por la separación es más como decir: "mi perro tiene un malestar estomacal que podría tener muchas causas y tomar muchas formas, por lo que tanto la evaluación como el tratamiento deben enfocarse mucho más”.

"Si su perro se hace daño comiendo algo que no debería, necesitaría tratarlo de manera muy diferente a si se ha detectado una infección. Un problema podría necesitar cirugía y otros antibióticos", valora el investigador.

En la misma línea, apunta que etiquetar el problema de un perro que está siendo destructivo, orinando o defecando en el interior o ladrando, como ansiedad por separación no es útil.

LA FRUSTRACIÓN ES EL CENTRO DEL PROBLEMA

“Es el comienzo del proceso de diagnóstico, no el final”, insiste, y explica que, basándose en la nueva investigación, la frustración, en sus diversas formas, está en el centro del problema y hay que comprender esta variedad para ofrecer mejores tratamientos para los perros.

En este sentido, el nuevo estudio destaca cómo los diferentes estados emocionales se combinan para producir comportamientos problemáticos en los perros. Asimismo, indica que, aunque se desencadena por la partida del propietario, el comportamiento no deseado surge debido a una combinación de factores de riesgo que pueden incluir elementos del temperamento del perro, el tipo de relación que tiene con su responsable y cómo interactúan los dos.

El equipo de investigación adelanta que pronto se utilizará este estudio para examinar con mayor detalle la influencia que la relación perro-propietario tiene sobre los comportamientos problemáticos provocados por la separación. Se espera que la investigación abra nuevos programas de tratamiento más específicos para los propietarios.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.