JUEVES, 7 de julio 2022, actualizado a las 2:40

JUE, 7/7/2022 | 2:40

MASCOTAS

Los gusanos parásitos de perros y gatos tienen más posibilidad de infectar a personas

Un nuevo estudio ha identificado tres especies de gusanos que actualmente no infectan a las personas, pero que tienen más del 70% de posibilidades de dar el salto a los humanos en el futuro

La estrecha relación que se mantiene con las mascotas es la razón predominante por la que las personas pueden infectarse con nuevas especies de gusanos parásitos.
La estrecha relación que se mantiene con las mascotas es la razón predominante por la que las personas pueden infectarse con nuevas especies de gusanos parásitos.

Los gusanos parásitos de perros y gatos tienen más posibilidad de infectar a personas

Un nuevo estudio ha identificado tres especies de gusanos que actualmente no infectan a las personas, pero que tienen más del 70% de posibilidades de dar el salto a los humanos en el futuro

Redacción - 22-12-2021 - 08:47 H - min.

Los gusanos parásitos que infectan a los animales de compañía, como perros y gatos, tienen más probabilidades de dar el salto a los humanos que otras especies de gusanos, según una nueva investigación del Centro de Ecología de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Georgia.

El estudio también identificó tres especies de gusanos que actualmente no infectan a las personas, pero que tienen más del 70% de posibilidades de cruzarse con los humanos en el futuro.

“La estrecha relación que tenemos con las mascotas es la razón predominante por la que las personas pueden infectarse con nuevas especies de gusanos parásitos”, asegura Ania Majewska, autora principal del estudio y doctora en la Escuela de Ecología de Odum. “Los comportamientos cotidianos como jugar y alimentar a nuestras mascotas aumentan las oportunidades para que esos parásitos infecten a las personas”, apunta la investigadora.

¿QUÉ HACE QUE LOS GUSANOS SEAN MÁS PROPENSOS A INFECTAR A PERSONAS?

Se estima que los gusanos parásitos, o helmintos, infectan a 1.500 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Muchos de estos parásitos infectan a los seres humanos y causan una serie de enfermedades graves, incluidas la esquistosomiasis y la filariasis.

Publicado en la revista Philosophical Transactions B de The Royal Society, el estudio se centró en 737 especies de gusanos parásitos que infectan predominantemente a mamíferos salvajes y domesticados. De estos, se sabe que 137 pueden infectar a las personas.

Los investigadores categorizaron los rasgos de las especies de gusanos y construyeron un modelo de aprendizaje automático para determinar qué características se asociaban más comúnmente con la transmisión a los humanos.

Descubrieron que los gusanos que pueden infectar a los animales de compañía o los peces tienen más probabilidades de causar una infección humana que los gusanos que infectan a otras especies animales. Los parásitos geográficamente diseminados también eran más propensos a dar el salto de los animales a las personas.

Los análisis mostraron que tres especies de gusanos que actualmente no se sabe que infectan a las personas tienen rasgos que las hacen muy propensas a hacerlo: Paramphistomum cervi, un gusano plano que se encuentra principalmente en el ganado y algunos animales salvajes; Schistocephalus solidus, una tenia de los peces que también infecta a pájaros y roedores; y Strongyloides papillosus, un oxiuro que se encuentra principalmente en el ganado.

El estudio supone la primera vez que estas especies han sido identificadas como susceptibles de infectar a los humanos, lo que sugiere que son candidatas para vigilancia y estudios adicionales.

LAS MASCOTAS PUEDEN ESTAR EXPUESTAS A GUSANOS PARÁSITOS Y TRAERLOS A CASA

Es relativamente fácil que los perros y gatos se infecten con gusanos parásitos, especialmente si se les permite deambular durante el día.

"Nuestras mascotas pueden infectarse con helmintos sin que nos demos cuenta", asegura Majewska. "Los perros y gatos, en particular los que deambulan libremente por el exterior, entran en contacto directa o indirectamente con animales salvajes, sus excrementos y otras fuentes de helmintos".

Los peces también albergan una variedad de gusanos parásitos. Las personas pueden infectarse fácilmente al comer pescado crudo, poco cocido o mal preparado. El gusano redondo que causa la enfermedad del gusano del arenque, por ejemplo, infecta a miles de personas cada año, principalmente en áreas donde es común comer pescado crudo, como Japón y partes de Europa.

“Las infecciones por gusanos parásitos humanos tienen orígenes antiguos, y siempre estaremos asociados con ellos”, apunta el autor principal John Drake, profesor de investigación distinguido de ecología y director del CEID. "Sin embargo, debido al cambio climático y al aumento de la demanda de proteína animal, esperamos plenamente que las infecciones por gusanos parásitos humanos sigan aumentando. Se necesita más investigación para comprender cómo se puede controlar la propagación del gusano parásito a los seres humanos", concluye.

VOLVER ARRIBA