MARTES, 26 de mayo 2020, actualizado a las 19:51

MAR, 26/5/2020 | 19:51

MASCOTAS

Los gatos también pueden sufrir problemas por separación

El 13,5% de los gatos analizados sufre problemas al separarse de sus propietarios, al estilo de la ansiedad por separación de los perros, entre los que se encuentran agresividad, depresión apática o exceso de vocalización, entre otros

Los gatos también pueden sufrir problemas por separación

Los gatos también pueden sufrir problemas por separación

El 13,5% de los gatos analizados sufre problemas al separarse de sus propietarios, al estilo de la ansiedad por separación de los perros, entre los que se encuentran agresividad, depresión apática o exceso de vocalización, entre otros

Redacción - 16-04-2020 - 14:32 H

Aunque se han realizado muchos estudios sobre ansiedad por separación en perros —surgida cuando se separan de sus propietarios—, se han investigado poco los posibles problemas relacionados con la separación en los gatos. En este sentido, a pesar de la creencia común de que los gatos son felices al pasar solos largos períodos de tiempo, estudios recientes sugieren que los gatos domésticos son sociales y desarrollan vínculos con sus titulares.

A este respecto, el actual confinamiento impuesto por el estado de alarma por motivo del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de Covid-19, puede potenciar la ansiedad por separación en el futuro. Es decir, los animales se han acostumbrado a que sus propietarios estén más tiempo con ellos y esta situación cambiará cuando vuelvan a la rutina habitual.

Ahora, la primera encuesta realizada para identificar posibles problemas relacionados con la separación en gatos ha determinado que el 13,5% de los animales muestreados presentaron problemas potenciales durante la ausencia de su propietario, según un reciente estudio publicado en PLOS ONE, cuya autora principal es Daiana de Souza Machado de la Universidade Federal de Juiz de Fora, Brasil.

Para evaluar los problemas relacionados con la separación en los gatos, Souza Machado y el resto de investigadores desarrollaron un cuestionario enfocado a los propietarios de estos félidos.

Basado en encuestas en estudios similares con perros, el cuestionario solicitó a los propietarios que proporcionaran información básica sobre cada gato; señalaran si su gato mostró ciertos comportamientos cuando el titular estaba ausente; y se describieran a sí mismos y sus interacciones con los gatos, así como el entorno del gato.

En concreto, el cuestionario se entregó a 130 dueños de gatos adultos que viven en la ciudad de Juiz de Fora en Minas Gerais, Brasil, con un total de 223 cuestionarios completos (uno por gato).

Después de evaluar y clasificar las respuestas para cada categoría, los autores analizaron estadísticamente sus resultados. Los datos mostraron que el 13,5% de los gatos de la muestra (30 de 223) cumplieron al menos uno de los criterios de problemas relacionados con la separación, siendo el comportamiento destructivo el reportado con mayor frecuencia (presente en 20 de los 30 gatos).

Los otros comportamientos o estados mentales identificados fueron: vocalización excesiva (19 de 30 gatos), micción inapropiada (18 gatos), depresión-apatía (16 gatos), agresividad (11 gatos), agitación o ansiedad (11 gatos) y defecación inapropiada (7 gatos).

Los datos también mostraron que estos gatos vivían en hogares sin presencia femenina, hogares con propietarios de 18 a 35 años y/o con al menos dos mujeres, así como en casas donde no tenían acceso a juguetes y/o en las que no había otro animal.

Este cuestionario aún requiere una validación adicional basada en la observación directa del comportamiento del gato. También está limitado por la dependencia de que los propietarios puedan interpretar e informar con precisión las acciones de sus gatos en su ausencia (por ejemplo, rascar las superficies es normal en los gatos, aunque algunos propietarios pueden considerarlo destructivo).

Aunque hay más trabajo por hacer para dilucidar la relación entre los humanos y los gatos domésticos, este cuestionario puede actuar como un punto de partida para futuras investigaciones, además de indicar ciertos factores ambientales (como los juguetes) que podrían ayudar a los gatos con ansiedad por separación.

"El cuestionario identificó que alrededor del 13% de los gatos pueden tener signos consistentes con problema por separación (SPR) de acuerdo con los informes de sus propietarios, y por lo tanto, podría ser una herramienta prometedora para futuras investigaciones que investigan SRP en gatos", determinan los autores.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.