JUEVES, 22 de febrero 2024

JUE, 22/2/2024

MASCOTAS

Un estudio ayuda a diferenciar comportamientos agresivos y de juego en los gatos

Un equipo de investigadores sugiere que los gatos pueden involucrarse en una mezcla de comportamientos de juego y agresivos, que podrían convertirse en una pelea si el propietario no los controla

Los gatos pueden involucrarse en una mezcla de comportamientos de juego y agresivos, que podrían convertirse en una pelea si el propietario no los controla.
Los gatos pueden involucrarse en una mezcla de comportamientos de juego y agresivos, que podrían convertirse en una pelea si el propietario no los controla.

Un estudio ayuda a diferenciar comportamientos agresivos y de juego en los gatos

Un equipo de investigadores sugiere que los gatos pueden involucrarse en una mezcla de comportamientos de juego y agresivos, que podrían convertirse en una pelea si el propietario no los controla

Redacción - 26-01-2023 - 17:00 H - min.

Un grupo de investigadores ha clasificado el comportamiento de las interacciones de los gatos en grupos lúdicos, agresivos e intermedios para ayudar a los propietarios a distinguir entre el juego y las peleas genuinas.

El estudio, publicado en Scientific Reports, sugiere que los gatos pueden involucrarse en una mezcla de comportamientos de juego y agresivos, que podrían convertirse en una pelea si el propietario no los controla.

La investigadora Noema Gajdoš-Kmecová y su equipo evaluaron 105 videos obtenidos de YouTube y directamente de los titulares, sumando las interacciones de un total de 210 gatos. Con base en las observaciones iniciales de los animales, los autores definieron seis categorías de comportamiento observables, que incluyen luchapersecución y vocalización, que luego usaron para evaluar a los gatos restantes.

Los gatos se agruparon según la frecuencia y la duración de los comportamientos. Por separado, 4 de los autores revisaron los mismos videos y propusieron tres grupos para definir las interacciones entre gatos: "de juego" (interacciones amistosas); "agonístico" (interacciones agresivas); o una tercera categoría, "intermedia" (una mezcla de comportamiento lúdico y agresivo).

Más de la mitad de los gatos (56,2%) fueron descritos por los autores como con actitud de juego en su interacción, el 28,6% fueron etiquetados como agonistas y el 15,2% se consideraron como intermedios.

Al comparar los grupos de comportamiento de gatos con los tres grupos de interacción definidos por los autores, encontraron que el comportamiento de lucha entre gatos estaba más estrechamente asociado con el grupo con actitud de juego, mientras que la vocalización y la persecución estaban asociadas con el grupo agonista.

El grupo intermedio, aunque se observó que tenía características de ambos, estaba más relacionado con el grupo lúdico que con el grupo agonista. El grupo intermedio mostró intercambios prolongados de comportamientos, como acostarse boca arriba, abalanzarse, acechar o acercarse y acicalarse unos a otros.

Los autores sugieren que esta combinación de comportamientos de juego y agresivos puede reflejar un desacuerdo a corto plazo en el comportamiento social entre los gatos, en lugar de una ruptura en la relación. En este sentido, sugieren que identificar la tensión potencial entre los gatos puede ayudar a los propietarios a manejar la relación para evitar la escalada y la necesidad de separación.

VOLVER ARRIBA