LUNES, 17 de junio 2024

LUN, 17/6/2024

MASCOTAS

Un estudio advierte del peligro zoonósico de los perros y gatos que salen al exterior

Una revisión científica ha analizado los parásitos zoonósicos asociados a la depredación de perros y gatos e insiste en la importancia de crear conciencia sobre desparasitar a los animales de compañía

La depredación por parte de las mascotas supone un riesgo potencial para la salud humana.
La depredación por parte de las mascotas supone un riesgo potencial para la salud humana.

Un estudio advierte del peligro zoonósico de los perros y gatos que salen al exterior

Una revisión científica ha analizado los parásitos zoonósicos asociados a la depredación de perros y gatos e insiste en la importancia de crear conciencia sobre desparasitar a los animales de compañía

Jorge Jiménez - 06-02-2023 - 10:10 H - min.

Uno de los comportamientos más comunes de los gatos que tienen acceso al exterior es traer “regalos” cazados a sus propietarios, como pequeños mamíferos, reptiles y aves.

El acceso al aire libre de perros y gatos puede representar un asunto problemático, debido a factores como enfermedades, accidentes de tráfico e ingesta de toxinas. Sin embargo, el impacto de perros y gatos que depredan a la vida silvestre es otro tema preocupante que tiende a recibir menos atención por parte de los tutores.

Un nuevo estudio ha tratado de analizar los parásitos zoonósicos asociados a la depredación de perros y gatos. Los autores de la revisión señalan que, a pesar del riesgo que supone dejar a los animales sueltos, la mayoría de los propietarios prefieren dar acceso al aire libre a sus mascotas para que puedan expresar sus “instintos naturales”, como la caza.

Por lo tanto, con una población creciente de 470 millones de perros y 373 millones de gatos en todo el mundo, para los investigadores, la depredación no solo representa una amenaza para la vida silvestre, sino también una puerta de transmisión de enfermedades parasitarias, algunas de ellas de interés zoonósico.

En el estudio, los investigadores abordan el papel que juegan los perros, y especialmente los gatos, en la perpetuación del ciclo de vida biológico de los parásitos zoonósicos a través de la depredación de roedores, reptiles y aves.

“Los perros y gatos salvajes y domésticos han contribuido al colapso o extinción de la población de más de 63 especies de reptiles, mamíferos y aves. Aunque el impacto ecológico de la depredación sobre las poblaciones silvestres está bien documentado, el riesgo zoonósico de transmisión de enfermedades parasitarias no ha recibido una atención significativa”, explican los investigadores.

Asimismo, añaden que las enfermedades parasitarias asociadas a la depredación varían desde agentes protozoarios, como la toxoplasmosis, hasta cestodos como la esparganosis e incluso nematodos como la toxocariasis.

En su estudio, los investigadores clasifican en tres categorías los perros y gatos en función de su contacto con humanos y cuidados sanitarios (de compañíacallejeros y asilvestrados) lo que conlleva, en consecuencia, diferente nivel de riesgo de depredación de posibles huéspedes intermedios de parásitos.

“Aunque los animales de compañía están más en contacto con los humanos y menos con los huéspedes intermediarios, esta categoría representa la principal fuente de transmisión zoonósica de parásitos a través de la infección fecal-oral, contaminación ambiental y contacto de los titulares con presas cazadas”, advierten en el estudio.

POTENCIALES RIESGOS ZOONÓSICOS PARA LA SALUD HUMANA

Hasta la fecha, las estrategias de control de las poblaciones de perros y gatos se han basado en la esterilización masiva y la recogida de animales callejeros, dado que la eutanasia y la eliminación se consideran poco éticas. “Existe una alta permisividad, principalmente en las culturas occidentales, hacia el estilo de vida al aire libre de perros y gatos, lo que perpetúa la transmisión trófica de parásitos zoonósicos”, destacan.

“La depredación, por lo tanto, representa un riesgo potencial para la salud humana que debe ser abordado por las partes interesadas y los funcionarios de salud pública en diferentes niveles (es decir, municipios, regiones, países)”, subrayan los investigadores.

También, en el estudio se llama a la tenencia consciente y responsable de animales de compañía, para lo que proponen la educación de los propietarios y la comunidad, incidiendo en los protocolos adecuados de desparasitación, el conocimiento de los parásitos zoonósicos, la disminución del acceso al exterior, ofreciendo ambientes interiores enriquecidos, y la recolección y eliminación higiénica de heces.

“Es importante que los veterinarios aboguen por una desparasitación regular y periódica de todas las categorías de perros y gatos para reducir o eliminar la carga parasitaria y, finalmente, reducir la contaminación ambiental”, indican y remarcan la necesidad de la concienciación sobre el potencial zoonósico de los parásitos de perros y gatos asociados a la depredación, no solo de los propietarios y veterinarios sino también de los médicos.

Una reflexión que está en línea con una de las conclusiones que se destacaron en el debate de Animal’s Health titulado ‘La importancia de la desparasitación de los gatos en la salud de las personas’, en el que Paz Martínez, directora de Marketing de Animales de Compañía de Vetoquinolseñaló la importancia de que los médicos recuerden a sus pacientes lo relevante que es desparasitar a las mascotas.

Por último, en el estudio insisten en que “crear conciencia entre los propietarios de mascotas, los responsables políticos y los científicos sobre la necesidad urgente de reducir la depredación de huéspedes intermediarios o paraténicos por parte de gatos y perros y el riesgo de infección zoonósica de parásitos es, en última instancia, el primer paso para crear una sociedad más consciente”.

VOLVER ARRIBA