SÁBADO, 1 de octubre 2022, actualizado a las 9:58

SÁB, 1/10/2022 | 9:58

MASCOTAS

Estudian la microbiota de las vías respiratorias de gatos con asma

Un grupo de investigadores ha documentado que la composición de la microbiota de los gatos con asma era muy distinta a la de los gatos sanos

Al igual que los humanos, los gatos domésticos pueden sufrir asma.
Al igual que los humanos, los gatos domésticos pueden sufrir asma.

Estudian la microbiota de las vías respiratorias de gatos con asma

Un grupo de investigadores ha documentado que la composición de la microbiota de los gatos con asma era muy distinta a la de los gatos sanos

Redacción - 20-09-2022 - 14:42 H - min.

Las alteraciones de la microbiota de las vías respiratorias se han asociado con el desarrollo y la progresión del asma, así como con la gravedad de la enfermedad. Al igual que los humanos, los gatos domésticos pueden sufrir asma, y representan un modelo animal para el asma alérgica, ya que desarrollan espontáneamente una enfermedad similar al asma infantil atópica.

Por ello, un grupo de investigadores ha llevado a cabo un estudio con el objetivo de describir la microbiota de las vías respiratorias inferiores de los gatos domésticos asmáticos y compararla con gatos sanos para documentar la disbiosis (alteración en la composición) que ocurre con la inflamación de las vías respiratorias.

“Presumimos que los gatos asmáticos tendrían disbiosis de las vías respiratorias inferiores caracterizada por una disminución en la riqueza, diversidad y alteraciones en la composición de la comunidad microbiana”, sostienen.

Finalmente, en el estudio consiguieron confirmar esta hipótesis, y documentaron una diferencia significativa en la composición de la microbiota de las vías respiratorias entre los gatos domésticos con asma espontánea y los gatos de investigación sanos, al igual que sucede en pacientes humanos.

Filobacterium y Acinetobacter spp. se identificaron como los taxones predominantes en gatos asmáticos sin infección documentada según un cultivo estándar, por lo que los autores consideran que podrían representar patobiontes (microorganismos benignos que pueden causar patologías en entornos de disbiosis).

Asimismo, descubrieron que Mycoplasma felis, un patógeno conocido de las vías respiratorias inferiores de los gatos, estaba presente en el 35 % de los gatos asmáticos, pero no en el caso de los felinos que se mostraban sanos.

“Este estudio demuestra la disbiosis de la microbiota de las vías respiratorias inferiores en gatos domésticos con asma espontánea y representa el primer paso en la exploración del papel que pueden desempeñar algunos taxones en la fisiopatología del asma felina”, defienden los autores.

Y es que, consideran que la comprensión de los efectos precisos de la microbiota de las vías respiratorias inferiores sobre la salud pulmonar y los mecanismos por los cuales puede influir o regular el sistema inmunitario es limitada.

Seguir avanzando en su estudio, podría permitir el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas o de manejo en gatos asmáticos que pueden servir como un buen modelo animal para el asma tipo 2 en humanos.

COMPROMISO POR LA FORMACIÓN EN MEDICINA FELINA

La medicina felina es un área que cada vez despierta más interés entre los veterinarios y el sector, consciente de esta tendencia, trabaja por mejorar la formación de los profesionales. Un claro ejemplo es el Congreso Online de Medicina Felina de Fatro, que va ya por su segunda edición y se celebrará del 24 al 28 de octubre.

Este año, precisamente, el tema elegido son las enfermedades respiratorias. De la mano de expertos en parasitología, cardiología, medicina interna, diagnóstico por imagen y anestesia y analgesia, se abordarán todo tipo de temas para mejorar el tratamiento de estas patologías.

En la misma línea, Centauro ha preparado un congreso centrado en la medicina felina, de forma presencial, que se celebrará en Bilbao este 22 de septiembre. En este caso, se analizarán ámbitos como el linfoma, la urolitiasis e infección urinaria o las infecciones urinarias en endocrinología felina.

VOLVER ARRIBA