SÁBADO, 30 de mayo 2020, actualizado a las 4:30

SÁB, 30/5/2020 | 4:30

MASCOTAS

Esterilizar gatas y perras causa más complicaciones que la castración

La última auditoria veterinaria sobre esterilización y castración ha desvelado que el 25% de las esterilizaciones en perras ha presentado algún tipo de complicación, incluida la muerte del animal

Esterilizar gatas y perras causa más complicaciones que la castración

Esterilizar gatas y perras causa más complicaciones que la castración

La última auditoria veterinaria sobre esterilización y castración ha desvelado que el 25% de las esterilizaciones en perras ha presentado algún tipo de complicación, incluida la muerte del animal

Redacción - 17-02-2020 - 17:45 H

El Royal College of Veterinary Surgeon (RCVS) ha publicado los resultados de su Auditoría Nacional sobre la Esterilización de Pequeños Animales (NASAN por sus siglas en inglés). Un estudio de grandes proporciones en el que se han analizado los datos de cerca de 40.000 casos veterinarios.

La auditoría veterinaria ha incluido por primera vez a los conejos y, según han señalado desde el RCVS, las cifras de referencia para esterilizaciones (extracción de los ovarios) y castraciones (extirpación de testículos) en perros y gatos son similares a las de la anterior auditoría, lo que indica que no ha habido un empeoramiento, ni una mejoría, en la calidad del tratamiento de las operaciones y clínicas incluidas en el estudio.

En cuanto al caso de los conejos, por el momento, al ser la primera vez que se realiza en esta especie animal, el tamaño de la muestra es tan pequeño que limita las conclusiones.

Los datos indican que más del 15% de los animales sufrieron complicaciones relacionadas con la operación y, de estos, la mitad necesitaron un tratamiento veterinario o una intervención quirúrgica. Eso sí, el 75% no registró ninguna complicación.

En cuanto a perras y gatas, la auditoria veterinaria ha develado que los esterilizadas sufrieron una mayor cantidad de complicaciones que los perros castrados. Sin embargo, esta tendencia difiere de los datos relativos a los conejos, en los que se invierten los polos.

Asimismo, en las esterilizaciones de los perras, al menos el 25% de las intervenciones registró alguna complicación (incluida la muerte). En cambio, tanto las gatas esterilizadas como los gatos castrados sufrieron menos complicaciones que los canes. Concretamente, más del 95% de los gatos castrados no sufrió ninguna complicación.

Por último, 35 animales murieron como resultado del procedimiento quirúrgico, incluido un conejo. No obstante, cabe recordar que la auditoría se basó en cerca de 40.000 casos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.