MARTES, 20 de febrero 2024

MAR, 20/2/2024

MASCOTAS

Establecen criterios de diagnóstico en tumores cerebrales en perros

Un equipo de investigadores ha llegado a un consenso para establecer criterios de diagnóstico más estandarizados para perros con glioma, un tipo de tumor del cerebro y la medula espinal

El cáncer es una enfermedad común en los perros.
El cáncer es una enfermedad común en los perros.

Establecen criterios de diagnóstico en tumores cerebrales en perros

Un equipo de investigadores ha llegado a un consenso para establecer criterios de diagnóstico más estandarizados para perros con glioma, un tipo de tumor del cerebro y la medula espinal

Redacción - 16-08-2022 - 09:10 H - min.

Un equipo dirigido por investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha transmitido que que el uso de criterios recientemente publicados para el diagnóstico del glioma canino ha permitido alcanzar un fuerte consenso de diagnóstico entre los patólogos.

Los hallazgos no solo allanan el camino hacia unos criterios de diagnóstico más estandarizados para los perros con tumores cerebrales, sino que también crean una base útil para apoyar estudios interinstitucionales más amplios que podrían ayudar a los perros y a los humanos con este tipo de tumores (glioma).

Los perros no contaban con un conjunto similar de normas hasta 2018, cuando el Consorcio Comparativo de Tumores Cerebrales (CBTC) creó un conjunto de criterios de diagnóstico destinados a ayudar a los patólogos veterinarios a lograr un consenso de diagnóstico.

"El sistema de criterios diagnósticos del CBTC podría ser muy útil no solo en el diagnóstico clínico de los pacientes caninos, sino también para permitir la colaboración en la investigación interinstitucional, ya que permite que todos hablen el mismo idioma, diagnósticamente hablando", explica Gregory Krane, coautor del artículo, patólogo veterinario que actualmente trabaja en Moderna y ex estudiante de doctorado en la Universidad Estatal de Carolina del Norte. "Para ello, queríamos realizar una evaluación del sistema en el mundo real", añade.

Krane obtuvo 85 muestras de glioma tomadas de perros examinados en su universidad entre 2006 y 2018. Cinco patólogos —un médico neuropatólogo y dos neuropatólogos y patólogos veterinarios— examinaron por separado las muestras utilizando las directrices del CBTC.

Hay tres tipos de glioma canino: oligodendroglioma, astrocitoma y glioma indefinido. Cada uno de estos subtipos puede clasificarse a su vez como de bajo o alto grado en función de ciertas características microscópicas. Los patólogos utilizaron tanto la microscopía como la inmunohistoquímica para analizar las muestras.

El consenso se definió cuando tres o más de los cinco patólogos estaban de acuerdo con el subtipo y el grado del tumor. Así, señalan que se logró un diagnóstico de consenso en 71 de los 85 casos (84%).

Keith Shockley, coautor del estudio y bioestadístico del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental (NIEHS), ayudó a realizar un análisis estadístico avanzado de los diagnósticos para obtener una estadística kappa, que estima el grado de acuerdo de los distintos calificadores más allá de lo que podría predecir el azar.

La estadística kappa se utiliza habitualmente en estudios con humanos para cuantificar el consenso en el diagnóstico, sobre todo en los campos de la patología y la radiología. Los niveles de acuerdo para el estadístico kappa se definen como pobre, ligero, regular, moderado, sustancial, casi perfecto y perfecto. La estadística kappa para los criterios del CBTC señalan que los niveles de acuerdo fueron moderados, algo similar a la mayoría de los estudios sobre gliomas humanos.

"Estos resultados demuestran que el sistema CBTC es similarmente fiable a los utilizados en los estudios con humanos", afirma Krane. "Es de esperar que esto respalde los estudios multiinstitucionales con un gran número de casos, de modo que podamos empezar a aprovechar nuestros datos para ayudar a avanzar en las opciones de diagnóstico y tratamiento de los pacientes de glioma tanto caninos como humanos", afirma.

El estudio, apunta, también muestra que, incluso con criterios de diagnóstico detallados, el consenso de los patólogos no suele ser del 100%. "En el ámbito clínico, los profesionales deberían sentirse cómodos hablando con su patólogo si el diagnóstico no es compatible con el resto del cuadro clínico, y en el ámbito de la investigación, los investigadores pueden reforzar sus estudios incorporando grupos de patólogos a la revisión del diagnóstico", concluye.

 

VOLVER ARRIBA