JUEVES, 22 de agosto 2019, actualizado a las 19:48

JUE, 22/8/2019 | 19:48

MASCOTAS

El ruido de las tormentas puede afectar a la salud de los perros

Los expertos advierten de que los perros llegan a somatizar el estruendo de los truenos con miedo y cuadro de múltiples síntomas físicos

GALERIA

El ruido de las tormentas puede afectar a la salud de los perros

Los expertos advierten de que los perros llegan a somatizar el estruendo de los truenos con miedo y cuadro de múltiples síntomas físicos

Javier López Villajos - 28-05-2018 - 14:00 H

Los profesionales coinciden que, de entre todos los miedos que pueden experimentar los perros, son los estruendos, como aquellos provocados por los truenos, los que más afectan a estos animales. Si bien los expertos del Centro Veterinario Afán de Ribera (Sevilla) apuntan que esta fobia es un diagnóstico etológico común en los perros, este ruido puede llegar a causar al animal un miedo que le bloquea y “ciega”, haciendo que desee escaparse a toda costa, además de afectar a diferentes aspectos de su organismo como la alteración de su ritmo cardíaco con la presencia de taquicardias, el descontrol de la gestión de sus emociones con ladridos y aullidos, además de la muestra de una comportamiento anormal basado en el deseo de romper cosas, entre otros ejemplos.

El origen de esa fobia, según los expertos, puede estar influido por un componente genético que predisponga al animal a tener este tipo de reacción, además de haber experimentado situaciones traumáticas relacionadas con este temporal o bien, todo lo contrario, la falta de costumbre en este tipo de situaciones.

Los expertos detallan que, dada la susceptibilidad que experimentan los perros ante los estímulos que provocan la lluvia, los truenos, los relámpagos y el viento que provocan las tormentas, el animal experimenta un cuadro de ansiedad que puede somatizar con nerviosismo, respiración agitada, dilatación de las pupilas, exceso de salivación, incontinencia, inapetencia, molestias gastrointestinales con vómitos y diarrea, y dermatitis, entre otros síntomas.

Dependiendo del perro, el grado de alteración puede ser mayor o menor, explican los profesionales. En algunos casos sólo les provoca una ligera ansiedad que muestran con deambulación y en otros llega a generarles un estado de bloqueo y estrés que puede durar horas, incluso si la tormenta ya ha pasado.

FORMA DE CALMARLOS

De experimentar un caso grave de ansiedad, los profesionales aconsejan no regañar bajo ningún concepto al animal puesto que éste no maneja su reacción a voluntad y puede agravar su estado de estrés. Por el contrario, recomiendan acariciarlo suavemente e incluso distraerlo con algún juguete.

De esta forma, los etólogos creen que el perro puede asociar el ruido de los truenos con un momento de esparcimiento, si bien hay diferentes técnicas cuya efectividad varía según el caso que presente el animal, como por ejemplo habilitar una zona segura donde el perro se sienta resguardado y a salvo o bien, exponerle de forma paulatina al estímulo de las tormentas para desensibilizarle, aunque esta última técnica requiere de más tiempo y paciencia.

En cualquier caso y de persistir el problema, los expertos recomiendan ir a un especialista para que valoren la aplicación de otra clase de terapias.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.