MIÉRCOLES, 24 de octubre 2018, actualizado a las 5:00

MIÉ, 24/10/2018 | 5:00

MADRID

MASCOTAS

El rascado en los perros, un posible efecto de una alergia alimentaria

Los expertos señalan que las alteraciones cutáneas de los perros también pueden deberse a una reacción alérgica a la dieta que siguen, siendo importante comprobar que no se trata de una intolerancia alimentaria, puesto que el tratamiento para cada caso es diferente

GALERIA

El rascado en los perros, un posible efecto de una alergia alimentaria

Los expertos señalan que las alteraciones cutáneas de los perros también pueden deberse a una reacción alérgica a la dieta que siguen, siendo importante comprobar que no se trata de una intolerancia alimentaria, puesto que el tratamiento para cada caso es diferente

Javier López Villajos - 11-10-2018 - 12:10 H

Los profesionales de la clínica veterinaria La Asunción explican que si bien el rascado en los perros puede deberse a múltiples factores como la presencia de pulgas o el contacto con ácaros del ambiente que pueden causar afecciones como la sarna, otra de las posibles causas son las reacciones alérgicas a determinados alimentos, que suponen el 15% de las alergias que se dan en pequeños animales y que presentan alteraciones cutáneas similares a otros casos, de ahí la importancia de poder detectar el origen que motiva dicho picor.

Los expertos detallan que una alergia alimentaria es una respuesta hipersensible de tipo inmunitario a la ingesta de algún componente de la dieta que produce una reacción “anormal”, siendo habitualmente un problema derivado de las proteínas que proceden de cereales como el arroz o el trigo o de las proteínas animales procedentes de la carne de vaca o pollo. Este ingrediente se convierte en un alérgeno que es detectado por el organismo del animal como un “agente extraño”, por lo que éste genera anticuerpos para combatirlo.

SINTOMATOLOGÍA

El animal manifiesta este rechazo como un problema dermatológico que produce un intenso picor junto con, en casos puntuales, síntomas gastrointestinales que derivan en vómitos y diarrea. Con todo, los profesionales indican que no existe una predisposición a sufrir esta reacción en función de raza o edad.

La gravedad que presenta este tipo de alergias es que, de no detectarse a tiempo, pueden hacer que el animal se autolesione al intentar satisfacer la necesidad de rascado que produce esta reacción alérgica, causándole la pérdida de pelo además de heridas de carácter grave con la correspondiente inflamación y posibles infecciones secundarias.

DIFERENCIAR DE LA INTOLERANCIA ALIMENTARIA

Es por ello que los expertos recomiendan consultar a un especialista para determinar si efectivamente se trata de una alergia alimentaria o de una intolerancia alimentaria. En función de cuál sea el oriegn de la reacción alérgica, el profesional administrará el tratamiento específico que suele pasar por un cambio de la dieta.

Mónica Gónzalez Tovar, veterinaria y experta en nutrición animal, señala que tanto las alergias como las intolerancias alimentarias poseen mecanismos distintos y que generan anticuerpos diferentes. Mientras que una alergia alimentaria es una respuesta hipersensible del organismo del perro a determinadas proteínas de su dieta y que se manifiesta a lo largo de dos horas tras la ingesta, la intolerancia alimentaria es una sensibilidad crónica hacia un tipo de alimento que el animal va desarrollando con el tiempo. Ésta última se puede manifestar hasta tres días después de la ingesta y puede detectarse en el estado de la saliva que presenta el perro o incluso en sus heces.

TRATAMIENTO

El cambio de dieta mencionado anteriormente  suele caracterizarse por ofrecer un alimento donde la fuente de proteínas sea degradada mediante un proceso llamado hidrólisis enzimática que da lugar a proteínas de menor tamaño, haciéndolas más digestibles y menos alérgicas.

Y por su parte, los profesionales del Centro Veterinario Medican sugieren utilizar un pienso hipoalergénico que contiene ingredientes como el pescado azul, patata, cordero o manzana, es decir, proteínas y carbohidratos que no suelen aparecer en los piensos habituales y que posiblemente el sistema inmunitario del animal los reconozca como extraños. Por esa razón, indican que es fundamentalque el perro coma exclusivamente este pienso, sin nada de premios, y de forma progresiva. Sólo así se puede descartar la alergia como factor que produce los síntomas de rechazo a la comida que ingiere.

Esta información es meramente orientativa. En Animal's Health le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.