JUEVES, 4 de junio 2020, actualizado a las 22:16

JUE, 4/6/2020 | 22:16

MASCOTAS

El estrés y el sobrepeso favorecen la cistitis en los gatos

Los expertos recomiendan que, para prevenir la cistitis, se debe hidratar de forma regular al gato, además de ofrecerle una dieta basada en productos enlatados húmedos

El estrés y el sobrepeso favorecen la cistitis en los gatos

El estrés y el sobrepeso favorecen la cistitis en los gatos

Los expertos recomiendan que, para prevenir la cistitis, se debe hidratar de forma regular al gato, además de ofrecerle una dieta basada en productos enlatados húmedos

Javier López Villajos - 04-10-2018 - 14:30 H

Las salidas que realizan los gatos fuera del hogar los predispone a entrar en contacto con diferentes factores potencialmente infecciosos como son otros ejemplares callejeros, zonas infectadas por gatos enfermos y el contacto con toda clase de parásitos. Uno de éstos puede ser el causante de la cistitis en gatos, junto con el estrés y el sedentarismo propio de los animales con sobrepeso, provocando una de las enfermedades más comunes de los gatos pero que, de no detectarse a tiempo, puede complicarse alarmantemente.

Los profesionales de la clínica veterinaria “La Huella” explican que la cistitis “se trata de una inflamación en la pared de la vejiga de los gatos” que afecta por igual tanto a machos como a hembras.

FACTORES CONDICIONANTES

Los expertos señalan que hay una serie de factores que predisponen al animal a sufrir esta dolencia. Uno de ellos es el estrés, aunque valoran que es el desencadenante y no la causa que lo provoca. Por otro lado, las alteraciones idiopáticas también pueden influir en la aparición de la cistitis en los gatos. Y tampoco descartan la posibilidad de infección por el contacto de un parásito.

SINTOMATOLOGÍA

De sufrir una cistitis, los signos duran entre 5 y 7 días, teniendo intervalos variables que pueden prolongar la afección durante semanas o meses.

Con todo, los profesionales indican que los gatos con cistitis presentarán “cuadros obstructivos ocasionados por tapones uretrales”, además de la polaquiuria o el aumento de la frecuencia de micción con pequeñas cantidades de orina y la disuria o la micción que requiere esfuerzo.

En definitiva, los expertos apuntan que el gato que padezca cistitis sentirá con más frecuencia la necesidad de orinar, quedándose en el arenero durante más tiempo ya que no termina de completar la evacuación.

TRATAMIENTO PREVENTIVO

Los profesionales recomiendan la observación como la mejor forma de detectar cualquier comportamiento anómalo en el gato.

Seguidamente, aconsejan mantener al animal bien hidratado ya que esto reduce el riesgo de sufrir cistitis, además de proporcionarle comida menos seca, es decir, productos enlatados húmedos.

Y otra de las alternativas es hacer que el gato haga ejercicio ya que el sobrepeso condiciona en alta medida la aparición de la cistitis, además de proporcionarle un ambiente relajado ya que el estrés es un factor que agrava la dolencia.

Esta información es meramente orientativa. En Animal's Health le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.